BLOGS
09/09/2020 10:21 CEST | Actualizado 09/09/2020 10:25 CEST

El PP, ‘Casado’ con el escándalo

¿Por qué el líder del principal partido de la oposición no aprovecha este escándalo para depurar responsabilidades políticas en su partido?

EFE
Pablo Casado, líder del PP.

El PP está batiendo todas las marcas posibles en cuanto a escándalos se refiere. A la financiación ilegal de los casos Gürtel, Púnica, Lezo, etc, se suma ahora el escándalo del uso de las instituciones (incluido su dinero) para espiar, precisamente, a uno de los protagonistas de los escándalos anteriores.

En la llamada ‘Operación Kitchen’, el PP está demostrando que no tiene límites a la hora de confundir lo que es suyo de lo que es de todos y de todas, ni tampoco siente ningún reparo en dañar a las instituciones públicas, si con ello consigue su objetivo. Lamentablemente, este es el principal partido de la derecha en nuestro país, un partido ‘Casado’ con el escándalo, si se me permite el juego de palabras.

El PP está demostrando que no tiene límites a la hora de confundir lo que es suyo de lo que es de todos

Precisamente este debería ser el momento de su líder, Pablo Casado, que llegó a la presidencia de su partido hace dos años con la promesa de regeneración. Pero parece que, una vez más, el líder de la derecha va a defraudar, en este caso a los que creyeron en su palabra.

Después de que la Justicia empezara a señalar directamente a ex altos cargos del Gobierno de Rajoy –incluso sin descartar al propio Rajoy- como responsables de urdir una “operación parapolicial”, Casado ha tardado cuatro días, casi 100 horas, en decir algo sobre este escándalo. Y cuando por fin se ha decidido a romper el silencio, ha sido para explicar que en el momento de los hechos, el que entonces era vicesecretario de Comunicación del PP, era un simple “diputado por Ávila”.

Una importante hipoteca

¿Por qué el líder del principal partido de la oposición no aprovecha este escándalo para depurar responsabilidades políticas en su partido? ¿Por qué no empieza a aplicar el discurso que le llevó a la presidencia del PP? ¿Será porque la realidad es más compleja y la promesa de regeneración fue secundaria a la hora de auparle al liderazgo de la derecha? ¿No será que firmó una importante hipoteca con una persona que hoy está siendo señalada por la Justicia y que, en su momento, le ayudó a ganar el congreso del PP después de perder unas primarias? ¿Pablo Casado es libre a la hora de tomar decisiones, tiene autoridad en el PP?

Pablo Casado no puede aplazar una decisión fundamental para él y su partido

Lo que nos dice la ‘Operación Kitchen’ del PP es muy preocupante. Si la investigación judicial está en lo cierto, estaríamos ante un caso grave de malversación de fondos públicos, lesión de derechos fundamentales y uso fraudulento de las instituciones. Lo que se conoce como una ‘cacicada’, absolutamente incompatible con los mínimos principios democráticos.

Por todo ello, Pablo Casado no puede aplazar una decisión fundamental para él y su partido. O rompe con esa hipoteca y cumple su palabra de regeneración, o tendrá que asumir las consecuencias políticas de lo que supone seguir ‘Casado con el escándalo’.