BLOGS
21/07/2021 07:18 CEST | Actualizado 21/07/2021 07:18 CEST

El trabajo bien hecho del Gobierno: luz verde para los fondos europeos

Ese acuerdo histórico supone para España 69.500 millones de euros a fondo perdido para los próximos 5 años.

EFE
Pedro Sánchez en Bruselas.

El trabajo constante termina dando resultado. El Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, defendió ante Europa la importancia y la necesidad de un Fondo de Recuperación para afrontar la pandemia y poder salir de la crisis. Su constancia dio resultado. 

Ahora hace justo un año, los 27 líderes de Estado y de Gobierno europeos rubricaron el Next Generation EU, el mecanismo de 750.000 millones de euros llamado a transformar el presente y el futuro del proyecto comunitario. La reunión fue larga, se prolongó durante 89 horas y no fue nada fácil, pero Europa no podía volver a caer en el error de la austeridad como ocurrió en la anterior crisis financiera de 2008.

Ese acuerdo histórico, esa “oportunidad del siglo” como la definió el Presidente Pedro Sánchez, supuso para España 69.500 millones de euros a fondo perdido para los próximos 5 años. España fue el segundo país de la UE que más fondos obtuvo. Unos recursos millonarios que llegarán fundamentalmente entre este año y 2023.

Pero mientras España negociaba y se pactaban las condiciones de los fondos europeos, el líder del Partido Popular optó por maniobrar contra Sánchez, poniendo en serio riesgo el paquete de ayudas. Casado agitó el fantasma de la desconfianza, cuestionando la gestión que haría el Gobierno con los fondos.

Era una cuestión nacional y era vital que existiera cierto consenso y unidad nacional para defender los intereses del país, pero el líder de la oposición escogió la opción de desgastar al Ejecutivo y torpedear los fondos. Finalmente no lo  consiguió, pero no ha sido porque no se esforzara en ello. Incluso continuó su estrategia votando en contra de los fondos europeos en el Congreso y cuando perdió la votación los recurrió al Constitucional.

Mientras el PP nunca ha querido fondos para España, es llamativo que no haya tenido problemas de ningún tipo para abstenerse hace poco en el Parlamento Europeo cuando se pidió congelar los fondos a Víktor Orbán, primer ministro de Hungría, si no daba marcha atrás en medidas contra las libertades fundamentales como su ley anti-LGTBi. 

¿Cómo iba a salir España de esta dura crisis sin los miles de millones de Europa? ¿Qué habría ocurrido con tantas familias que tienen problemas para llegar a fin de mes? ¿Qué habría sucedido con tantos trabajadores que viven una odisea para recuperar su empleo? ¿Cómo se podría recuperar nuestra economía? Pero todo ello siempre le dio igual a Casado. Su único objetivo es desbancar a este Gobierno aunque para ello tenga que hundir a España.

Pero Casado no se salió con la suya. El pasado martes los Ministros de Finanzas de la UE dieron luz verde al Plan del Gobierno español, lo que supondrá que en las próximas semanas llegarán los primeros fondos europeos, “lo que despeja el camino hacia la implementación de las inversiones y reformas del Next Generation EU para lograr una recuperación fuerte, verde, digital, inclusiva y justa” como dice la Vicepresidenta Primera, Nadia Calviño.

Está previsto que a finales de este mes de julio lleguen 9.000 millones de euros. Que a finales de año sean otros 10.000 millones y si todo va bien, a finales de primavera de 2022 llegará uno de los desembolsos más importantes, 12.000 millones de euros más.

En apenas dos años, nuestro país tiene una gran oportunidad de mejorar la vida de los ciudadanos, a la vez que un enorme desafío: ejecutar y destinar el dinero europeo a proyectos e iniciativas acertadas en coordinación con Comunidades Autónomas, Ayuntamientos e iniciativa privada. El objetivo es crear 800.000 empleos e incrementar un 2% el PIB durante este periodo. 800.000 empleos es una esperanza para miles de personas que han perdido su empleo durante la crisis, es volver a recuperar la ilusión de las familias y poder llegar a fin de mes.

El 70% de las inversiones de nuestro país se van a destinar a proyectos con encaje tecnológico y verde. De hecho, que el 40% de los fondos serán para medidas medioambientales y el 28% para consumar el salto digital. Todo ello le ha valido al Gobierno de nuestro país los elogios de Bruselas.

La estrategia española pasa por apostar por el macro desembolso de los 69.500 millones en un periodo muy corto, a dos años vista, con el objetivo de apuntalar la recuperación económica. De hecho, todos los indicadores internacionales hablan de que la economía española será una de las más rápidas en recuperarse en Europa y en el mundo. 

Ahora solo resta que el PP y las Comunidades Autónomas donde gobiernan no entren una vez más en la confrontación y en tratar de bloquear y dilatar la aprobación y ejecución de los proyectos.  El futuro del empleo y de la economía de nuestro país está en juego. ¡No hagan más daño!