POLÍTICA
02/01/2020 21:00 CET | Actualizado 02/01/2020 22:44 CET

El PRC de Revilla votará en contra de la investidura de Sánchez y complica las cuentas

Tras haber sido el único 'sí' ajeno al PSOE en la investidura fallida de julio.

EFE
Miguel Ángel Revilla, con Pedro Sánchez en La Moncloa

La Ejecutiva del Partido Regionalista de Cantabria ha decidido por unanimidad dar marcha atrás a su apoyo a Pedro Sánchez y votará en contra del candidato socialista en la investidura de los días 4, 5 y 7 de enero.

La formación que representa el diputado José María Mazón en el Congreso había sido el único apoyo ‘ajeno’ al PSOE en la investidura fallida de este verano, pero el pacto con ERC le ha llevado a cambiar de decisión.

Entre otras “múltiples” razones para esta decisión, desde la formación regionalista ven “inasumible” que no haya ni una sola mención en la Constitución en el contenido del acuerdo.

El propio Mazón ha defendido que el documento “genera una grandísima desconfianza” y ha asegurado que si la investidura sale adelante “será sin nosotros”. “A mí esto me ha defraudado muchísimo porque en las conversaciones previas que he tenido con los representantes del Partido Socialista, yo les preguntaba por este asunto y siempre me dijeron que tuviera total tranquilidad, que no iba a haber ningún tipo de cesión ni duda sobre lo que se podía pactar. Pues bien, esto no solamente no me ha dado ninguna tranquilidad, sino que a todos nos ha parecido que es lo más intranquilo que puede ocurrir para España”, ha subrayado.

Mazón ha aseverado que el PRC siempre ha mantenido que no apoyaría a un Gobierno en el cual “los temas de España” y la unidad estuvieran “en entredicho”. “Esto es la línea roja y condiciona todo lo demás”, ha remarcado, antes de apuntar: “Vamos a ver qué ocurre de aquí a las votaciones, pero en principio el PRC lo tiene muy claro, y no va a apoyar la investidura de Sánchez con los acuerdos firmados con otras fuerzas políticas”.

Esto es la línea roja y condiciona todo lo demásJosé María Mazón (PRC)

El acuerdo entre PSOE y ERC para facilitar la investidura de Pedro Sánchez incluye el compromiso de crear una nueva mesa de negociación paritaria entre el Gobierno español y el Govern catalán para buscar una solución al “conflicto político” en Cataluña que pueda ser validada en una consulta a la ciudadanía catalana.

Esta mesa, que se compondrá con los miembros que cada delegación decida, se pondrá en marcha en el plazo de 15 días desde la formación del Ejecutivo español y “actuará sin más límites que el respeto a los instrumentos y a los principios que rigen el ordenamiento jurídico democrático”, si bien el documento no hace mención expresa alguna a la Constitución española.

Cómo quedan las cuentas... por ahora

Esta variación del partido de Miguel Ángel Revilla supone un nuevo escollo en el camino hacia el nombramiento de Sánchez como presidente. Para la investidura, el actual presidente en funciones cuenta con los apoyos de Unidas Podemos, PNV, Más País-Compromís, Nueva Canarias y Teruel Existe (en total 166 a favor) más la anunciada abstención de ERC, además de la incógnita por despejar de Bildu, BNG, y Coalición Canaria. Por contra, se mantienen en el ‘no’ el resto de las fuerzas (164 escaños).

Así están las cuentas a pocas horas de que comience la sesión este sábado, a las 9:00 de la mañana.

#CuandoElDescansoEsUnSueño