POLÍTICA
18/04/2019 10:03 CEST

Echenique: "A nosotros no se nos puede comprar"

Entrevista con el 'número dos' de Podemos

CARLOS PINA

Le gustan las campañas electorales, la vorágine. Y el deseo de Pablo Echenique, ‘número dos’ de Podemos, es que su partido entre en el próximo Gobierno que salga el 28-A. Después de apoyar parlamentariamente a Pedro Sánchez, aspiran a pisar moqueta.

Una campaña a la que llega Unidas Podemos con las encuestas a la baja. Y en la que no se cansa de repetir que el verdadero voto útil contra la extrema derecha y para que realmente haya un Gobierno de izquierdas pasa por la papeleta morada. Al PSOE, insiste, le tiembla el pulso con el poder. En su mente todavía queda la emoción de los mejores momentos que ha vivido en política: la moción de censura contra Mariano Rajoy y la subida del salario mínimo.

Y un Podemos que también ha aprendido durante estos años. Reconoce Echenique que los mayores errores han sido durante este tiempo las luchas internas. “Hemos dado muy mala imagen”, confiesa. No obstante, no hace caso a los sondeos y confía en unos mejores resultados. En sus manos su tableta con la pegatina de los papeles de Bárcenas. Detecta un ascenso durante estos días. Para aquellos que están hartos de política, lo tiene claro y les recomienda para estos días que lean El señor de los anillos y vean The Wire.  

 

 Casi una semana ya de campaña, ¿cómo lo lleva?

Con ilusión y un poquito de cansancio. Estamos dándolo todo, hay un 41% de indecisos y el resultado va a depender mucho de la campaña. Es una de las más decisivas que hemos vivido en este país, estamos echando el resto. Estamos notando un ambiente diferente en estas últimas semanas, una campaña ascendente. Personalmente me gustan.

Muy ilusionado, pero las encuestas, por ejemplo la del CIS, les dan en cuarta posición y una bajada muy significativa de escaños. ¿Qué ha pasado?

No partimos de buenos números en las encuestas, luego ya veremos lo que vota la gente. Hay una bolsa enorme de indecisos, histórica. Somos el único partido que ha hecho autocrítica en serio. Lo hemos dicho: el error principal que hemos cometido son los problemas internos. No lo hemos sabido gestionar, hemos dado muy mala imagen. Confío en que esos números no van a ser definitivos y vamos a mejorar. Por otro lado, si hemos hecho eso mal, también la gente se ha dado cuenta de que a nosotros no se nos puede comprar. En ninguna votación del Congreso nos hemos equivocado nunca de lado. Hemos tenido siempre claro a los que defendemos y los que tienen mucho dinero saben que no nos pueden comprar. De hecho, lo saben tan bien que ni siquiera lo intentan. Es una garantía de que si gobernamos, vamos a regular el precio del alquiler, vamos a aumentar la presión fiscal sobre la banca y las grandes fortunas y reduciremos los impuestos a la gente trabajadora.

 

Pero el PSOE está consolidando esa imagen del voto útil. ¿Qué dice a los que creen que lo representa Pedro Sánchez ante la coyuntura política?

Creo que es evidente que no. Por varios motivos: Andalucía nos enseña la lección. En primer lugar, hemos visto que cuando el PSOE está fuerte pacta con Ciudadanos, con la derecha. Un Gobierno de Pedro Sánchez con Cs sería de derechas. Eso reduciría los derechos laborales de la gente. Luego, hay otra cosa que le gusta decir al PSOE que no es verdad: que son el voto útil para frenar a la extrema derecha. Hay que mirar a Andalucía otra vez, justo después de que pacten con Cs y con la derecha, en las siguiente elecciones gana la derecha y la extrema derecha. Si hay un voto útil para que haya políticas progresistas y para frenar a la extrema derecha, es Unidas Podemos.

 

CARLOS PINA

 

Estas elecciones llegan marcadas precisamente por la irrupción de la extrema derecha y Vox, con hasta cuarenta diputados en las encuestas. ¿Tiene miedo a lo que está pasando y su entrada en el Congreso?

Bueno, no diría miedo, no se lo tenemos a estos patrioteros de charanga y pandereta. Miedo no les tenemos, pero me preocupa que mi país pueda retroceder cuarenta años en derechos. Soy científico, estoy temporalmente en política porque veía que mi país iba a peor. Ante la perspectiva de un Gobierno de esta gente, que no solamente tiene planteamientos como muy antidemocráticos y defiende además a los privilegiados, lo veo con preocupación. Confío en que no vayan a gobernar y tener un buen resultado.

