NOTICIAS
05/03/2020 21:15 CET | Actualizado 05/03/2020 23:09 CET

El Athletic de Bilbao resiste en Granada y jugará la final de Copa contra la Real

Un gol de Yuri en los últimos minutos dejó sin efecto la victoria del Granada, eliminado por el valor doble de los goles fuera de casa.

Quality Sport Images via Getty Images

El Athletic de Bilbao resistió en Granada y jugará la final de la Copa del Rey contra la Real Sociedad pese a caer derrotado en la vuelta de las semifinales (2-1). Los vascos hicieron bueno el 1-0 de la ida, en Bilbao, gracias a un gol de Yuri en los últimos minutos.

Será la trigésimo octava final para el Athletic y la cuarta entre equipos vascos, pero también la primera entre ambos conjuntos. Se jugarán el titulo en La Cartuja de Sevilla, el próximo 18 de abril.

El equipo bilbaíno, que logró en 1984 el último de los 23 títulos de Copa que acumula, sufrió mucho ante un Granada brillante por momentos y que tuvo el pase a la final en su mano, aunque los vascos se repusieron cuando estaban contra las cuerdas.

Granada y Athletic ofrecieron una primera mitad tan igualada como intensa, con el venezolano Darwin Machís haciendo trabajar desde muy pronto al meta Unai Simón.

Los visitantes crecieron con el paso de los minutos y gozaron de tres claras ocasiones superado el ecuador del acto, con el portugués Rui Silva haciendo un paradón en la primera de ellas ante un remate sobre su propia meta de Víctor Díaz. Las otras dos fueron sendos remates de Mikel San José y de Raúl García desde dentro del área en franca posición para marcar pero que se marcharon fuera.

El ímpetu del Granada le llevó a rozar el gol en las postrimerías del descanso a balón a parado, pero Iñaki Williams se vistió de salvador para los suyos al sacar en la línea el remate del venezolano Yangel Herrera cuando Unai Simón ya estaba batido.

Todo en la segunda parte

El Granada dio un zarpazo al partido con el 1-0 cuando el segundo tiempo apenas había consumido dos minutos, gracias a un sensacional cabezazo de Carlos Fernández tras un medido centro de Machís.

La respuesta bilbaína fue un remate fuera de Yuri Berchiche en un lanzamiento de falta, mientras que los locales rozaron el segundo con remates de Germán Sánchez, Carlos Neva y Machís, los tres sin encontrar portería por poco.

Con la eliminatoria igualada y la sombra de la prórroga asomando, ningún equipo arriesgó más de la cuenta. Raúl García lo intentó con un cabezazo que se fue alto pero al que le volvió a funcionar la estrategia fue al Granada.

Machís puso otra asistencia, esta vez en un saque de esquina, y Germán se elevó por encima de todos para marcar de cabeza el 2-0.

La alegría sólo duro cinco minutos a los andaluces, ya que el Athletic, con Aritz Aduriz ya en el campo, marcó el 2-1 en un gran remate de Yuri tras un perfecto pase en profundidad de Mikel Vesga.

En la recta final, con el Granada volcado en busca del gol que le llevara a la final, sólo hubo peligro local en un remate mal ejecutado por Machís.