NOTICIAS
12/12/2019 19:18 CET

Emergencia ambiental en el río Besòs: numerosos peces muertos tras el incendio en una planta de reciclaje

Colau advierte de que las consecuencias del fuego "son un desastre ecológico" y la Fiscalía ya está investigando el caso

La Agencia Catalana del Agua (ACA) está retirando miles de peces muertos aparecidos en el río Besòs y está realizando inspecciones para analizar la calidad del agua tras los efectos del incendio en una planta de reciclaje de disolventes en Montornès del Vallès (Barcelona), que han tenido un impacto “alto” en la fauna del río. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha calificado de “terribles” las consecuencias del fuego, un “desastre ecológico”. 

Hasta que se normalice la situación en el Besòs se mantendrá cerrado el parque fluvial como medida de prevención, ha informado en un comunicado la ACA.

Una parte del agua utilizada para extinguir el incendio declarado este miércoles “llegó directamente al río Besòs, provocando un alto impacto en la fauna del río”.

Técnicos de la Agencia están llevando a cabo diversas inspecciones para evaluar el alcance de los daños, para lo cual se realizará una campaña de toma de muestras de agua y de sedimentos y evaluar la posible afectación y hacer un seguimiento dentro a la restitución de la calidad del medio, ha añadido la entidad.

La ACA ha añadido que la situación de emergencia se ha declarado para facilitar la retirada de los peces muertos y contribuir a una recuperación del ecosistema más rápida.

Para llevar a cabo las tareas de retirada de los peces muertos, la ACA ha informado que se está coordinando con el Consorcio Besòs Tordera y cuenta con la colaboración de las ADF dependientes del Departamento de Agricultura, además de empresas especializadas, que son las encargadas de llevar a cabo la correcta gestión de los residuos que se recojan.

Ademas, la ACA ha anunciado que, a través del Centro de Coordinación Operativa de Catalunya (CECAT), está en contacto con municipios y operadores de los servicios del ciclo del agua para que se tomen medidas preventivas en caso de que haya alguna captación de pozos o acuíferos.

Sobre este punto, la ACA ha afirmado que “el abastecimiento de agua está garantizado, ya que la mayoría de los municipios de la zona están conectados a ATLL (Aigües Ter-Llobregat) y no hay captaciones superficiales en este tramo de río”.

En cuanto a la recuperación del ecosistema, la ACA ha recordado el “carácter dinámico” de los ríos, por lo que “se espera que la recuperación del tramo afectado se haga de manera natural, aunque sin poder precisar un plazo exacto”.

Investigaciones abiertas

La Fiscalía de delitos contra el Medio Ambiente ha abierto ya diligencias de investigación por la contaminación ambiental en el río. El incendio, que se dio por extinguido en la pasada medianoche, se produjo en la planta industrial de la empresa Dictesa, dedicada al reciclaje de disolventes y tratamiento de residuos industriales, que desde 2017 ha sido sancionada en dos ocasiones, por importe de 48.000 y 10.000 euros, por incumplimientos de la normativa vigente, según el Departamento de Territorio y Sostenibilidad.

Paralelamente, los Mossos d’Esquadra también investigan las causas del gran incendio de ayer, por lo que efectivos de la Policía Científica de los Mossos especializados en incendios estructurales harán una primera inspección ocular en la planta industrial de la empresa Dictesa.

La empresa está sometida a un programa de inspección por parte de la Agencia de Residuos de Cataluña, que en los tres últimos años ha realizado dos inspecciones.

La de 2017 se cerró el 7 de mayo de 2018 con una sanción de 48.000 euros, que la empresa liquidó, al detectarse un almacenamiento superior a la capacidad permitida, la acumulación de materiales fuera de lugar (envases vacíos) y la falta de trazabilidad en la gestión documental de residuos.

En la de 2019 se abrió un nuevo expediente sancionador, notificado el 8 de octubre, con una sanción de 10.000 euros. El expediente se cerró el 3 de diciembre.

Actualmente, hay una inspección abierta de la Dirección General de Calidad Ambiental y Cambio Climático, pero todavía no está cerrada y no hay ningún aspecto que afecte al medio ambiente, según el departamento de Territorio.