POLÍTICA
29/10/2018 12:03 CET | Actualizado 29/10/2018 12:04 CET

Elisenda Alamany deja su cargo como portavoz de los comunes en el Parlament

Tras haber impulsado la plataforma crítica con el partido Soberanistas, que ha sido rechazada por la dirección de los comunes.

EFE
EFE

Elisenda Alamany ha anunciado este lunes que renuncia a su cargo como portavoz de Catalunya en Comú-Podem en el Parlament, después de haber impulsado junto al diputado Joan Josep Nuet la plataforma crítica con el partido Soberanistas, que ha sido rechazada por la dirección de los comunes.

La hasta ahora portavoz de los comunes en la cámara catalana ha avanzado su dimisión a través de su cuenta en el canal Telegram: "Hoy doy un paso nada fácil, pero necesario para seguir avanzando", ha anunciado Alamany, quien considera que "teniendo en cuenta la situación actual, otros compañeros lo pueden hacer mejor al frente del grupo" parlamentario.

Alamany afirma que como otras muchas personas había decidido "dar el paso" en política en un momento de "agotamiento de la política institucional", bajo el "compromiso con unas nuevas maneras de hacer y de actuar".

"Nos implicamos para construir una fuerza ciudadanista, nueva, que superase las prácticas de los partidos tradicionales, de la vieja política" y de las "dinámicas viejas", precisa la recién dimitida portavoz de los comunes en el Parlament que, sin embargo, prevé mantener en principio su acta de diputada.

La diputada de Catalunya en Comú-Podem asegura que ha intentado "blindar la línea política y la organización" de los comunes de forma consensuada desde el principio de la legislatura.

Pero, dice, "lamento afirmar que estamos lejos de aquello que queríamos superar y que se replican dinámicas y posicionamientos políticos que recuerdan demasiado a otros grupos parlamentarios que nos habían precedido", añade Alamany.

Subraya, en este sentido, que no entró en las instituciones para "replicar inercias, vicios o prácticas de la vieja política", sino para promover una nueva política, que "no pasa por resignarse o conformarse" y sí por "alejarse de determinadas malas prácticas".

"La discrepancia no calla por comodidad, ni se hace cualquier cosa por mantener un cargo. Es por ello por lo que he decidido renunciar al cargo de portavoz del grupo parlamentario de Catalunya en Comú-Podem. Considero que teniendo en cuenta la situación actual, otros compañeros lo podrán hacer mejor que yo", anuncia.

La semana pasada, las tensiones en el seno del grupo parlamentario de los comunes habían arreciado tras la destitución del coordinador de Catalunya en Comú-Podem en la cámara catalana, Marc Grau, hombre de confianza de Alamany, que se negó a firmar su cese.

Además, Alamany había admitido que su cargo como portavoz parlamentaria de los comunes podría estar sobre la mesa, tras la presentación en público de su corriente soberanista crítica con el rumbo del partido, que le ha había granjeado reproches de algunos de sus compañeros en el partido y en el grupo parlamentario.

ESPACIO ECO