Life

El juguete sexual que vende todavía más que el succionador de clítoris

Lucas es la estrella de la tienda de juguetería erótica Platanomelón.

El succionador de clítoris es la revolución sexual del año y un éxito arrollador en ventas. Uno de los modelos más populares de este tipo de juguete, el Satisfyer Pro 2, se ha agotado en unas cuantas ocasiones, y las compradoras aprovechan cualquier rebaja para hacerse con él.

Desde Platanomelón, la tienda de juguetería erótica que lo vende, confirman que aunque el succionador es el juguete más popular, no todas las mujeres tienen los mismos gustos, ni buscan lo mismo a la hora de disfrutar. Y aunque no sea tan conocido, la gran estrella de la web se llama Lucas.

Su éxito no es casual: Lucas es un vibrador conejito, quizás uno de los modelos más clásicos y famosos. Su tecnología de doble estimulación permite estimular tanto el punto G como el clítoris. Y todavía hay más: la parte dedicada a dar placer al clítoris tiene dos puntos de vibración, por lo que en realidad la estimulación es triple.

Desde Platanomelón invitan a utilizarlo en todo tipo de posiciones y lugares, como la bañera. Y es que este vibrador es totalmente sumergible y tiene siete modos de vibración y tres velocidades. Como todo juguete de calidad que se precie, está fabricado con silicona hipoalergénica.

Aunque las críticas de quiénes lo han probado no dejan lugar a duda y le dan una media de cinco estrellas, las sexólogas de Platanomelón apuntan que no es un juguete para principiantes. Las expertas lo recomiendan para gente habituada a la masturbación, y a las relaciones con penetración, ya que Lucas tiene 3,5 centímetros de diámetro y 18 de longitud, de los que 13 son insertables. Desde la marca apuntan que aunque no es un tamaño masivo, quizá para empezar es mejor otro tipo de producto.

La cosa no acaba ahí. Otra de las cualidades que han hecho de este vibrador un superventas es que tiene efecto calor y llega hasta los 39º. Las sexólogas de la marca apuntan a que de esta forma la sangre fluye más en la zona y por lo tanto aumentan las sensaciones. Las expertas también insisten en que, aunque está diseñado para el cuerpo de la mujer, Lucas “no es un enemigo de la pareja”. Todo lo contrario. Y animan a utilizarlo en compañía.

9 beneficios del orgasmo

* El HuffPost puede recibir una pequeña comisión a través de estos enlaces.