NOTICIAS
23/10/2019 20:47 CEST | Actualizado 23/10/2019 23:03 CEST

El Barça sufre hasta el límite para vencer al modesto Slavia de Praga (1-2)

Dos goles, de Messi y Suárez, dejaron en nada el esfuerzo del equipo checo.

GETTY IMAGES
Jugadores del Barcelona celebran un gol al Slavia de Praga

El Barcelona ha logrado una sufrida victoria en el campo del Slavia de Praga, al que ha derrotado 1-2 en la tercera jornada de la fase de grupos de la Champions League.

El partido acabó con el Barça encerrado en su área y el portero del equipo checo en busca del milagro. 

Y eso que las cosas no pudieron comenzar mejor para los ‘culés’, que se adelantaron en el minuto dos con un tempranero gol de Messi. Podría haber significado un golpe fatal para el Slavia, a priori mucho más débil, pero no fue así, sino un acicate para que se vienesen arriba.

Los checos empezaron a llegar al área de Ter Stegen, que salvó al Barcelona con varias acciones de mérito en el primer tiempo, aunque los de Messi y compañía también tuvieron sus opciones de marcar el 0-2.

El guión cambió nada más salir del vestuario en el segundo tiempo. El Slavia de Praga consiguió materializar uno de sus muchos ataques y empató con un gol de Boril en el 49′. Tuvieron incluso el 2-1 en una acción inmediatamente posterior, pero, como suele pasar, si se perdona... el rival no lo hace. Y no lo hizo Luis Suárez, que de un cabezazo puso el 1-2 en el 57′.

Ya no se movería más el marcador y no por falta de ocasiones, primero del Barça, que enlazó buenas jugadas después del gol. Pero el partido iba a acabar con los ‘culés’ en su área, asediados con los recursos de los que disponían los checos, que lo intentaron de todas las maneras sin llegar a lograr el ansiado empate.

De este modo, el Barcelona se sitúa con siete puntos (sobre nueve) y se desmarca como líder único, con tres puntos de ventaja sobre Borussia Dortmund e Inter de Milán.

EL HUFFPOST PARA JOYCLUB