BLOGS
16/04/2019 17:54 CEST | Actualizado 16/04/2019 18:07 CEST

El 'estrellómetro' de la campaña

Cinco días han bastado para quemar a muchos candidatos: los (pocos) aspirantes que brillan tras los hiperliderazgos

EL HUFFPOST

Bienvenidos al Walk of fame de la política española. El 28-A se ha convertido en un enorme plató televisivo: cámaras, dúplex, mítines en streaming, tuits que aspiran a miles de retuits, periodistas ávidos de una metedura de pata, fotos de Instagram cuasi aspirantes de portada de Vogue

Sí, la campaña saca todo su brillo. Pero triunfar durante estos quince días es más difícil que superar un casting de Hollywood. Muchos aspirantes vieron sus nombres en las papeletas soñando con el globo de Oro en forma de escaño y esperando el aplauso de los críticos-periodistas-votantes. Y la política española es más sinuosa y sombría que la calle Mulholland Drive de madrugada.

Además, vivimos en la época del hiperliderazgo y del culto al jefe político. Los cinco grandes candidatos no son precisamente de compartir mucho protagonismo, se han encargado de hacer unas listas de fieles a sus figuras y van sobrados de buenos egos. Se gustan, se quieren, narcisismo político.

Por ello, son muy pocos los que están consiguiendo, más allá de sus ‘número uno’, tener protagonismo, salir (por ahora indemnes) y alzarse en los puestos más altos del ‘estrellómetro’. Y eso que de celebrities íbamos sobrados en las planchas. Las campañas son muy duras, y en cinco días ya solo queda un pequeño pelotón a la cabeza. Front runners, como dirían en los círculos de Los Ángeles cuando se hacen quinielas para los Oscar. Pocas estrellas... y muchos estrellados.

Detrás de Pedro Sánchez, cada día coge más fuerza la imagen de María Jesús Montero. La ministra de Hacienda es cabeza de lista por Sevilla, el feudo de los feudos del Reino Socialista. No se le para de ver en todos los ‘saraos’ y es la enviada de Ferraz a debates como el de RTVE, La Sexta Noche o a Todo es mentira, de Cuatro.

Los socialistas han encontrado a ella una mezcla de cercanía de barrio con conocimiento profuso de los datos. Derrocha buen rollo con los periodistas y ha empezado a cogerle el gusto a actos de partidos, mucho más del que pensaban sus rivales internos y los que menospreciaban su fuerza dentro de las siglas.

El punto de inflexión: el debate en el Congreso de los fallidos presupuestos. Hasta las bancadas enfrentadas reconocían en privado su buen manejo del Hemiciclo. Y los ‘morados’ de Podemos la han acogido en el bando de socialistas friendly. A la que menos gracia le hace es a Susana Díaz, que ve en ella la rival más dura para el Califato de San Vicente. Madrid ha hecho a Montero una estrella, ¿brillará de nuevo en Andalucía?

La apuesta de Ferraz por Montero es tan fuerte que la ha mandado a todos los debates televisivos importantes

 Casado, tan fan de los americanos, fue el que más se afanó en montar una superproducción con grandes nombres. Pero muchos cayeron en las sombras de Norman Desmond en Sunset Boulevard en las primeras horas de la campaña (con toques de La escopeta nacional). Adolfo Suárez Illana, Daniel Lacalle, Juan José Cortés… parecían dispuestos a expulsar a la gente de la sala de cine rápidamente.

Y, en cambio, ha emergido con toda su fuerza Cayetana Álvarez de Toledo. Palabras altas, pero tuvo el primer blockbuster de la temporada con el escrache en la universidad el día que arrancaba esta ‘concertina campaña’ de la que salen casi todos arañados. Llegó para frenar el efecto Arrimadas… y parece que está levantando algo el ánimo de un PP catalán en desaparición. Algo que no consiguieron antes Alicia Sánchez Camacho, Dolors Montsrrat o Andrea Levy. Y ya se va perfilando como la futura portavoz del PP en el Congreso.

En el PP se han quemado casi todos los grandes fichajes, sólo sobrevive Álvarez de Toledo

Eclipsar a Pablo Iglesias es algo que parece casi imposible en Unidas Podemos. Ni lo logró su frenemy Íñigo Errejón. Es el ejemplo de hiperliderazgo, tan criticado como necesario para la formación morada. Con su antiguo número dos desplazado a los confines madrileños, pocos logran hacerle sombra y encontrar un hueco propio.

Pero sí, Irene Montero cada día gana más puntos y es la otra cara del partido en todos los debates: RTVE y La Sexta Noche. En ella se posan cada día más miradas, especialmente desde que dijo que pronto su partido podría tener a una mujer al frente. Incluso es la que protagoniza los mítines cuando no está el líder de tournée estos días, como en Toledo. Además, ha rebajado el tono tan duro que empleaba al principio y sigue la estela de aquel discurso de la moción de censura que la descubrió al gran público como buena oradora.

Rivera tampoco le va a la zaga en estrellitis a Iglesias. Y también intentó aunar a fichajes con solera, pero la campaña va camino de su ecuador y, por ejemplo, no ha dado el resultado esperado Marcos de Quinto. No empezó precisamente con buen pie.

Aquí el rostro que más brilla tras el líder es el de Inés Arrimadas, aunque tampoco ha supuesto el terremoto político que muchos esperaban cuando dio el salto hace un mes a la villa y corte. No todo es el tema catalán y se diluye la fuerza que demostraba día a día en Barcelona. Aunque muchos en el partido sugieren que habrá que esperar a cuando arranquen las Cortes y... Arrimadas tiene todas las papeletas de ser una portavoz llena de titulares y que hundirá a sus rivales dialécticos. Y, ojo, pase lo que pase: ella está en fase de despegue por si el avión de Rivera decide no volar mucho más alto.

Se preveía con más fuerza la llegada de Arrimadas, muchos la esperan en el Congreso

Y al quinto aspirante, Abascal, cada vez lo escuchamos menos. No quiere hablar a los medios… porque tiene a España en el corazón. Todos esperaban que Javier Ortega Smith desde su altavoz como abogado en el juicio del procés se convirtiera en una de las estrellas de esta campaña. En el PP lo temían. Pero no era tan fiero el león en el Supremo, y la actuación de Manuel Marchena también ha delimitado el show. Ya no está todo el día en el telediario. De hecho, los que de verdad mueven el cotarro ahora en la ultra derecha y se ha convertido en estrellas de este 28-A son el matrimonio Iván Espinosa de los Monteros-Rocío Monasterio. Y todos esos fichajes ‘goteo’ de las últimas semanas han quedado en un rincón lleno de insultos y barbaridades.

Llevamos cinco días de campaña y muchos candidatos han desaparecido. Un casting más duro que Didi Hollywood.

 

VODAFONE PARA EL HUFFPOST