BLOGS
15/08/2018 10:07 CEST | Actualizado 15/08/2018 12:45 CEST

El talento de Patricia Highsmith para escudriñar en la ambigüedad moral

A PLENO SOL
Fotograma de 'A pleno sol'.

Por Diana M. Horta

En el mundo en el que todos son ángeles y demonios a la vez y no se sabe cuándo es el turno de uno o de otro se movió como nadie Patricia Highsmith (1921-1995). Sus thrillers o historias de crímenes crean una mirada sobre seres humanos donde la ambigüedad moral y ética está a la orden del día y siempre al servicio de los propósitos de sus personajes inquietantes, turbios o perversos. Escribió una veintena de novelas, muchos relatos y algún ensayo. Su debut oficial fue en 1950 con Extraños en un tren, con el que alcanzó el éxito casi inmediato. Una prueba fue que Alfred Hitchcock adaptó la novela al cine. Cinco años después vendría su personaje más famoso: Tom Ripley, que nacería en su novela El talento de Mr. Ripley (1955). Su relación con el cine fue constante tanto por las adaptaciones que hicieron de sus libros como por su participación en guiones o coautorías para cine y televisión.

Al talento de Highsmith dedica esta semana WMagazín su ciclo Escritores de cine de verano. Libros con poco artificio en la prosa pero eficaces al describir la psicología de los personajes y despertar en el lector ciertas simpatías por lo considerado políticamente incorrecto. Tramas como telas de araña que han sido llevadas con gran popularidad al cine por directores muy diferentes, desde el citado Hitchcock hasta Todd Haynes, pasando por Claude Chabrol.

Bienvenidos a una semana con Patricia Highsmith y a su máster sobre las sombras de la conducta humana donde el peligro acechante tiene como cómplice lo perturbador. La autora estadounidense se une a los ciclos con Ian McEwan, Jane Austen, Isak Dinesen y William Faulkner.

'Extraños en un tren', en versión de Alfred Hitchcock (1951)

Llegar y besar el santo. Eso fue para Patricia Highsmith Extraños en un tren. Publicada en 1950 en su primer año se dice que vendió cerca de un millón de ejemplares y Alfred Hitchcock compró los derechos para levarla al cine, lo que impulsó la carrera de la escritora. Extraños en un tren contiene todos los elementos que interesaron a Highsmith: las sombras de la conducta humana a través de una gran descripción de la psicología de los personajes principales, la mirada perversa del ser humano, lo amoral, el bien y el mal visto como un juego, el interés material como ascenso social y un crimen. La novela trata de dos hombres que se conocen en un tren y uno de ellos propone al otro asesinar a la persona que más estropea sus planes de futuro, un doble crimen intercambiado y sin móvil aparente que podría dejarlos impunes y salirse cada uno con su cometido. Uno de ellos cumple, ¿lo hará el otro?

La versión de Hitchcock disparó las ventas de la novela y el prestigio de la autora. La película es un clásico del cine en general y del negro en particular que contó con el guión de Raymond Chandler y fue protagonizada por Farley Granger, Ruth Roman, Robert Walker y Loe G. Carroll. Una novela de gran suspense.

'El talento de Mr. Ripley', adaptada como 'A pleno sol' por René Clément (1960)

Si a Highsmith Extraños en un tren le dio prestigio, en 1955 El talento de Mr. Ripley le dio más popularidad y la posibilidad de crear una serie de cinco novelas protagonizadas por Tom Ripley. En esta primera entrega, la escritora ahonda en la psicología de uno de sus personajes y la facilidad con que el ser humano cree convertir el mal en bien en beneficio propio. Tom es un muchacho ¿normal? a quien un millonario estadounidense contrata para que se haga amigo de su hijo, Dickie, que pasa unas vacaciones en Italia y lo convenza de regresar a casa. Con este hilo la historia se teje alrededor de la psicología del personaje y despierta sus ambiciones sin importar el precio: vivir como nunca antes lo había hecho y una vida amoral. La muerte del hijo del millonario hace que Ripley vista el modelo de la farsa y ambición totales. Una novela policial o negra sin inspector ni comisario donde la muerte y el peligro y la tentación por ambos atrapan.

