POLÍTICA
30/05/2019 13:24 CEST | Actualizado 30/05/2019 13:59 CEST

El PSOE volvería a ganar las elecciones generales y el PP sería cuarta fuerza, según el CIS

EFE

Ciudadanos y Unidas Podemos superarían al PP si de nuevo se celebraran elecciones generales, según el último barómetro del CIS, que pronostica un notable refuerzo de la victoria que el PSOE obtuvo en los comicios del 28 de abril, al subir casi ocho puntos, desde un 28,7% al 36,5% de apoyos.

El muestreo, elaborado a partir de encuestas realizadas entre el 1 y el 11 de mayo, inmediatamente después de las elecciones del 28 de abril, reduce los apoyos al PP en más de cinco puntos, del 16,7% que logró en estos comicios al 11,4%, así como los de Vox, que perdería la mitad de su respaldo, desde el 10,3 al 5,3%. 

El barómetro arroja también otros datos interesantes como que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha obtenido por vez primera una evaluación superior al aprobado (5,1 puntos) en una encuesta del CIS, en la que el resto de líderes políticos suspenden, al quedar por debajo de los 5 puntos en la evaluación de los ciudadanos.

Tras Sánchez, el secretario general del Podemos, Pablo Iglesias, es el segundo mejor valorado, con una media de 4,2, casi un punto más que en el último barómetro del mes de marzo, en el cual Sánchez había logrado un 4,1, un punto menos que la nota actual.

En tercer puesto sitúan los encuestados al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, al que Iglesias arrebata el segundo puesto de la tabla, aunque mejora un poco su calificación: pasa de una media del 3,7 a 4 puntos.

Alberto Garzón, coordinador general de IU, que había conseguido un 3,6 en marzo sube hasta el 3,9 y pasa a la cuarta posición, seguido del líder del PP, Pablo Casado, que baja del 3,3 a un 3,2.

El peor valorado por los ciudadanos en la encuesta del CIS sigue siendo el presidente de Vox, Santiago Abascal, que se conserva la misma puntuación, un 2,6.

Es la segunda vez en que Abascal entra en esta tabla de puntuación de líderes, y lo hace justo después de que su formación hubiera conseguido el 10,3 por ciento de los votos en las elecciones generales y 24 escaños en el Congreso.