El PSOE propone una ley para abolir la prostitución que contempla penas de hasta 4 años de cárcel

Los socialistas registran un texto que comprende prisión para los dueños de los prostíbulos y penas para los 'puteros', según la 'Cadena SER'.
La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, en una imagen de archivo.
La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, en una imagen de archivo.
Rodrigo Jiménez / EFE

El PSOE ha planteado este jueves una proposición de ley que busca perseguir el proxenetismo en todas sus formas y sancionar a los hombres que acudan a la prostitución para poner fin a una de las formas de explotación sexual que sufren miles de mujeres en España.

Según ha adelantado la Cadena SER, el grupo socialista ha registrado un texto que contemplan penas de hasta cuatro años de cárcel para los dueños de prostíbulos. Además de la clausura del local, el PSOE propone penas de prisión de dos a cuatro años para el que con ánimo de lucro destine un inmueble, establecimiento abierto o no al público, o cualquier otro espacio a promover, favorecer o facilitar la prostitución de otra persona aun con su consentimiento.

Asimismo, en su reforma del artículo 187 del Código Penal, incluye también la sanción a los usuarios de la prostitución, una multa de 12 a 24 meses de cárcel.

Lastra confía en lograr el máximo apoyo posible

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha afirmado en rueda de prensa que España no puede seguir mirando hacia otro lado ante esta “grave violación de los derechos humanos”, al tiempo que ha advertido de que si el PSOE tiene que ir solo en esta lucha, lo hará. “No es la primera vez, también pasó cuando llevamos la ley contra la violencia de género al Congreso y hoy es una realidad”, ha subrayado Lastra.

La vicesecretaria general del PSOE ha defendido que luchar contra la peor forma de explotación no puede ser algo secundario y ha acusado al PP de hacer “trilerismo político” y faltar a su palabra al dar marcha atrás y no apoyar la enmienda que el PSOE iba a incorporar a la ley del solo sí es sí encaminada a la abolición de la prostitución y que finalmente retiró para no poner en peligro la norma.

Lastra confía en contar con el mayor apoyo posible de los grupos parlamentarios “más allá de los vetos cruzados que vimos ayer” para sacar adelante una ley que buscar perseguir al proxeneta, la tercería locativa y a los hombres que acuden a la prostitución y proteger a las mujeres, defenderlas y acabar con la explotación sexual a la que están sometidas.