POLÍTICA
08/06/2020 23:07 CEST | Actualizado 08/06/2020 23:17 CEST

El segundo informe forense del 8-M: faltó autoprotección porque no se alertó del "gran riesgo" de contagio

El documento señala que el haber evitado manifestaciones como la del 8-M habría frenado una “amplia difusión” de la covid-19.

Europa Press News via Getty Images

El segundo informe del médico forense adscrito al Juzgado de instrucción número 51 reprocha a las autoridades que faltó autoprotección de los ciudadanos que asistieron a manifestaciones como la del Día de la Mujer del 8 de marzo porque no se alertó del “gran riesgo” que existía de contagiar el coronavirus.

Así consta en el segundo informe forense firmado por el médico forense Julio Lorenzo Rego, con fecha de 8 de junio y al que ha tenido acceso Europa Press, dentro de la investigación dirigida por la titular del Juzgado de instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, que investiga un posible delito de prevaricación por el que ha imputado al delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco.

El documento señala que el haber evitado manifestaciones como la del 8-M habría frenado una “amplia difusión” de la covid-19, “de igual modo que de haberse advertido a la población sobre el gran riesgo de contagio” habría facilitado que los ciudadanos “adoptaran las medidas higiénicas necesarias para su protección en relación a la gravedad de la enfermedad”.

No se puede saber si alguien se contagió en la manifestación

En el mismo documento se dice que “no es posible saber si una persona que haya asistido a cualquiera de las manifestaciones” antes del estado de alarma decretado el 14 de marzo y que resultara infectado por el Covid-19 “lo haya sido en esas concentraciones masivas de personas o en otro lugar, transporte público, establecimientos públicos, etc.”.

El médico forense ratifica las cuatro conclusiones del informe preliminar, el del 19 de abril, ya que el 28 de febrero desde la Delegación del Gobierno de Madrid “se dispusieron las medidas adecuadas para proteger a las personas que en esa institución trabajan”.

“En cambio”, añade el informe, “no se instó a que quienes comunicaban manifestaciones o concentraciones en la vía pública en el periodo objeto de investigación que dispusieran la evaluación del riesgo sanitario que dichas manifestaciones comportaban, como recomienda la OMS -y además es lógico y natural― desde que se instauró la epidemia”.

NUEVOS TIEMPOS