INTERNACIONAL
01/12/2021 20:55 CET

El tenis femenino se planta por el caso Shuai Peng y suspende los torneos en China

La WTA ha tomado la decisión ante las incertidumbres que rodean al caso de la tenista china de la que apenas se tiene constancia.

Xinhua News Agency via Getty Images
La tenista Shuai Peng.

La WTA ha decidido suspender los torneos que celebra en China por la censura y las incertidumbres que han rodeado al caso de la tenista Shuai Peng, que denunció el abuso sexual de un exlíder del Gobierno chino y de la que apenas se tiene constancia, fuera de comunicaciones de medios afines al Gobierno, desde que se produjo la denuncia.

Según explicó Steve Simon, presidente de la WTA, todos los torneos de la WTA que se celebran en China, incluyendo Hong Kong, quedan suspendidos.

“No veo cómo nuestros deportistas pueden competir ahí mientras Shuai Peng no puede comunicarse con libertad y ha sido presionada para contradecir sus denuncias de abusos sexuales”, dijo Simon.

Esto supone la suspensión de nueve torneos, incluyendo la joya de la corona de la WTA, la Copa de Maestras, que se tendría que haber empezado a disputar en Shenzhen (China), el año pasado. El torneo fue suspendido en su edición de 2020 por la pandemia y este año se trasladó a Guadalajara, México, de forma puntual.

“La WTA va a hacer todo lo posible para proteger a sus jugadoras. Espero que otros líderes del mundo puedan seguir luchando por que se haga justicia para Peng y para todas las mujeres del mundo, sin importar las consecuencias financieras”, añadió Simon.

El caso de Peng comenzó el pasado 2 de noviembre, cuando en un mensaje en sus redes sociales denunció al ex viceprimer ministro chino Zhang Gaoli por haber abusado de ella tres años. Este mensaje fue borrado apenas media hora después de ser publicado y Peng estuvo en paradero desconocido durante varios días.

Para calmar la situación, una cadena de televisión china afín al Gobierno emitió una carta, en nombre de Peng, pidiendo privacidad, negando la denuncia y asegurando que se encontraba bien. Esto solo incrementó la preocupación hacia la jugadora china, de la que se distribuyeron imágenes y vídeos, una vez más a través de medios y periodistas cercanos al Gobierno, en días posteriores.

Diferentes organizaciones con la ONU y Amnistía Internacional mostraron su preocupación por la falta de contacto con Peng y la necesidad de que demostrara que de verdad estaba bien.