En 1960 René Clément adaptó la novela con algunas modificaciones, empezando por cambiar las costas italianas por la Costa Azul francesa. Fue el primer gran destello de Alain Delon, como Tom Ripley, y junto a él Maurice Ronet, Marie Laforet y Billy Kearns, también tuvo un papel Romy Schneider, futuro amor de Delon.

'Ese dulce mal', adaptada como 'Dites-lui que je l'aime' por Claude Miller (1977)

La pulsión de la violencia y matar para conseguir lo que se quiere. La obsesión de un hombre por una mujer. Y la maquinaria cerebral de este expuesta en Ese dulce mal donde Highsmith tensa las conexiones entre locura y cordura, sensatez e insensatez, farsa y realidad. Para muchos es una de las mejores novelas de la escritora estadounidense que aquí se despoja aún más de sentimentalismos para hablar del sentimiento más profundo desde la obsesión y el daño.

En 1977 el francés Claude Miller adaptó la novela con el título de Dites-lui que je l'aime (Dile que la amo). Gerard Depardieu y Dominique Laffin están en los papeles estelares. La película fue bien recibida en Francia y obtuvo seis candidaturas a los premios César.

  • Ese dulce mal. Patricia Highsmith. Traducción de José Luis López Muñoz (Anagrama).

'El talento de Mr. Ripley', en versión de Anthony Minghella (1999)

El mundo ambiguo y perturbador creado por Highsmith a través de Tom Ripley sedujo a Anthony Minghella, que, en 1999, dos años después de triunfar en los Oscar con El paciente inglés, recreó las sombras más seductoras de Ripley. Esta versión glamurosa, estética y turbadora tuvo a Matt Damon como Ripley, a Jude Law como Dickie y a Gwyneth Paltrow como la novia de este último. La película fue un éxito de taquilla y obtivo muchas candidatura a premios, entre ellas cinco a los Oscar.

ANAGRAMA

'Las dos caras de enero', en versión de Hossein Amini (2014)

La máscara como múltiple personaldiad, el crimen y la fuga. Patricia Highsmith cuenta la historia de dos hombres y una mujer, cada uno con su inquietante psicología y oscura vida que al interactuar dan como resultado un torbellino de conductas más inclinadas claramente hacia el abismo que en otras de sus novelas. El escenario empieza en Atenas cuando Rydal Keener conoce a Chester MacFarland, un estafador, y a su esposa Colette. Más que aventura y tensión de toda clase.

Hossein Amini adaptó Las dos caras de enero en 2014. La película es protaginizada por Viggo Mortensen, Kirsten Dunst y Oscar Isaac. Una buena ambientación y recreación de los episodios escritos por Highsmith y sus vueltas de tuerca en la trama.

'Carol', adaptada por Todd Haynes (2015)

Publicada en 1952 como El precio de la sal bajo el seudónimo de Claire Morgan, y tres décadas después como Carol y bajo su nombre verdadero, Patricia Highsmith, esta novela es una de las pocas historias donde el crimen no es el epicentro de la trama y los sentimientos amorosos ocupan su lugar, aunque con altas dosis de culpa e hipocresía, marca Highsmith. Carol trata sobre la complicada historia de atracción, seducción y amor entre dos mujeres. Descubrimiento de sentimientos y su travesía con aires de thriller y novela negra.

La novela la llevó al cine Todd Haynes con delicadeza y tono de clásico. La película es protagonizada por Cate Blanchett y Rooney Mara. Obtuvo seis candidaturas en los premios Oscar.

  • Carol. Patricia Highsmith. Traducción de Isabel Núñez y José Aguirre (Anagrama).

Si te gusta WMagazín suscríbete gratis a nuestra Newslettery participa en el sorteo de 5 libros firmados por sus autores. Puedes suscribirte, hasta el 31 de agosto, en el siguiente enlace. Te animamos a que invites a más gente a suscribirse a la revista enviándoles esteenlace.

Este artículo se publicó originalmente en la web de WMagazín, la revista literaria online dirigida por el periodista Winston Manrique Sabogal, un espacio para conversar con sosiego sobre literatura, donde él es cronista de encuentros, reportajes y entrevistas a ambos lados del Atlántico, y los lectores son los coautores, con sus lecturas y comentarios

Síguenos también en Facebook de HuffPost Blogs