El rey Juan Carlos vuelve a España: sus dos años de incógnitas y especulaciones en Abu Dabi

El emérito estará en Sanxenxo este fin de semana y el lunes en Madrid con Felipe VI.
Una de las pocas imágenes del emérito en Abu Dabi, en el torneo de tenis en diciembre de 2021.
GIUSEPPE CACACE via AFP via Getty Images
Una de las pocas imágenes del emérito en Abu Dabi, en el torneo de tenis en diciembre de 2021.

3 de agosto de 2020. Con media España de vacaciones, Juan Carlos I comunica a su hijo Felipe VI que ha decidido marcharse del país ante la polémica por “ciertos acontecimientos pasados” para no dañar a la Corona. Esos acontecimientos son las investigaciones por la supuesta corrupción durante sus años de reinado, incluyendo el cobro de comisiones millonarias.

La decisión, según el emérito “meditada”, despierta un polvorín de declaraciones entre la clase política. Desde los que critican la cobardía de Juan Carlos I por “huir”, hasta los que lamentan que tenga que dejar España. Ese mismo 3 de agosto se suceden las especulaciones sobre su destino y se barajan nombres como Estoril, República Dominicana o Abu Dabi.

El 8 de agosto, el diario Nius publica una imagen de la llegada del emérito a la capital de Emiratos, en la que se ve al monarca bajando de un avión privado. Sin embargo, Casa Real no confirma la nueva residencia del rey Juan Carlos hasta el 17 de agosto. Ahora, 21 meses después y sin que haya trascendido demasiado de su vida en Oriente Medio, el emérito vuelve a España.

Después de comunicarle a su hijo en marzo que pretendía volver “con frecuencia” tras del carpetazo a las causas judiciales que tenía abiertas en España, era cuestión de tiempo que el rey reapareciera, y ha elegido las regatas de Sanxenxo (Pontevedra) para su vuelta. Juan Carlos I estará en la localidad gallega de jueves a domingo, y el lunes estará en Madrid, donde se reunirá con Felipe VI en Zarzuela para acto seguido emprender viaje de nuevo hasta Abu Dabi.

En Galicia se hospeda en casa de su amigo Pedro Campos, uno de las personas de su más íntimo círculo de confianza y presidente del Real Club Náutico de Sanxenxo. Ha sido el propio Campos el que lo ha confirmado, además de dar detalles sobre su visita, revelando que estará acompañado de la infanta Elena y que, si lo desea, tiene un asiento adaptado en el Bribón para navegar durante el fin de semana.

21 meses plagados de incógnitas

Mientras en España Felipe y Letizia lidiaban con la crisis de reputación de la monarquía, el rey Juan Carlos pasaba desapercibido en Abu Dabi. Poco se ha sabido de su vida en Emiratos y lo que se ha conocido ha sido con cuentagotas. En un primer momento se alojó en el lujoso hotel Emirates Palace para posteriormente trasladarse a una exclusiva villa en la isla privada de Nurai. Se desconoce de quién es y quién la paga.

Precisamente en el jardín de la mansión, el emérito se dejó fotografiar en febrero de 2021 en una comida con Mohammed bin Zayed al Nahyan, el príncipe heredero del emirato y la persona que ha ejercido de anfitrión de Juan Carlos I desde su llegada. La fotografía se publicó para desmentir los rumores de su mal estado de salud y después de que en enero se captara una imagen del rey en un puerto deportivo apoyándose en dos escoltas con dificultades para caminar. La instantánea, tomada por Viva la vida, era la primera imagen del emérito desde su mudanza a Abu Dabi y despertó todo tipo de especulaciones sobre su estado.

Para encontrar la siguiente fotografía del rey Juan Carlos en Abu Dabi hubo que esperar hasta diciembre, cuando reapareció para ver un partido de Rafa Nadal en el torneo del emirato. Un día después, El Mundo publicó unas imágenes del tenista y el emérito compartiendo mesa, acompañados de Carlos Moyá. El encuentro dio un buen susto al emérito, ya que el deportista informó dos días después de abandonar Abu Dabi que había dado positivo en coronavirus.

Casa Real informó de que don Juan Carlos se había sometido a una PCR y había dado negativo, por lo que se encontraba bien. Dio fe de ello Carlos Herrera, que visitó al rey en enero de 2022 y publicó una imagen con él para contar que su estado de salud era bueno. Según algunos medios, el rey habría pasado el coronavirus en noviembre de 2021, pero no hay ningún tipo de confirmación por parte de Casa Real.

El periodista de COPE ha ejercido en parte de emisario del rey Juan Carlos y ha dejado caer que tenía ganas de volver a España. También ha trascendido gracias a su hermana, la infanta Margarita, que se encuentra bien. Según sus amigos de confianza, el emérito está “como un oso” y durante este tiempo ha hecho varias horas de rehabilitación al día en el gimnasio.

Las visitas de sus hijas y ni rastro de la reina Sofía

Durante estos casi dos años Juan Carlos I no ha estado solo. El emérito ha recibido con regularidad las visitas de sus hijas, especialmente de la infanta Elena, que estará con él todo el fin de semana en Sanxenxo. Muy sonado fue el viaje que las hermanas Borbón hicieron en febrero y que trascendió un mes después, en marzo, porque habían decidido vacunarse allí en lugar de esperar su turno en España.

Ante la indignación de muchos ciudadanos y parte de la clase política, las infantas tuvieron que justificarse a través de un comunicado emitido por la infanta Elena: “Tanto mi hermana como yo hemos acudido a visitar a nuestro padre y con el objeto de tener un pasaporte sanitario que nos permitiera hacerlo regularmente, se nos ofreció la posibilidad de vacunarnos, a lo que accedimos”.

La última visita de las infantas fue hace un mes, en plena Semana Santa, y al contrario que en las otras ocasiones, hay documentos gráfico que lo demuestran. El 15 de abril se publicó la fotografía de Elena y Cristina junto a su padre y sus hijos (excepto Froilán) posando junto al emérito en Abu Dabi.

Quien no se ha pasado por el emirato es la reina Sofía, que estará estos días en Miami aunque sí se verá con el rey Juan Carlos el lunes, tal y como ha informado Zarzuela. En estos 21 meses se ha evidenciado todavía más que los reyes eméritos hacen vidas separadas que ya no disimulan.

Una vuelta pendiente de “explicaciones”

En estos últimos 21 meses, la figura del emérito ha estado muy presente en España. Pedro Sánchez ha repetido en más de una ocasión que debe dar explicaciones por las “informaciones perturbadoras” que se han publicado sobre él, además de tachar sus conductas de “incívicas”.

Su vuelta ha removido de nuevo las aguas políticas y ministras como Nadia Calviño han vuelto pedir “una explicación”. Para el PP el exmonarca está en su derecho de volver a España cuando así lo considere, mientras que desde UP califican de “infame” el viaje a Sanxenxo.

Se espera que el rey participe en un acto público en el Real Club Naútico de la localidad pontevedresa este viernes, después de aterrizar en el aeropuerto de Vigo en la tarde del jueves. Todos los ojos están puestos en él, y particularmente en la reunión que tendrá con Felipe VI el próximo lunes.

Esta primera visita del rey Juan Carlos ha generado una expectación máxima, pero todo apunta a que cada vez serán estos viajes serán menos excepcionales. Este jueves el propio Pedro Campos ha dado por hecho que el emérito se desplazará de nuevo en junio a Sanxenxo para Campeonato del Mundo, algo que ya dejó caer la infanta Elena hace unos días.

1968

La buena vida del rey Juan Carlos