DISNEYLAND PARIS
TENDENCIAS
12/07/2019 07:19 CEST

El Rey León regresa al trono

Disneyland Paris acoge hasta el 20 de septiembre de 2019 dos espectáculos originales basados en la película de Simba y en 'El Libro de la Selva'.

La esperanza de vida de un león va de los 15 a los 20 años. Eso en la vida real y siempre y cuando el animal viva en su hábitat natural. Pero la cosa cambia (la realidad siempre cambia, mejor dicho) cuando se vive en Disney: allí se consigue la eternidad.

El Rey León se estrenó hace ahora 25 años —el 8 de noviembre de 1994 en España— y es, hasta la fecha, la novena película de animación que más ha recaudado de la historia, por delante incluso de Buscando a Nemo, la 42º que más espectadores ha atraído a una sala de cine y el tercer mayor taquillazo de la factoría Disney, sólo por detrás de Frozen y Zootopia. Sos cantidades como para rugir de alegría: El Rey León se ha hecho en taquilla casi mil millones de dólares.

La película de dibujos, cuya nueva versión, hecha con personas de carne y hueso, se estrena el 19 de julio, cumple este año las bodas de plata con los espectadores, 25 años de idilio que tienen su máxima expresión en la celebración que ha organizado este verano Disneyland Paris.

Desde el pasado 30 de junio y hasta el 20 de septiembre sus instalaciones despliegan el espectáculo The Lion King: Rhythms of the Prideland. No es el único: el Rey León compite todos los días con otra obra llena de música, colorido y bailes: The Jungle Book Jive, basada en El Libro de la Selva, otro de los grandes clásicos de la factoría Disney.

DISNEYLAND PARIS
Un momento de la representación de 'The Lion King: Rhythms of the Prideland'.

De la sabana africana a la selva india, la temporada traslada a los visitantes a los entornos, los olores, las danzas, los platos y las esencias que definen ambas películas

El espectáculo más relevante por coste de producción y ambición es The Lion King: Rhythms of the Prideland, una creación teatral original de Disneyland Paris que se celebra a diario en el Teatro Frontierland, el más grande jamás construido en el parque.

El escenario, que simula un tambor gigante, se va hasta los 40 metros de ancho y por sus tablas cantan, bailan y realizan acrobacias hasta 30 artistas. El show reúne en 20 minutos más de dos años de intenso trabajo con el objetivo único de de “hacer algo nunca visto”, subraya el director del montaje, Christophe Leclercq.

“Tuvimos en cuenta que se trataba de presentar una versión corta de la película y fuimos conscientes de que teníamos que trabajar todos para dotar de una visión diferente a la coreografía y a las canciones que se interpretan, ir más allá de los temas que se conoce ya todo el mundo”, agrega.

The Lion King: Rhythms of the Prideland no lo tenía, de partida, sencillo. En la mente de millones de personas está el espectáculo de El Rey León, que se lleva representando años y años en teatros de todo el mundo: Nueva York, Londres, Madrid, Alemania, Japón u Holanda con constantes carteles de localidades agotadas y escasas críticas negativas.

Y, aun así, el show de Disney es una vuelta de tuerca a la historia de Simba, Timón y Pumba. Cantantes, bailarines, acróbatas y tambores dan una vida más vigorosa e intensa a la historia. Sin dejar de lado, en ningún momento, momentos icónicos como las escenas El ciclo de la vida, Voy a ser el Rey León o Hakuna Matata.

DISNEYLAND PARIS
Representación de 'The Jungle Book Jive'.

Datos para tomar conciencia del proyecto: más de 200 personas han trabajado durante dos años y medio para que el espectáculo se haga realidad, un equipo de Disneyland París pasó varias semanas en India para reflejar las esencias del país en el show, se han diseñado más de 400 modelos de vestuarios para la función y el traje de Timón está fabricado con más de 1.200 cuentas de madera. “En la India conocimos la riqueza cultural que luego hemos impregnado en los trajes”, relata Isabelle Antonine, responsable del diseño de la obra.

Al casting, que se realizó en París y Londres, se  presentaron más de cien cantantes, 535 bailarines y cien acróbatas. “Del elenco que sale todos los días a interpretar el espectáculo hay artistas de hasta 12 nacionalidades”, se felicita por su parte Cathy Ematchoua, responsable de la coreografía.

Parte de la clave del espectáculo reside, precisamente, en esa coreografía donde se mezclan estilos y modalidades tan dispares como la danza moderna, el equilibrismo —encoge el corazón contemplar las cabriolas—, jazz o música de pura raíz africana. 

El Libro de la Selva

La otra gran producción de Disneyland Paris este verano es The Jungle Book Jive, un desfile en el corazón del parque, con el castillo como telón de fondo. De la India a África con parada en París: por las calles del recinto 65 artistas reviven El libro de la selva. Baile y música sustentados en los potentes sonidos generados por diez percusionistas procedentes del Rajastán. Es pura diversión espoleada por personajes de Disney ajenos a la propia película.

Y es que el espectáculo cuenta como protagonistas a Baloo y el Rey Louie, e incluye a personajes obligatorios en cualquier montaje Disney como Mickey Mouse. Son invitados especiales al show, pero no meros convidados de piedra: sus bailes acaban contagiando al más parado. Difícil resistirse al ritmo contagioso de hits como Quiero ser como tú o Busca lo más vital.

La fiesta, en fin, no para. Porque El Libro de la Selva pasa de la calles centrales del parque a Adventureland, donde Timón y Pumba enseñan a los visitantes su filosofía vital bailando el Matadance del pequeño suricato amigo del protagonista.

El Festival de El Rey León y La Selva del León va más allá de los espectáculos y llega hasta la experiencia culinaria: helados exóticos de Simba o galletas de garra de León en el restaurante Hakuna Matata ponen el punto de reposo a la experiencia.

Ya quedó dicho. Y cantado:

Hakuna Matata Qué bonito es vivir 

Hakuna Matata Vive y sé feliz 

DISNEYLAND PARIS, EN DATOS:

- Cuenta con 59 atracciones, 63 tiendas y 55 restaurantes.

- Es es el primer destino turístico europeo, con más de 320 millones de visitas desde su apertura en 1992.

- Incluye dos Parques Temáticos, siete hoteles temáticos y una gran variedad de restaurantes, espectáculos y diversión.

- Dispone de siete hoteles temáticos, con una capacidad de 5.800 habitaciones.

- 2.700 habitaciones en hoteles asociados, 2 centros de convenciones y un campo de golf de 27 hoyos.

- El complejo también dispone de una zona de ocio, Disney Village, de 30.000 metros cuadrados que ofrece tiendas, restaurantes, una discoteca, PanoraMagique (un globo aerostático para disfrutar de los paisajes de Disneyland  Paris y alrededores) unos multicines con 15 salas y una sala IMAX.

DISNEYLAND PARIS
El espectáculo 'The Lion King: Rhythms of the Prideland'.
Also on HuffPost
Photo gallery Los personajes clásicos de Disney See Gallery