INTERNACIONAL
20/11/2019 19:14 CET | Actualizado 20/11/2019 19:56 CET

El príncipe Andrés anuncia su "retirada de la vida pública" tras el escándalo Epstein

Ha admitido en un comunicado que sus circunstancias personales han supuesto un "importante trastorno" para la familia real británica.

El príncipe Andrés de Inglaterra, hijo de la reina Isabel II, ha anunciado este miércoles que abandona “por ahora” sus “funciones públicas”, tras verse involucrado en un escándalo por sus vínculos con el malogrado empresario estadounidense Jeffrey Epstein, acusado de tráfico sexual de menores, que se suicidó en agosto en la cárcel donde cumplía condena. 

El duque de York, de 59 años, ha admitido en un comunicado que sus circunstancias personales han supuesto un “importante trastorno” para la familia real británica. 

“Continúo lamentando inequívocamente mis erróneos vínculos con Jeffrey Epstein”, ha indicado, que asegura que ha recibido el beneplácito de la soberana británica, de 93 años, para alejarse de la vida pública.

Su amistad con Epstein, que apareció ahorcado en su celda de Nueva York el pasado agosto, ha causado controversia después de que el príncipe haya admitido que se hospedó varias veces en residencias del empresario.

Una mujer estadounidense, Virginia Giuffre, ha asegurado que fue forzada a mantener relaciones sexuales con el príncipe cuando tenía 17 años, algo que Andrés ha negado “categóricamente”.

“Su suicidio (de Epstein) ha dejado muchas preguntas sin responder, particularmente para sus víctimas. Compadezco profundamente a todos los que se han visto afectados y quieren que todo esto termine de alguna forma”, afirma el príncipe en el comunicado.

“Solo puedo esperar que, con el tiempo, sean capaces de reconstruir sus vidas. Por supuesto, estoy dispuesto a colaborar con cualquier autoridad judicial apropiada”, ha recalcado.

Horas antes, la compañía de telecomunicaciones BT había advertido de que podría retirar su apoyo a una organización que ayuda a las empresas a desarrollarse en el mundo digital si el príncipe Andrés sigue como su patrocinador.

BT se sumaba así otras compañías que se planteaban suspender sus vínculos con el duque de York, después de la controvertida entrevista en la que el príncipe habló y justificó su amistad con el magnate estadounidense Jeffrey Epstein, acusado de tráfico sexual de menores.

Esa empresa se ha mostrado a favor de que se le retire al príncipe el patrocinio de iDEA, una organización que ayuda, además de a las empresas, a mejorar las posibilidades de empleo de la gente. “Hemos estado trabajando con la empresa desde su lanzamiento en 2017 y nuestras relaciones han sido con sus directores ejecutivos, no con su patrón, el duque de York”, ha indicado un portavoz de BT.

Andrés ya ha perdido el apoyo del grupo contable KPMG, que ayer informó de que ha decidido no renovar su apoyo al proyecto empresarial del príncipe, llamado Pitch@Palace y destinado a ayudar a empresarios.

En su conversación con la cadena BBC emitida el sábado, el duque de York habló del magnate estadounidense y negó “categóricamente” haber tenido relaciones con una menor asociada al empresario.

Sin embargo, las respuestas del príncipe han dejado numerosos interrogantes sobre su amistad con Epstein y muchos comentaristas cuestionan que el hijo de Isabel II no se acordase de Virginia Giuffre, la mujer estadounidense que le acusa de haber tenido relaciones sexuales con ella cuando tenía 17 años, a pesar de que hay una foto de ambos juntos. 

NUEVOS TIEMPOS