INTERNACIONAL
13/09/2021 06:30 CEST

El oficialismo sufre una dura derrota en las elecciones primarias de Argentina

Los aspirantes del Gobierno al Congreso pierden en todos los distritos más importantes, incluida la provincia de Buenos Aires.

EFE/ Presidencia de Argentina/ Esteban Collazo
El Presidente argentino, Alberto Fernández, vota en las elecciones primarias legislativas este domingo.

La coalición Frente a Todos, en la que se engloban los partidos oficialistas de Argentina, ha registrado unos malos resultados en las elecciones PASO –primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias– del país, en las que se decida quiénes serán los candidatos que podrán concurrir a las parlamentarias del 14 de noviembre.

Con el recuento cerca de concluir, el oficialismo apenas ha convencido al 29,5% del electorado mientras que en el lado opuesto, el bloque opositor, reunido bajo la coalición Juntos por el Cambio, se ha tornado como la fuerza más votada con el 40,8%.

Por otro lado, la extrema derecha, liderada por el economista Javier Milei, se ha consolidado como la tercera opción escogida por los argentinos.

En concreto, en la provincia de Buenos Aires, principal distrito electoral de Argentina y dominado por el partido del presidente, Alberto Fernández, Frente a Todos ha logrado el 33,4% de los votos, casi cinco puntos menos que los opositores, según los datos recogidos por la agencia Télam.

Frente a Todos apenas ha logrado vencer en seis de los 24 distritos del país y, además, ha perdido seis de las ocho provincias que escogerán senadores en las elecciones parlamentarias de noviembre.

Primera prueba electoral para Fernández

Para estas primarias estaban llamados a sufragar 34,3 millones de argentinos, en cuyas manos queda definir las listas que competirán en los comicios de noviembre, cuando se renovarán 127 de los 257 escaños de la Cámara de Diputados –donde ahora ningún grupo tiene mayoría absoluta– y 24 de los 72 del Senado, dominado por el oficialismo, aunque para la Cámara Alta esta vez solo se eligen representantes de ocho provincias.

Unos comicios que cobran especial importancia por hacerse durante la pandemia –para lo que se establecieron rígidos protocolos en los colegios– y por ser los primeros con Alberto Fernández como presidente, por lo que los analistas los consideran una suerte de plebiscito a su gestión, marcada por la pandemia y la continuidad de larga recesión que se inició en 2018.

Recomposición de la oposición

Estas PASO también son cruciales para la oposición, que trata de ordenar liderazgos tras la derrota del expresidente Mauricio Macri (2015-2019) ante Fernández en las presidenciales de 2019.

Es por ello que mientras el oficialista Frente de Todos –cuyos líderes son el presidente Fernández; la vicepresidenta y expresidenta (2007-2015), Cristina Fernández de Kirchner y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa– ha presentado una única lista en la mayoría de distritos, como símbolo de unidad, Juntos –integrado principalmente por Propuesta Republicana, la Unión Cívica Radical y la Coalición Cívica– optó por presentar diversas candidaturas.

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, reconoció este domingo, tras conocerse el claro triunfo de la oposición en las primarias legislativas en los principales distritos del país, que “algo” no habrá hecho bien su Gobierno para no haber recibido el apoyo que esperaba, pero se comprometió a trabajar para revertir el resultado en las generales de noviembre.

“Evidentemente algo no habremos hecho bien para que la gente no nos acompañe como esperábamos que nos acompañe, y todos los que estamos aquí escuchamos el veredicto de la gente, con respeto y mucha atención”, ha afirmado el mandatario al comparecer en el búnker en Buenos Aires del oficialista Frente de Todos, acompañado de la expresidenta y actual vicepresidenta Cristina Fernández, líder de la facción kirchnerista del peronismo, quien prefirió no hablar. 

“Sabemos que hay errores que hemos cometido y que no debimos cometer, de los errores aprendemos. Además evidentemente hay una demanda que seguramente no habremos satisfecho adecuadamente en los votantes y a partir de mañana nos vamos a ocupar de prestar atención”, ha agregado el presidente.

Mientras, Mauricio Macri, ha festejado la “nueva oportunidad” obtenida en las urnas tras ser la primera fuerza en número de votos en los principales distritos.

“Gracias a todos los que fueron a votar hoy y nos dieron una nueva oportunidad. Sabemos que es una tarea y una obligación”, ha expresado en su búnker electoral la precandidata a diputada por la ciudad de Buenos Aires y exgobernadora de la provincia bonaerense María Eugenia Vidal, una de las triunfadoras de la jornada.

TERRITORIO PARADORES