INTERNACIONAL
04/09/2020 11:45 CEST | Actualizado 04/09/2020 14:53 CEST

El Reino Unido deporta a 11 refugiados sirios y Madrid los deja en la calle

Ministerio del Interior británico asegura que no tiene ninguna obligación de supervisar el trato que reciben los buscadores de asilo una vez que son deportados.

Getty Images

Una organización benéfica ha denunciado que un grupo de refugiados sirios han sido abandonados “confusos y angustiados” en las calles de Madrid tras ser deportados por el Reino Unido.

Son 11 personas que habían cruzado el Canal de la Mancha en patera para llegar al Reino Unido, deportadas en un vuelo chárter ayer mismo. Y, según denuncia la organización benéfica SDS, al llegar a Madrid, las autoridades españolas se han lavado las manos.

La Ministra del Interior del Reino Unido, Priti Patel, aplaudió estas deportaciones en Twitter y aseguró que no iban a cesar hasta que el Canal de la Mancha fuera una ruta “inviable” para los inmigrantes ilegales. El Ministerio del Interior británico, por su parte, insiste en que este vuelo de deportación se organizó en estrecha colabolación con las autoridades españolas y que los refugiados sirios fueron trasladados a España por voluntad propia, ya que es ahí donde habían solicitado asilo.

Pero la organización SDS asegura que cuando los refugiados aterrizaron en Madrid no había nadie para recibirlos.

11 refugiados sirios han sido deportados en un vuelo chárter esta mañana (3 de septiembre). Las autoridades españolas dicen que no van a asumir ninguna responsabilidad por ellos y ahora están en las calles.

Tom Kemp, portavoz de la organización, denuncia que los refugiados fueron abandonados “en una calle cerca del aeropuerto” porque nadie había acudido a recibirlos.

“Están muy confusos y angustiados por lo que está sucediendo”.

Kemp señala que los refugiados por fin han sido acogidos por distintas asociaciones benéficas locales.

“Cuando el Ministerio del Interior británico dice que están trasladando a refugiados a sistemas de asilo activos de toda Europa, en realidad los están abandonando en las calles de Madrid. Los Gobiernos del Reino Unido y de la Unión Europea están jugando con la vida de los refugiados y las organizaciones benéficas locales no dan abasto”.

La ministra Priti Patel, tras asegurar en Twitter que estas deportaciones no iban a acabar ahí por mucho que los abogados activistas trataran de frenarlas, recibió una avalancha de críticas por utilizar un lenguaje “divisivo y falaz” para referirse a estos profesionales.

Sus comentarios llegan una semana después de que el Ministerio del Interior británico se viera obligado, tras una oleada de críticas, a dejar de utilizar un vídeo que acusaba a los “abogados activistas” de representar a los inmigrantes ilegales para trastocar el sistema de asilo del país.

Un portavoz británico de Interior ha asegurado que el lugar y el momento del vuelo habían sido “cuidadosamente escogidos de mutuo acuerdo entre el Reino Unido y España”. Y añade: “España realizó las solicitudes formales con antelación y aceptó su responsabilidad de acuerdo con la normativa. Cualquier insinuación de que el Ministerio del Interior ha incumplido sus obligaciones es incorrecta”.

Reino Unido asegura que no tiene ninguna obligación de supervisar el trato que reciben los buscadores de asilo una vez que son deportados a un país de la UE, pero que dichas deportaciones solo se realizan si Interior y los tribunales consideran que son seguras.

 

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Photo gallery 11 realidades de los niños en Siria See Gallery