NOTICIAS
08/01/2020 19:50 CET | Actualizado 08/01/2020 22:42 CET

El Real Madrid supera con facilidad al Valencia (1-3) y se clasifica para la final de la Supercopa

Una genialidad de Kroos, que marcó un gol olímpico, abrió el camino a los de Zidane.

EFE
Los jugadores del Real Madrid celebran el primer gol del partido

Fácil para el Real Madrid. El equipo de Zidane ha superado por 1-3 y sin demasiadas dificultades al Valencia en la primera semifinal de la renovada Supercopa de España de fútbol con formato de ‘final a cuatro’ con sede en Arabia Saudí. Ahora esperan en la final del domingo al ganador del Atlético-Barcelona que se juega este jueves.

Las bajas de Karim Benzema, Eden Hazard y Gareth Bale provocaron una apuesta de Zinedine Zidane por jugar con cuatro centrocampistas más Isco Alarcón en la media punta que fue clave. Provocó que el Real Madrid fuese el dueño del partido y desfigurase a un Valencia que no creó peligro.

Una genialidad de Toni Kroos en un saque de esquina que sorprendió a la defensa y al portero valencianistas puso el 0-1 en el marcador en el minuto 14. Un gol olímpico que pasará a la historia por ser el primero en el nuevo formato de Supercopa. De ahí en adelante, el Madrid no perdió el control del partido y, pese a algunas ocasiones sueltas de los ‘che’, siempre dominó.

Isco, decisivo con un gran partido, firmó el segundo tanto a los 39 minutos y acarició el doblete con un testarazo que repelió el poste. El 0-2 con el que los equipos se marcharon a los vestuarios dejaba bastante claro el signo del encuentro.

Nada cambió en el segundo acto, en el que no llegó la reacción del Valencia y sí el tercero del Madrid a los 65 minutos con un disparo con el exterior del pie derecho de Modric. El Valencia, incapaz de darle la vuelta al resultado, sí pudo, al menos, maquillarlo. En el añadido Dani Parejo marcó el tanto de la honra en un penalti por mano de Sergio Ramos.