POLÍTICA
06/06/2019 21:08 CEST | Actualizado 06/06/2019 21:48 CEST

El rey encarga a Pedro Sánchez la formación de Gobierno

El líder de los socialistas debe buscar los apoyos necesarios para lograr la investidura.

El HuffPost

El rey Felipe VI  ha encargado al presidente en funciones Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, la formación de Gobierno. La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, lo ha anunciado en una comparecencia celebrada este jueves pasadas las 21 horas en la Cámara baja. 

“Su majestad el rey, finalizadas las consultas con los representantes de las formaciones políticas, me ha comunicado su decisión de proponer a Pedro Sánchez como candidato a la presidencia del Gobierno”, ha asegurado Batet.

La decisión del rey ha llegado una vez finalizada la ronda de consultas con los dirigentes de los partidos políticos que obtuvieron representación parlamentaria en las elecciones generales del pasado 28 de abril. Un total de 15 líderes han pasado durante los últimos dos días por el palacio de la Zarzuela. Solo dos formaciones independentistas, ERC y EH Bildu, han declinado participar. 

A partir de este momento, Sánchez tiene que abrir un periodo de negociaciones con los representantes de los diferentes partidos políticos que le permita continuar en el Palacio de La Moncloa

En una rueda de prensa posterior, Sánchez ha anunciado que acepta el encargo del rey. 

Mayoría simple en segunda votación

La Constitución establece que el candidato a la investidura debe recibir el voto a favor de la mayoría absoluta en primera votación: 176 votos. En caso de no lograrlo, se realizaría una segunda votación pasadas 48 horas y el candidato a la investidura entonces necesitaría mayoría simple (más síes que noes).

Si esto ocurriera, no sería la primera vez que un presidente del Gobierno es elegido en segunda vuelta. Los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy ya fueron elegidos en segunda votación, en 2008 y 2016, respectivamente. 

El anuncio de Laura Borràs, representante de Junts per Catalunya en la ronda de consultas, de que los tres diputados independentistas que se encuentran en prisión provisional —Jordi Sànchez, Jordi Turrull y Josep Rull— no renunciarán a su acta facilita la elección de Sánchez. Oriol Junqueras, presidente de ERC, sí tiene previsto dejar el acta tras ser elegido eurodiputado en las elecciones europeas del pasado 26 de mayo. 

El líder de los socialistas espera contar con los votos a favor de los diputados del PSOE (123), Unidas Podemos (42), PNV (6), Compromís (1) y Partido Regionalista de Cantabria (1). Estas formaciones suman 173 votos. La decisión que tomen los dos diputados de Coalición Canaria y los dos Navarra Suma (UPN) también pueden ser clave, así como el sentido de voto de los independentistas.  

En el caso de que Sánchez no contara con la mayoría necesaria para ser investido presidente, el rey tendría que realizar una nueva ronda de consultas para elegir a otro candidato a la investidura.  

Si pasados los dos meses desde la primera votación de investidura —sin fecha prevista todavía—, ningún candidato obtuviera la confianza del Congreso se tendrían que convocar de nuevo elecciones generales, como ocurrió tras los comicios de 2015.

Photo gallery Las portadas de la victoria de Sánchez See Gallery

ESPACIO ECO