NOTICIAS
21/06/2021 18:34 CEST

Encuentran a un hombre que llevaba casi tres meses escondido en una cueva

El desaparecido se encuentra en buen estado de salud y ha asegurado que no sabía que le buscaban.

Europa Press News via Europa Press via Getty Images
Apareció en un lugar de difícil acceso.

Muchas personas necesitan tiempo a solas para reflexionar, pensar o despejarse y que nadie las moleste. Paco fue un paso más allá, aunque no sabía el lío que se iba a montar. El hombre, más conocido como ‘carpintero’ —apodo que le viene de su oficio—, ha reaparecido después de casi tres meses escondido en una cueva de Extremadura. Durante este tiempo, la Guardia Civil no ha parado de buscarle hasta que finalmente ha sido localizado en una caverna situada en el municipio Barcarrota, en Badajoz. El hombre se encuentra en buen estado de salud y ha asegurado que no sabía que le buscaban.

Los familiares de ‘el carpintero’ denunciaron su desaparición a finales de marzo. A partir de ese momento, los agentes de la Guardia Civil activaron un dispositivo de búsqueda tanto en su municipio como en los cercanos.

En la operación también participaron diferentes unidades que operan dentro de esta institución: Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), perros adiestrados, Equipo Pegaso, Seguridad Ciudadana, vecinos de su localidad y voluntarios de Protección Civil. Todos ellos apoyados por helicópteros de la Junta de Extremadura.

Desde el primer momento, los investigadores barajaron todas las opciones posibles y, según explica un comunicado de la Benemérita, “no habían cejado en las indagaciones para tratar de localizarlo y averiguar su paradero, tanto en el medio terrestre como en el acuático”. Así, durante los últimos dos días, se unió a dichas labores el GEAS de la Guardia Civil, que realizó inmersiones en el pantano el Ahijón de Barcarrota.

Un ‘retiro voluntario’

Finalmente, los agentes hallaron al hombre en la finca ‘El Potril’, situada entre las localidades de Barcarrota y Zahinos. El desaparecido había permanecido casi tres meses escondido dentro de una cueva formada en unos riscales de difícil acceso.

El ‘carpintero’ ha explicado que había llegado voluntariamente hasta dicho lugar y allí se había cobijado durante todo este tiempo, e incluso ha asegurado a los agentes que desconocía que pudieran estar buscándole.

El individuo ha sido trasladado al centro de médico del municipio para ser reconocido por un facultativo, aunque se encontraba en “perfecto estado de salud”. 

NUEVOS TIEMPOS