ECONOMÍA
04/02/2020 09:02 CET | Actualizado 04/02/2020 14:18 CET

El mercado laboral pierde 244.044 empleos en enero, la mayor caída desde 2013

El número de parados subió en 90.248 en el mes, el peor comportamiento para un enero desde 2014.

EFE
Un grupo de personas trabajan en la vendimia.

La afiliación a la Seguridad Social bajó en enero en 244.044 ocupados, la mayor caída mensual desde 2013, con retrocesos en el comercio y la hostelería, así como en la agricultura por el impacto de las tormentas en las campañas de temporada.

Según los datos facilitados este martes por el Gobierno, aunque el descenso de este enero -un mes habitualmente malo para el empleo- fue más acusado, el total de personas ocupadas, 19,16 millones, marca un máximo para un inicio de año.    

En cuanto al número de parados, subió en 90.248 en el mes, el peor comportamiento para un enero desde 2014, lo que deja el total de desempleados registrados en los servicios públicos de empleo en 3,25 millones. 

La subida del desempleo en enero supera en casi 7.000 personas a la experimentada en enero de 2019 (+83.464 parados) y es la más acusada en este mes desde el ejercicio 2014.  

No obstante, Trabajo ha destacado que el incremento de este año se encuentra por debajo de la media de los últimos diez años. Además, ha recordado que, analizando la serie histórica de los últimos 25 años, la subida del paro en enero es “habitual”.  

De hecho, en ninguno de los eneros de la serie ha bajado el paro. Esto tiene que ver con la finalización de los contratos que se realizan para la campaña de Navidad, lo que se aprecia sobre todo en el sector servicios.

Por sectores económicos

Precisamente, el mayor incremento del desempleo en términos absolutos se registró en el citado sector servicios con 90.957 parados más, si bien el sector primario, con 9.085 más, fue el que marcó el mayor aumento relativo (6,45%).

También subió el desempleo en la industria (2.719), pero bajó en 9.368 personas en la construcción y en el colectivo sin empleo anterior (3.145 personas). 

En términos interanuales, la afiliación a la Seguridad Social aumentó en 345.194 personas, en tanto que el paro registrado bajó en 31.908 personas.

Por regímenes

De vuelta a la ocupación y términos mensuales, el régimen general restó 224.909 afiliados en enero, dentro de los que el sistema agrario perdió 15.317 empleos y el del hogar, 2.610.

El régimen de autónomos disminuyó en 17.969 ocupados; el del mar, en 1.139, y el del carbón, en 26.

Dentro del régimen general, las mayores pérdidas de empleo se dieron en el comercio (43.057), la hostelería (42.987), las actividades administrativas (39.752), las sanitarias (14.973), la industria manufacturera (12.514), el transporte (10.674) y la administración pública (10.034).

Por comunidades autónomas

Por comunidades autónomas, el número de afiliados en enero bajó en mayor medida en Andalucía (40.148), Cataluña (39.727), Madrid (34.083) y la Comunidad Valenciana.  

Esta última, con 33.354 empleos menos, marcó también el mayor descenso relativo (1,71%) sólo por detrás de Extremadura (1,75% con 6.892 ocupados menos).  

Por regiones, el paro registrado únicamente disminuyó en Baleares, en 266 personas, en tanto que aumentó en las 16 comunidades autónomas restantes, encabezadas por Andalucía (28.156) y Madrid (11.417). 

Por sexos

En cuanto al desempleo, el masculino se situó en 1.356.980 personas y el femenino alcanzó los 1.896.873.

El desempleo masculino subió en 28.584 y el femenino se incrementó en 61.664 en relación a diciembre. 

Por edad

También cabe destacar el aumento del desempleo entre los menores de 25 años, con 7.534 parados menos.

Por contratos

En enero se firmaron 1,76 millones de contratos, un 5,02% menos que en el mismo mes de 2019.

De la cifra total, 178.978 fueron de carácter indefinido, el 10,14%, y 1,58 millones, el 89,86%, contratos temporales. 

Ministerio de Trabajo
Gráfica por tipo de contratos.

El Gobierno lo desvincula del alza del SMI

El secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, ha subrayado que los datos de empleo de enero son reflejo de problemas “estructurales” del sector agrícola como la falta de lluvias, la mecanización o la distribución y no achacables a las subidas del salario mínimo.