Es evidente que el PSOE no es el voto útil

¿Es España de izquierdas o de derechas?

España es decente. Las etiquetas de izquierdas y derechas desde el momento en el que uno ve a Felipe González en un yate pierden un poco de sentido. Nos sentimos orgullosos de que el 15-M nació aquí en España y el 8-M es una lección para el mundo, no hay un movimiento feminista de esta potencia en otros países. Eso habla de futuro, igualdad, dignidad y democracia. Creo que si el debate público se diera con menos ruido, menos manipulaciones y mentiras como las cloacas del Estado, esa decencia se expresaría con mayor contundencia en las urnas. Por eso soy optimista y el cambio político poquito a poco irá avanzando, aunque nos gustaría que fuera más rápido.

 

Citaba a las cloacas del Estado, ¿tiene constancia de haber sido espiado?

Bueno, hay un vídeo en el que salgo cantando que sale de un móvil robado. Así que directamente no, pero se ha cometido un delito robando información privada por orden seguramente del PP, que luego se ha utilizado para ensuciar la imagen de Unidas Podemos y difundir basura falsa sobre nosotros. Además, ha abierto todos los telediarios de este país y se ha debatido durante horas. Estamos diciendo en esta campaña verdades que ya todo el mundo conocía, tampoco estamos descubriendo la rueda. Están levantado muchas ampollas y hay una cosa que es real: en 2016 fuimos a votar a unas elecciones que no fueron limpias. Se estaba intoxicando al pueblo español con mentiras. Es un escándalo que tiene que ver con la democracia, no se puede permitir que haya criminales que trabajen para mentir a la opinión pública. Hemos sido todos objeto de prácticas mafiosas, algunos en mayor y otros en menor medida.

No tenemos miedo a los patrioteros de charanga y pandereta de Vox

¿Son cosas del pasado? ¿Se han limpiado? ¿Siguen existiendo esas cloacas?

Desde el punto y hora en que el señor Fuentes Gago está accediendo a una promoción dentro de la Policía y el ‘número dos’ de Comunicación de Moncloa tiene que dimitir porque sabe que va a a ser imputado por el caso Villarejo, resulta evidente que no y que todavía hay mucho que hacer. Hemos hecho una propuesta además, en el artículo 126 de la Constitución se dice que tiene que haber una policía judicial, que no dependa directamente de Interior sino de fiscales y jueces. Que se desarrolle y se cree una unidad integral contra la corrupción institucional. Esto en Italia permitió investigar el Targentopoli. Hay que investigar,  decimos evidentemente que el PSOE tiene mochila en las cloacas del Estado.

¿De qué le gustaría ser ministro?

No me lo planteo en esos términos. Es lo menos importante qué persona de Unidas Podemos ocupe qué cartera. Lo importante es que nuestro programa forme parte del próximo Ejecutivo, que nos gustaría encabezarlo. Pero en todo caso donde nos pongan los votantes. Hemos visto estos meses que si uno no forma parte del Ejecutivo, hay cosas que no se hacen, como la regulación del precio de los alquileres. A la hora de la verdad alguien recibe una llamadita de un fondo buitre…

¿Ese alguien es Nadia Calviño?

Bueno, eso dicen los rumores, ahí están las noticias de los medios. El PSOE tiene ciertos problemas para enfrentarse a los grandes poderes económicos cuando les tocan el bolsillo. Es un partido que debe decenas de millones de euros a los bancos y tiene un montón de exministros sentados en consejos del Ibex 35. Es verdad que el PSOE cuando se tiene que enfrentar a la banca, a los fondos buitre o a las eléctricas, le tiembla un poco el pulso. A nosotros no, cuando toca defender a la gente nos enfrentamos sin problema.

 

CARLOS PINA

Hablaba del decreto del alquiler, eso dependen del Ministerio de Fomento, y del precio de la luz, que es Industria. ¿Qué más ministerios le gustarían?

De verdad que no nos lo hemos planteado en esos términos, hay que esperar a que la gente vote. Hay que huir de este debate de ciertas arrogancias. Hemos visto cómo el PSOE está diciendo que quiere gobernar en solitario, eso es despreciar millones de votos, como si valieran menos. Es un pelín arrogante decirlo  en esta época de pluripartidismo.

Viene a la mente aquella rueda de prensa en la que Iglesias pedía ministerios hace tres años. ¿Ya no es el Podemos aquel de asaltar los cielos? ¿Qué han aprendido? ¿Es una nueva fase del partido?

