TENDENCIAS
24/09/2021 16:17 CEST | Actualizado 24/09/2021 20:48 CEST

En Italia entrevistan a Dabiz Muñoz y definen el encuentro de una forma llamativa

El chef concede una entrevista a 'Tuorlo Magazine' en la que hablado de creatividad y de sus nuevos proyectos.

GTRES
Dabiz Muñoz en su restaurante DiverXO en Madrid.

Dabiz Muñoz está más de moda que nunca. El cocinero madrileño ha sido elegido Mejor Chef del mundo gracias a su buen hacer en DiverXo, su restaurante con tres estrellas Michelín; en GoXo, de comida a domicilio y en StreetXo, con un estilo más callejero. 

La fama de Muñoz ha crecido tanto dentro como fuera de España y el medio italiano Tuorlo Magazine le ha entrevistado. Señala la periodista Anastasia Avramenko en la entradilla que Muñoz está lleno “de energía positiva” y destaca que “su talento para los giros creativos no tiene límites”. 

Usa Avramenko una llamativa forma de

que están “fascinados” por la forma en la que Muñoz se las apaña para encontrar la motivación y la creatividad “para ser como es”. 

En dicha entrevista, Muñoz habla de sus nuevos proyectos dentro del llamado mundo XO. El cocinero abrió una sucursal de El GoXO en Barcelona y anuncia también que va a abrir un restaurante físico en la ciudad condal a finales de septiembre y otro en Madrid en diciembre. También explica que va a hacer cambios en DiverXO después de 15 años con el mismo aspecto. 

Sobre qué es para él la creatividad, el chef madrileño comenta que es “la capacidad de crear algo completamente nuevo y diferente a la forma en que estás acostumbrado a ver un producto o un plato”. 

Cree el cocinero que “para crear cosas nuevas hay que ser valiente”: “Actualmente, DiverXO tiene más éxito que nunca. Vendemos en cinco minutos, entonces, ¿por qué debería cambiarlo de nuevo? Podría quedarse así, ¿no? Para mí la creatividad es lo contrario: sigo cambiando para mantener el éxito”. 

“El día que no sienta más esta motivación encendida, comenzaré a hacer otras cosas”, comenta. Muñoz relata que DiverXO “mejora cada día” y que la presión no le viene por las estrellas Michelín, le viene de los clientes. Lo que más placer le da como cocinero es “ver el restaurante lleno”

“Me encanta ser un chef con una estrella Michelin, pero mi objetivo es un restaurante lleno, no el reconocimiento”, afirma.