“Los datos nos muestran que los problemas del sector agrícola son independientes de las últimas medidas adoptadas en materia laboral”, ha apuntado Pérez Rey.

Del lado de la caída de la ocupación, el secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo, también ha destacado “la sorpresa negativa” de la agricultura, con 15.000 afiliados menos este enero frente a una media para el mes de 1.000.

“Ha sido una pésima cosecha en la aceituna”, ha subrayado Arroyo que también ha desvinculado los datos de la subida del SMI.

CCOO: un dato “malo”

El secretario general de Comisiones Obreras (CCOO), Unai Sordo, ha calificado este el dato de paro de enero como “malo” y ha admitido que la ralentización del empleo “es muy preocupante”, según ha apuntado en declaraciones a RNE. 

Sordo ha explicado que esta ralentización tiene un carácter estacional, ya que enero es un mes tradicionalmente malo para el empleo, aunque ha añadido que la mayoría de países del mundo están ralentizando su economía.

En comparación con el entorno europeo, Sordo ha afirmado que España tiene un problema de paro y de calidad de empleo, que solo se podrán solucionar con “políticas que de verdad sitúen la creación de empleo como principal objetivo”.

Ha calificado el modelo laboral como “muy mejorable”, con muchos defectos que afectan sobre todo a la gente más precaria, y ha sentenciado que “la mejora de los salarios es determinante en este momento”.

PP: los datos son “inquietantes”

Por su parte, la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha culpado al Gobierno de Pedro Sánchez de unos datos que, a su juicio, son “inquietantes”.  

En Los Desayunos de TVE, Álvarez de Toledo ha argumentado que el Ejecutivo socialista “cumple sus peores pronósticos”, algo que ha atribuido a su “inacción, incompetencia e incapacidad”. 

Cs: “Que el Gobierno no diga que no hay desaceleración” 

El portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, ha criticado también al Ejecutivo de Sánchez, del que espera “que no siga manteniendo que no hay una desaceleración económica”.

En este contexto, Bal ha cuestionado la estrategia del Gobierno de “incrementar el gasto público”, al tiempo que ha mostrado su confianza en “que no piensen que así se puede arreglar la situación”.

“Ojalá que no se convierta en una crisis económica y ojalá que aplique políticas liberales”, ha sentenciado el dirigente de la formación naranja. 

CEOE: “Preocupante”

Por su parte, la CEOE ha señalado que, en el actual contexto de pérdida de dinamismo de la actividad económica, resultan “preocupantes” las intenciones de reforma de la normativa laboral, “dirigidas a mermar la capacidad de adaptación” de las empresas.

La patronal también ha apuntado que “causan inquietud” las medidas anunciadas “tendentes a incrementar la presión de la tributación empresarial y muy en particular la que afecta directamente al empleo”.

“Los datos de paro, contratación y afiliación a la Seguridad Social evidencian la pérdida de dinamismo del mercado laboral”, añade la CEOE, que recoge que en enero del año pasado el empleo crecía a tasas del 3%, frente al 1,8 % de enero de 2020.

El mejor dato en protección al desempleo desde 2011

La cobertura del sistema de protección por desempleo se situó en diciembre de 2019 en el 65,4%, un dato que mejora el 60,4% de un año antes y que supone la cota más alta para un mes de diciembre desde 2011, cuando era del 69,85%.

Según los datos facilitados este martes por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, en diciembre de 2019 había 1.964.182 desempleados cobrando algún tipo de prestación, un 7% más que un año antes.

La mayoría de estas prestaciones eran contributivas (892.622, un 10,6% más) o subsidios (838.015, un 8,7% más), mientras que el resto corresponde a la renta activa de inserción (132.566, un 12,3% menos), subsidio de eventuales agrarios (100.960, un 4,1% menos) y el extinto programa de activación para el empleo (19, un 97,6% menos).

El gasto total en prestaciones en diciembre fue de 1.725,9 millones de euros, un 13,2% más, y la cuantía media por beneficiario se situó en 856,9 euros, un 2,6% más.

A lo largo del mes se tramitaron 524.861 altas, un 1,1% menos.

Del total de beneficiarios, 216.331 eran extranjeros, un 7% más, que suponen el 11% de los desempleados que cobran prestación y a los que se destinaron 177,3 millones de euros.