Life

El trivial del mundo del corazón que recoge todo lo que ha ocurrido en 2019

"No follo tanto como me gustaría, pero me masturbo bastante". ¿Quién pronunció esta frase?
Isa Pi, Kiko Rivera, Isabel Pantoja, Fran Rivera y Cayetano Rivera.
Isa Pi, Kiko Rivera, Isabel Pantoja, Fran Rivera y Cayetano Rivera.

Este 2019 ha subido mucho las pulsaciones a la prensa del corazón. España ha asistido al nacimiento de nuevos artistas, eso sí, descendientes de cantantes que tienen muy pateado los escenarios. Otros, también históricos, han acabado vetados en la televisión y algunos a los que no imaginábamos ver en pantalla se han pringado tanto que se han metido en la mismísima cocina de MasterChef.

Isabel Pantoja, tan famosa por mover la bata de cola como por decir a los periodistas “no me vas a grabar más”, se ha convertido en la concursante mejor pagada de la historia de Supervivientesaclaración: programa en el que hay muchas cámaras que graban—. El año le dio también otra oportunidad a su hijo, Kiko Rivera, que abandonó GH VIP en 2015 y esta vez se convirtió en uno de los favoritos para ganar GH DÚO. Aunque se quedó rozando el premio.

El salto de Isabel Pantoja en 'Supervivientes'

Tampoco han faltado las historias de amor clásicas, con grandes galanes que han conquistado a grandes de España, algo que hemos visto pocas veces desde que surgió el romance de Isabel Preysler y Vargas Llosa. Sin ir más lejos, el año ha sido para el maestro Joao un mar de emociones (y no se sabe muy bien con qué pareja acaba este año) y El Chatarrero encandiló a Ágatha Ruiz de la Prada, hasta que se enteró de ‘su engaño’ y se desencantó: “Cuando me enteré, me tomé un Orfidal. Y supongo que los próximos días adelgazaré”, contaba la diseñadora a Vanity Fair.

El mundo del corazón ha dado argumento para horas y horas de programas de televisión en directo y para páginas de revistas suficientes para empapelar el país. Unas historias han pillado por sorpresa, otras no han generado tanto asombro —porque han sido parte de una saga o la continuidad de otros dramones—, y otra buena parte ha sido como ver un spin-off.

¿Controlas la crónica social?: