NOTICIAS
30/11/2021 12:32 CET | Actualizado 30/11/2021 14:02 CET

La EMA calcula que adaptar las vacunas a la variante ómicron llevaría tres o cuatro meses

Países Bajos confirma que la la nueva cepa ya circulaba en Europa desde el 19 de noviembre, hace 11 días.

Rafael Henrique/SOPA Images/LightRocket via Getty Images
Una vacuna contra el coronavirus.

La directora de la Agencia Europea del Medicamento, Emer Cooke, ha lanzado un mensaje de tranquilidad ante la nueva variante ómicron. La responsable de la EMA ha señalado este martes que el organismo cuenta con planes para acelerar la adaptación de las vacunas a la nueva cepa si fuera necesario, un proceso que ha estimado que llevará entre tres y cuatro meses.

En una intervención en el Parlamento Europeo, Cooke ha querido mandar un mensaje de prudencia ante la nueva variante y ha insistido en que todavía se desconocen muchos elementos de la nueva variante para determinar si habrá que adaptar las vacunas existentes. “No sabemos todavía si esto se necesitará, pero en todo caso tenemos preparados planes de contingencia. Trabajamos con los reguladores porque esperamos lo mejor, pero estamos preparados para lo peor”, ha afirmado la responsable de la EMA.

La noticia ha aterrizado la misma mañana en la que las autoridades sanitarias de los Países Bajos han confirmado que ómicron ya circulaba por Europa antes del 19 de noviembre, es decir, hace 11 días. Así lo ha dado a conocer el Instituto holandés para la Salud y el Entorno (RIVM), con la publicación de un estudio en el que se detectó la variante en dos muestras.

La EMA defiende las vacunas actuales

En todo momento, la directora de la EMA ha recalcado que las vacunas existentes siguen siendo efectivas contra las variantes que circulan en Europa. “Sabemos que el virus está mutando y habrá un punto en el que tengamos que cambiar el enfoque actual”, ha expuesto, insistiendo en que las vacunas actuales protegen contra el coronavirus y reiterando el consejo de recibir la dosis de refuerzo.

Adaptar las vacunas llevaría “entre tres y cuatro meses” desde el momento en el que se tome la decisión, ha explicado Cooke, tras señalar que primero debe estudiarse la situación epidemiológica en Europa, el nivel de circulación de la variante y factores de la población europea como la edad o la vacunación en la expansión de la variante.

Todos estos factores difieren mucho de la situación de Sudáfrica, donde se detectó la variante ómicron por primera vez, ha recalcado la directora ejecutiva de la EMA, que ha reiterado que la agencia ya trabaja en esta dirección en coordinación con otras instituciones europeas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y compañías farmacéuticas. “Es algo para lo que estamos preparados”, ha resumido ante los eurodiputados.

El CEO de Moderna augura un descenso de la eficacia

El mensaje de la EMA sobre ómicron se ha producido el mismo día en el que el consejero delegado de la farmacéutica Moderna, Stéphen Bancel, ha augurado un descenso de la eficacia de las actuales vacunas ante ómicron. Lo ha hecho en el Financial Times, medio al que ha precisado que serán “mucho menos eficaces”. 

“Creo que va a ser un descenso importante [de la efectividad]. Pero no sé cuánto, porque tenemos que esperar a los datos. Pero todos los científicos con los que he hablado dicen: ‘Esto no va a ser bueno’”, ha revelado Bancel al diario económico.

Pfizer también se ha pronunciado este martes al respecto. El presidente y director general de Pfizer España, Sergio Rodríguez Márquez, ha avanzado que su compañía podría desarrollar “en un período de 100 días” una nueva vacuna actualizada si finalmente se demuestra necesario. Lo ha explicado ante la Comisión de Investigación relativa a la gestión de las vacunas y el Plan de Vacunación del Congreso de los Diputados.

Estamos explorando el desarrollo de una vacuna específica si fuera necesarioLuis Díaz-Rubio Amate, director general de Janssen en España y Portugal

Por su parte, el director general de Janssen en España y Portugal, Luis Díaz-Rubio Amate, ha anunciado que su compañía está “probando” la efectividad de su vacuna contra la COVID-19 frente a la nueva variante ómicron, con la posibilidad de producir una “específica si fuera necesario”.

“Actualmente estamos monitorizando de manera intensa las nuevas cepas, como ómicron, que tanto está preocupando en los últimos días. Genera variaciones en la secuencia de la proteína de la espícula. Estamos probando la efectividad de nuestra vacuna contra esta nueva variante y estamos explorando el desarrollo de una vacuna específica si fuera necesario”, ha avanzado durante su intervención, también en el Congreso.