NOTICIAS
23/07/2021 07:06 CEST | Actualizado 23/07/2021 07:37 CEST

Damián Quintero: "Veo más justo que no haya público en los Juegos a que solo haya japoneses"

El karateka, número 1 mundial en la modalidad de kata, es una de las grandes opciones españolas en Tokio.

JAVIER SORIANO / AFP via Getty Images
Damián Quintero, durante uno de sus ejercicios

Dice que los medios “con toda vuestra buena intención” le metemos una presión fuerte, pero él tampoco rechaza la realidad. Damián Quintero (Buenos Aires, 1984, y criado en Málaga), es una de las grandes esperanzas españolas para lograr medalla en Tokio 2020.

Número 1 del ranking internacional, Campeón del Mundo en 2014 y diez veces de Europa, este karateka especializado en la modalidad de kata (una recreación de movimientos sin contacto con rival) debuta en unos Juegos Olímpicos a sus 37 años. También lo hace su deporte, antes de ser “injustamente” borrado del programa para 2024.

Atiende a El HuffPost en el coche, a la salida de uno de sus últimos entrenamientos antes de viajar a Japón. Aún le quedan flecos por rematar “y muchos documentos por rellenar”, confiesa entre risas.

La primera pregunta es obligada: ¿Cómo te encuentras?

Estoy en forma y contento porque los entrenamientos salen muy bien. Es importante entrar ya en esta recta final, con los últimos preparativos. 

¿Qué y de qué forma se entrena los días previos a la competición (en su caso, el 6 de agosto)?

La ‘carga gorda’ ya está hecha, la tuvimos durante dos semanas en Sierra Nevada, a finales de junio. Ahora se trabaja de otra manera: entrenamientos mucho más cortos pero igual de intensos.

Por mi modalidad lo que pulimos ya son detalles. Por ejemplo, controlar la postura en los movimientos, si ese dedo del pie se mueve un poco, trabajar para que no se mueva... Se trabaja con muchísima calidad en los ejercicios.

Los deportistas debemos ser profesionales y atender a los medios porque debemos saber gestionar la presiónDamián Quintero

Hablando de calidad y de presión, ¿cómo llevas esa carga de saberte favorito? 

Lo mío va por días. Algunos con más nervios y otros más tranquilo cuando veo que los entrenamientos van bien. Sinceramente, es muy bueno que exista esa presión porque significa que los resultados me avalan.

Yo no tengo feedback del torneo, no sé cómo me voy a sentir compitiendo en unos Juegos y desde luego no hay nada ganado. Vamos diez grandes competidores y las medallas serán para quien esté mentalmente más fuerte.

Por mi parte, ya hay ganas del debut, pero en este tiempo extra por el aplazamiento a 2021 he podido involucrar un kata nuevo que me puntúa bien y con el que me siento a gusto.

¿Y las entrevistas preguntándote por la medalla, la medalla, la medalla...?

Se nota que ha terminado la Eurocopa y ya estálos Juegos (risas). No, los deportistas lo que no tenemos que ser es asociales. Una cosa es estar en una burbuja y más por el covid, pero tampoco hay que ser antisocial.

Muchas veces la prensa sin querer nos metéis presión de más, pero debemos ser profesionales y atenderos porque debemos saber gestionar esos aspectos, esa presión. Ahora no estoy para entrevistas televisivas de media hora, pero tampoco me cuesta coger el teléfono un rato.  

Quintero, en acción junto a su previsiblemente gran rival, el japonés Ryo Kiyuna

Dejando lo deportivo al margen, ¿consigues aislarte de la cantidad de informaciones y rumores que llegan sobre la situación epidemiológica en Tokio?

Sé que se va hablando de que cada vez la cosa está peor, pero hace tiempo que intento no leer ese tipo de noticias. Según se acerque mi competición publicaré algo en mis redes y poco más. No quiero que esa incertidumbre me afecte porque por muy fuerte que seas hay cosas que no gusta oír o leer. 

¿Psicológicamente afectará competir sin público? ¿Condicionará este ‘silencio’ al dictamen del jurado en deportes como el tuyo?

A competir sin público estamos acostumbrados ya porque lo hemos hecho antes. Para el espectáculo es una pena, claro que la situación es la que es. Te soy sincero, sí vería mal que solo hubiera público japonés, no era lo más conveniente. Si hay elegir entre solo ellos o que no haya nadie, veo más justo que no haya nadie.

En cuanto a lo otro... el factor cancha influye, claro. Quizás sin esa presión no sean tan caseros, pero van los 16 mejores jueces de la Federación Mundial, así que confío en ellos y entiendo que serán justos con o sin público. 

A mí lo que me afecta es hacerlo todo al 100%, que al 120% no se puede (risas), y que sean ellos los que decidan.

Eliminar el kárate de los Juegos de 2024 es feo, porque se nos ha condenado sin ni siquiera haber debutadoDamián Quintero

A pesar de su historia, el kárate debuta como deporte olímpico en Tokio y se despide como deporte olímpico en Tokio. ¿Ha sido injusto el olimpismo con tu deporte? ¿Hay alguna opción de mantenerlo en París 2024?

Creo que es feo, porque se nos ha condenado sin ni siquiera haber debutado. Una vez debutas obtienes datos de seguimiento, interés, espectáculo... Que decidan con material, pero que entremos al programa y ya estemos fuera no lo veo lógico. Me da que pensar que hay aspectos por detrás que no son tan limpios como parecían. 

¿Hay opciones? Bueno... (pausa dramática). Hace poco escuché que hay un 1%, básicamente, que lo ‘reventemos’ en Tokio. Aunque no haya público el objetivo es que el kárate sorprenda como deporte a la audiencia y que tanto el Comité Organizador de París como el COI puedan volver para atrás.

Sería fundamental para el deporte y para los deportistas. Este ciclo olímpico a nivel mediático y económico sube mucho; dar un paso atrás nos haría daño a nosotros y sobre todo las futuras generaciones de karatekas.

NUEVOS TIEMPOS