Hemos aprendido muchas cosas, había muchas que sospechábamos pero no habíamos vivido en primera persona. En estos últimos meses hemos vivido el momento de mayor influencias de Unidas Podemos en la política estatal después de echar a Rajoy facilitando la moción. Se abrió la posibilidad de negociar unos presupuestos verdaderamente sociales y aquí aprendimos un montón. Cuando toca que el PSOE se enfrente a los poderes económicos, titubea y le tiembla el pulso. Lo contaba Pablo en un mitin en el Reina Sofía, algún directivo de medios de comunicación nos lo ha explicado: hay gente muy poderosa a la cual que le toquéis el bolsillo no le ha gustado y van a por vosotros. Aún así, hemos demostrado que hay cosas que se pueden cambiar, como subir el salario mínimo. Eso ayuda a imaginar lo que podríamos hacer.

Hemos sido objeto de práctica mafiosas

Resuenan las palabras de Cayetana Álvarez de Toledo en el debate ‘a seis’. ¿Qué le pareció ese ‘de verdad van diciendo sí, sí y sí hastas el final’?

Me parece una vergüenza que la señora Álvarez de Toledo, marquesa de no sé qué, no entienda el feminismo ni lo que dicen las mujeres en la calle ni que hay impedir barbaridades como la sentencia de La Manada. Hay que impedir por ley que haya jueces machistas que digan que si cinco energúmenos violan a una chica, eso no es agresión sexual porque no se defendió y no puso en riesgo su seguridad personal. Es una vergüenza, es evidente que solamente con un consentimiento explícito se puede entender una relación sexual en un contexto de naturalidad. Hay que llevarlo a la ley y que haya partidos como Vox, Cs o el PP que no lo entiendan es una vergüenza.

¿Es un ejemplo de la derechización del PP de Pablo Casado?

Creo que sí. Hay ciertos sectores de la derecha con los que tenemos diferencias pero que tienen un poquito más de altura de Estado que la actual dirección del PP. Hay un movimiento en la derecha de este país que ha abandonado posiciones de más compromiso con un funcionamiento más o menos normal de nuestro país. Es muy mala noticia. Es mejor tener una derecha con un poquito de altura de Estado a una que esté en el monte.

¿Era mejor Rajoy que Casado?

No me gusta ninguno de los dos, pero si tengo que elegir, me quedo con Mariano Rajoy.

¿Y Cs también se ha derechizado en esta guerra con PP y Vox? Usted y ellos se han dado estopa durante este tiempo…

Basta ver la foto de Colón y el pacto en Andalucía, además de lo que contestan los ciudadanos cuando se pide que ubiquen a Cs en el eje de izquierda y derecha. Si uno ve la gráfica a lo largo de estos años, hay un viaje hacia el diez que es espectacular. Al principio decían que eran socialdemócratas, se ha demostrado que no.

CARLOS PINA

¿Por qué incluyen en el programa un reférendum sobre Cataluña cuando han comprobado que no les sale rentable electoralmente?

Es nuestra posición de siempre, somos un partido coherente. Pensamos que la única manera de que Cataluña siga formando parte de España es que haya un proceso de diálogo, una solución democrática al conflicto y la posibilidad de una opción en una consulta de que Cataluña siga formando parte de España con un encaje diferente. Eso arrasaría. Si se hace un referéndum binario, es trampa. Lo hemos llevado siempre en el programa electoral, no lo escribimos en base a sondeos.

Irene Montero dijo en una entrevista en TVE que pronto habría una líder en Podemos. ¿Tiene los días contados el señor Iglesias?

No, creo que no. Y, además, me alegro de que no los tenga porque como ciudadano español quiero que mi país por primera vez tenga un presidente que no se puede comprar. Quiero que lo sea porque quiero a este país. Tenemos un liderazgo que supera ampliamente a los de otros partidos, Pablo es un valor político fundamental. Tarde o temprano va a ser presidente y me alegra.

Creo que la princesa Leonor no llegará a reinar

 ¿No cree que la compra del chalé cambió la imagen de Iglesias en la sociedad?

Bueno, siempre que hacemos algo tiene repercusiones sobre los demás, queramos o no. Pero si lo único que se puede decir de Podemos, después de habernos puesto un ejército de mafiosos a perseguirnos y a fabricar basura falsa, es que Pablo se ha hipotecado treinta años para comprarse una casa, pues eso dice bastante del tipo de fuerza política que somos. Se ha hipotecado, paga novecientos euros al mes a 30 años… Si ese es nuestro mayor pecado, creo que estamos en buenas condiciones para ofrecer honestidad y coherencia.

Acaba de pasar el 14 de abril, en su programa llevan aspectos relacionados con la monarquía. ¿Cree que llegará a reinar la princesa Leonor?

