POLÍTICA
15/01/2021 22:47 CET | Actualizado 15/01/2021 22:57 CET

El vicepresidente de Castilla y León aviva la polémica con Moncloa por el toque de queda con un tuit

La polémica amenaza con enquistarse mientras España supera su récord de casos por coronavirus.

Europa Press News via Getty Images
Presidente y vicepresidente de Castilla y León discuten en el pleno

Conflicto a la vista. Este viernes Castilla y León ha anunciado un paquete de restricciones frente al coronavirus que incluía un punto polémico: adelantar el toque de queda desde las 22:00 horas actuales a las 20:00. La reacción del Ministerio de Sanidad ha sido inmediata, advirtiendo de que esa medida era inviable.

El origen del desencuentro está en el texto que recoge el estado de alarma nacional, decretado por Pedro Sánchez en octubre. En él se incluía un toque de queda, denominado “restricción de movilidad nocturna” que abarcaba de 23 a 6:00 horas, con una excepción. La norma daba una hora de margen a las comunidades para modificar esta franja, bien al comienzo o a su finalización.

Ahora, Castilla y León ha tomado la decisión de adelantarla dos más de lo que sería el mínimo legal, las 22:00. El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, ha defendido la necesidad de adoptar ya esta restricción (junto al resto de las planteadas) Y después de un cruce de declaraciones, el Gobierno regional se resiste a dar marcha atrás.

El último mensaje que ha terminado de avivar la disputa lo ha lanzado el propio vicepresidente Igea, a través de Twitter. Su particular ‘dardo’ incluye una captura del artículo 10 del texto de la prórroga al estado de alarma, cuyo contenido recoge en la publicación. “Prórroga del estado de Alarma con la modificación del artículo 10. La autoridad delegada es el presidente de la Junta”, se limita a escribir. O lo que es lo mismo, el que podría decidir el horario es el dirigente regional, su socio Alfonso Fernández Mañueco.

El mencionado artículo 10 de la prórroga dice lo siguiente: “La autoridad competente delegada en cada comunidad autónoma o ciudad con Estatuto de autonomía podrá, en su ámbito territorial, a la vista de la evolución de los indicadores sanitarios, epidemiológicos, sociales, económicos y de movilidad, previa comunicación al Ministerio de Sanidad y de acuerdo con lo previsto en el artículo 13, modular, flexibilizar y suspender la aplicación de las medidas previstas en los artículos 5, 6, 7 y 8, con el alcance y ámbito territorial que determine”.

A su vez, lleva al BOE con la declaración del estado de alarma, el 25 de octubre. El artículo 5 es el que hablaba del conocido como “toque de queda” y marcaba dos puntos: “1) Durante el periodo comprendido entre las 23:00 y las 6:00 horas, las personas únicamente podrán circular por las vías o espacios de uso público para la realización de las siguientes actividades [dentro de un listado de causas justificadas] y 2) La autoridad competente delegada correspondiente podrá determinar, en su ámbito territorial, que la hora de comienzo de la limitación prevista en este artículo sea entre las 22:00 y las 00:00 horas y la hora de finalización de dicha limitación sea entre las 5:00 y las 7:00 horas”.

La pelota vuelve a estar en el tejado del Ejecutivo central. La enésima disputa política en el peor momento de la pandemia.