El truco que necesitas saber para que tus bandejas de horno brillen como nuevas

¡Infalible!

Las bandejas de horno trabajan estos días a un ritmo vertiginoso. Bizcochos, galletas, pan casero... ¡Es un no parar!

Tanto horneado acaba por pasarles factura, especialmente si están hechas de acero inoxidable: la grasa se acumula en las equinas y pierden esplendor. Lo bueno es que hay solución y no es tirarla a la basura.

Para conseguir que la bandeja del horno brille como nueva se necesitan sólo tres ingredientes: bicarbonato, vinagre y un estropajo.

El mecanismo es sencillo:

- Lo primero es lavar la bandeja como lo harías en condiciones normales, así se eliminan la mayor parte de partículas del horno.

- Lo siguiente es hacer una pasta con el bicarbonato de sodio y el vinagre. La textura debe quedar similar a una pasta de dientes acuosa.

- Esa pasta se extiende sobre la bandeja prestando especial atención a las zonas más complicadas.

- Lo siguiente sería dejar reposar la pastas durante al menos 10 minutos.

- Y ya lo último sería frotar con el estropajo para quitar la mayor cantidad de suciedad posible.

- Si aún quedan zonas rebeldes se puede repetir la operación, echando más pasta, dejándola reposar y frotando de nuevo.

- Cuando se ha terminado la operación, hay que volver a lavar con agua y jabón como se hace habitualmente.

12 rincones de casa que deberías limpiar con más frecuencia