ECONOMÍA
22/10/2021 18:32 CEST

El truco de los fabricantes para enmascarar las subidas de los precios en supermercados

Muchos recurren a reducir los envases para justificar los precios, según denuncia la OCU.

Oscar Wong via Getty Images
Una persona añade varios productos a su carro de la compra.

Muchos fabricantes recurren a una estrategia para poder justificar los precios y los encarecimientos de los supermercados. El truco es reducir los gramajes o el tamaño de los envases para camuflar así las subidas del precio.

Los descensos son simplemente una apariencia, puesto que la reducción de la capacidad del producto en un 5 o un 10% sólo sirve para enmascarar la realidad: subidas de precios y encarecimiento de las compras en supermercados.

Un estudio reciente de los precios de los supermercados ya advertía de la subida de algunos productos en un 55%. “Se trata de un dato algo engañoso porque entre esos productos más baratos encontramos algunos en los que las bajadas son solo aparentes, ya que ocultan un fenómeno curioso: no baja el precio, sino que bajan los pesos”, advierte la OCU.

De esta manera, los precios de los productos de algunos fabricantes pasarían a registrar una subida del 1,1% inicialmente recogida en el informe de supermercados a una de un 1,8% real si se incluye la rebaja en el volumen del producto. “La evolución media de los precios de 2020 a 2021 ya supone una subida del 0,6% en nuestra cesta OCU, de modo que la incidencia de esta práctica sobre los precios no es residual y cabe preguntarse por su verdadero alcance», explican en la nota redactada a la asociación de consumidores.

Otro de los aspectos denunciados por esta organización, es el formato grande, familiar o de ahorro de muchos productos. La realidad es que no se trata, en muchas ocasiones, de un ahorro real, a veces es incluso más caro que su versión más reducida. Lo aconsejable en estos casos es fijarse en el precio por unidad de medida, ya sean kilos, litros, dosis, etc.

Desde la OCU ya avisan de que los precios de los productos acabarán encareciéndose debido al aumento del precio no sólo de la energía, sino también de las materias primas.

De hecho, la industria alimentaria remitió un comunicado en el que el conjunto de estos factores, sumados al colapso del transporte marítimo y terrestre suponen una auténtica “amenaza” para el sector alimentario, una situación que ya está afectando a las empresas de alimentos y bebidas, que no pasan por su mejor momento.

Photo gallery Supermercados más baratos de España en 2020, según la OCU See Gallery