Creo que no. España, cada año que pasa, es más republicana porque vivimos en una época, con ciertos defectos, en la que la información fluye. Hay más escrutinio sobre la vida pública, la gente sabe más cosas sobre la monarquía, tiene muy poco sentido que tengamos un jefe de Estado elegido por fecundación y que además se haya utilizado esa institución aparentemente para cosas muy turbias. La gente entiende esto, y es verdad que la reforma constitución no es un procedimiento sencillo. Que exista en el siglo XXI un artículo como el 56.3 que dice que el rey puede delinquir y no se le puede juzgar es más propio del Medievo que del siglo XXI. Esto lo van asumiendo los españoles. Creo que hay muchos votantes de Cs incluso, por supuesto del PSOE, que son republicanos, aunque sus líderes insistan en proteger a la monarquía.

CARLOS PINA

 Haga su quiniela para el 28-A.

Es muy difícil predecir. Siempre cito a Niels Bohr uno de los padres de la mecánica cuántica, que dice con mucho humor ‘predecir es difícil, especialmente el futuro’. Hay que respetar la libertad de voto de la gente. No me atrevo a hacer una predicción, pero soy optimista. Vamos a tener un resultado mejor del que vemos en las encuestas y vamos a gobernar en España.

Ha coleado estos días la polémica sobre sus palabras acerca del acto de Cs de Rentería que dijo que buscaban “incendiar el conflicto territorial”. ¿Lo sigue manteniendo?

Lo primero que hay que decir, que no es incompatible con lo que dije en el tuit, es que por supuesto todo el mundo tiene derecho a hacer mítines donde quiera. Es una obviedad, lo pienso y lo defenderé. Incluso Vox que tiene planteamientos muy poco democráticos puede participar del juego democrático con libertad y tranquilidad. Pero también es verdad que hay partidos que enfrentan a los pueblos de nuestro país. Las dos cosas son verdad.

Defina a…

Pablo Iglesias: Una persona a la que nadie puede comprar y comprometida con que su país sea mejor

Pablo Casado: Una persona que está jugando con fuego, está haciendo una estrategia política que empeora a su país

Pedro Sánchez: Si nosotros somos el partido de “sí se puede”, él es representante de “no se atreve”

Albert Rivera: Lo mismo que Casado, se llena mucho la boca con España pero su discurso y política empeoran nuestro país

Santiago Abascal: Es la parte más radical del PP, vestida con un ropaje nuevo para intentar hacer ver a la gente que es una novedad

Íñigo Errejón: Un tipo inteligente que ojalá hubiéramos podido trabajar juntos, pero él no ha querido

Pablo Echenique: Me gusta pensar que soy buena persona y que aprendo de mis errores, que los cometo, cualquiera que me siga en Twitter lo puede comprobar

 

 

Cuestionario exprés

¿Se ha arrepentido de algún tuit?

Alguna vez, pero no por lo que dijera sino por los efectos que a veces no están previstos o calculados.

¿Quién ha sido el mejor presidente de España?

Es difícil de decir, creo que todos han cometido fallos muy importantes. De las mejores cosas que se han hecho en este país, aunque con muchas limitaciones, corresponden al primer mandato de Zapatero. En el segundo, todo lo contrario y dobla la rodilla ante los poderes financieros europeos y el dogmatismo neoliberal.

¿El peor?

José María Aznar, sin lugar a dudas. No admite discusión. Un tipo que miente a su pueblo, después de un atentado y antes de unas elecciones.

¿Su mejor y peor momento en política?

El mejor fue cuando echamos a Mariano Rajoy. Creo que esta es una de las cosas más importantes que veníamos a hacer, a quitar la corrupción de las instituciones y del Gobierno. Compite fuertemente con los momentos en los que conseguimos mejoras concretas. Yo me he emocionado cuando subimos el salario mínimo.

Y los peores cuando ves comportamientos en política que ponen lo individual antes que lo colectivo. Uno no está preparado para ver eso, y perjudica enormemente la posibilidad de cambio.

Recomiende un libro y una serie para los lectores hartos de campaña electoral.

El libro de mi infancia y de mi adolescencia, que es El señor de los anillos. Lo he leído un montón de veces. Tiene muchas enseñanzas, una de ellas es que un pueblito muy pequeño como los hobbits frente a los ejércitos de Mordor puede ganar la batalla. Es un libro hermoso y emocionante.

Es difícil decir una serie. Está muy bien The wire, es un clásico también. Es muy buena, lo mejor que tiene es que habla de los entresijos del poder y de cómo funciona en la ciudad Baltimore. Muy interesante.