POLÍTICA
23/07/2021 09:00 CEST

El PSOE defiende que "es el momento" de denunciar los acuerdos con la Santa Sede

También plantea la aprobación de una Ley de Libertad de Conciencia, Religiosa y de Convicciones, como pactó con Unidas Podemos en el acuerdo de Gobierno.

El PSOE está preparando su 40º Congreso y siguen adelantándose contenidos de la ponencia en la que tratará de fijar sus prioridades y apuestas para los próximos años. Si ayer se supo que el partido plantea becas para reducir el elitismo de la carrera judicial, hoy la Cadena SER avanza que el texto también defiende que “es el momento” de denunciar los acuerdos con la Santa Sede. que datan de 1953 y fueron actualizados en 1979.

Dicha ponencia sostiene que “es el momento” de actualizar los acuerdos con el Vaticano, “algunos previos a la Constitución”, y plantea hacerlo a través del “diálogo” con la Iglesia católica. La laicidad, indica la SER, pasa a tener un apartado específico en la ponencia, lo que va más allá de las meras alusiones, como ya pasaba en programas electorales previos.

Ahora los socialistas se comprometen, además, a la aprobación de una Ley de Libertad de Conciencia, Religiosa y de Convicciones, en los términos que ya está previsto en el acuerdo del Gobierno de la coalición de PSOE y Unidas Podemos. 

5. NUEVOS DERECHOS Y MEMORIA DEMOCRÁTICA.

5.5.- Aprobaremos una Ley sobre Libertad de Conciencia que garantice la laicidad del Estado y su neutralidad frente a todas las confesiones religiosas.

Ya en la ponencia marco del 39º Congreso la idea estaba ahí, pero “sólo indicada”, planteaba que “la laicidad encuentra una de sus máximas expresiones en el compromiso de denunciar los acuerdos de España con la Santa Sede y de avanzar hacia una nueva ley de libertad religiosa”.

Ahora la ambición es mayor: “Nos comprometemos con la aprobación de una Ley de Libertad de Conciencia, Religiosa y de Convicciones. Una nueva Ley que promueva el desarrollo de las diferentes opciones de ética privada, religiosas, morales o filosóficas de todas las personas”, dice el texto adelantado por la cadena de emisoras. 

Su plan es impulsar “una norma que pivote sobre las libertades individuales y los derechos fundamentales, que garantice la libertad de culto, la neutralidad del Estado, la adecuada separación ética pública-ética privada y el pluralismo religioso y filosófico”. Una “ley del siglo XXI”, como la citan expresamente, que abunda en la vieja e incumplida promesa socialista de revisar los acuerdos con Santa Sede. Ahora, dicen, “es el momento”. 

Añaden que edta revisión, que en términos propios de Derecho Internacional se denomina denuncia, se acometería “en diálogo con la Iglesia”, “buscando el consenso e impulsando desde el Gobierno unos nuevos acuerdos con el Vaticano propios de nuestro tiempo, en el marco de los valores y principios de la democracia constitucional y desde el respeto mutuo y adecuada distinción entre el Estado y la Iglesia, beneficiosa para ambos”.

La ponencia socialista destaca que resulta “coherente” con el marco que establece la nueva Ley esta denuncia.

Los bienes

En el programa de 2019, el PSOE añadía en el l apartado “Calidad democrática y garantía de derechos y libertades de la ciudadanía”, que también quería recuperar los bienes inmatriculados por la Iglesia. “Llevaremos a cabo una revisión de las operaciones que se han basado en el privilegio de inscribir en el Registro de la Propiedad bienes a partir de simples declaraciones de sus propios miembros”, subrayaba.

Y ya el pasado febrero el Consejo de Ministros envió al Congreso un listado con 34.961 inmuebles inmatriculados de la Iglesia entre 1998 y 2015, que abre la vía a posibles reclamaciones sobre la titularidad de los mismos. Fue una iniciativa de la entonces vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo.

El PSOE llevaba reclamando desde hacía años la publicación de ese listado de inmatriculaciones de la Iglesia y el Congreso ya aprobó en 2017 una proposición no de ley en la que se urgía a ello al Gobierno.

Photo gallery Pedro Sánchez, con el papa Francisco See Gallery