TENDENCIAS
24/01/2019 17:57 CET | Actualizado 25/01/2019 14:33 CET

El príncipe Guillermo confiesa sus problemas psicológicos: "Empecé a tener sentimientos que hasta entonces no había tenido nunca"

El duque de Cambridge explica que si no hubiese buscado ayuda "habría ido cuesta abajo".

YouTube

Si este martes era Kate Middleton la que sorprendía a todo el mundo con su confesión sobre sus problemas con la maternidad, esta vez ha sido el príncipe Guillermo el que se ha animado a seguir sus pasos. Guillermo de Inglaterra se ha sincerado sobre cómo le afectó psicológicamente su trabajo como piloto de ambulancias aéreas. El duque de Cambridge ha reconocido que ha notado las consecuencias recientemente.

"Todavía me resulta muy difícil hablar de ello. Es algo con lo que me emociono mucho, porque está directamente relacionado con mis hijos y es muy duro recordarlo", ha explicado este miércoles en el Foro de Davos en el que se han tratado asuntos de salud mental.

Guillermo de Inglaterra ha detallado que es ahora cuando realmente las historias de las que fue testigo han empezado a afectarle, a raíz de ser padre. De hecho, lo que le hizo tocar el límite fue "la relación entre el trabajo y la vida personal". "Empecé a tener sentimientos que hasta entonces no había tenido nunca. Me sentía triste y deprimido por esa familia en particular", relató, en referencia a un rescate que no salió bien y en el que murió ahogado en el río un chico de 16 años.

El duque de Cambridge explicó que empezó a guardarse las cosas y podría haber optado por "manejarlo solo", pero entonces con el tiempo "el problema se habría manifestado mucho peor": "Si no hubiera tomado la decisión que tomé entonces, habría ido cuesta abajo y habría tenido que preocuparme de mi salud mental mucho más". "Deberíamos hablar de ello y acabar con el estigma", sentenció respecto al miedo de la gente a abrirse: "Por alguna razón a la gente le da vergüenza hablar de sus emociones. Especialmente a los británicos".

ESPACIO ECO