En abril, nieves mil: las imágenes que está dejando Ciril en España

El invierno, en algunos territorios, ha entrado en plena primavera.
Paisaje en Requejo (Cantabria)
Paisaje en Requejo (Cantabria)
Pedro Puente Hoyos / EFE

El tiempo está algo más que ‘raro’. Si hace unas semanas media España se desesperaba por el color rojizo que pintó a la fuerza en coches, casas y calles la calima, ahora el color es el blanco. Con abril, ha vuelto la nieve, especialmente al norte. Son los efectos de la borrasca Ciril.

Regiones como Pamplona, Cantabria o País Vasco han sentido la nieve cayendo con fuerza y amontonándose en campos, pero también en ciudades. Las quitanieves han tenido que echar horas extra para limpiar carreteras, que en ocasiones han quedado afectadas.

Pero el problema no es únicamente que nieve en abril. Hasta nueve comunidades están en alerta naranja por bajas temperaturas. Son Aragón Asturias, País Vasco, Navarra, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Islas Baleares y la Comunidad Valenciana. Hay cotas de nieve muy bajas, hasta 300 metros, y alerta por vientos de hasta 100 kilómetros por hora.

El invierno, en algunos puntos, ha entrado en plena primavera.

Conducir en moto, una aventura en Navarra bajo los efectos de Ciril

Los efectos de Ciril: nieve en abril

Para mañana sábado, aunque se reduce el número de comunidades en nivel naranja, la Aemet alerta de que todavía seguirán activos los avisos naranja por nevadas en Aragón, Castilla y León, Cataluña, Navarra y País Vasco, donde se prevén espesores entre los 5 y 20 centímetros de espesor; en la Comunidad Valencia hay nivel naranja por fuertes vientos de 100 kilómetros por hora.