POLÍTICA
16/05/2019 07:36 CEST

Joan Ribó: "Valencia ha dejado de ser un punto neurálgico de corrupción"

Entrevista al alcalde de Valencia y candidato de Compromís

EL HUFFPOST

Tras 24 años de gobierno de Rita Baberá, Joan Ribó cogió el bastón de mando de Valencia en 2015. Y quiere más: se vuelve a presentar este 26-M como cabeza de lista de Compromís. Los tiempos institucionales van más lentos y su objetivo es completar lo iniciado durante aquella primavera.

Un político que inició su andadura en el Partido Comunista, que transitó luego por IU y que ahora defiende que Compromís es la formación que entusiasma a la gente y no gana metiendo miedo. Tiene en su mente grabado el momento en el que entró el Aquarius en el puerto de la ciudad y no para de repetir que es una urbe con valores progresistas.

Los pocos ratos libres que tiene entre acto y acto hace ejercicio y se olvida de los titulares escuchando música clásica en algún concierto. Las encuestas le dan bien estos días, aunque siente el aliento de un PSPV en ascenso. Según el Centro de Investigaciones Sociológicas, la izquierda podrá retener el consistorio. Y en su hoja de ruta para el día después: un nuevo modelo de gestión y creación de vivienda para el alquiler. “Es terriblemente urgente”, confiesa.

¿Por qué quiere cuatro años más en la Alcaldía?

Hemos cambiado la orientación de la ciudad, pero no hay tiempo suficiente para tener el proyecto madurado. Cuatro años más para continuar un proceso de cambio.

Haciendo balance, ¿cuál ha sido su mayor acierto? ¿Y su mayor error?

Un acierto es que Valencia ha dejado de ser un punto neurálgico de la corrupción, aunque tengamos algún juicio pasado mañana por la visita del Papa, para pasar a ser una capital de valores como la solidaridad -me acuerdo del Aquarius- o la lucha por la alimentación sostenible en el marco de la lucha contra el cambio climático. Pensando en las personas que peor lo están pasando, tenemos unos niveles de pobreza importantes. También valores de sostenibilidad, tanto en el tema de movilidad como de creación de parques.

¿Y el mayor error?

No haber sido consciente de que las cosas en el Ayuntamiento van más lentas de lo que quisiéramos y, por lo tanto, exigen un desarrollo no de meses, sino de años. Y, además, no tener claro que cuando trabajas con otras instituciones como el Estado y la Generalitat los tiempos se alargan más.

Según las encuestas, ganará las elecciones, pero tiene en el cogote al PSPV. ¿Cómo ve la lucha por ser primera fuerza?

Nuestro primer objetivo es que el Gobierno de la Nau vuelva a tener la mayoría. Y eso parece ser no solo que lo estamos consiguiendo, sino que lo estamos mejorando. Como Compromís, queremos seguir liderando este gobierno porque ha funcionado bien y hemos sido el grupo que sabe gestionar una coalición que tiene sus complejidades. Estamos muy contentos, sabiendo que las encuestas son encuestas.

EL HUFFPOST

 

Forma parte de los alcaldes del cambio. Uno de sus referentes es Manuela Carmena, que ha dicho estos días que si quedaba detrás del PSOE, consideraría quedarse de vicealcaldesa de Pepu Hernández. ¿Haría lo mismo con Sandra Gómez (PSOE)?

Ya he dicho anteriormente que lo más importante es el Gobierno de la Nau, es el objetivo primero. El segundo es que Compromís lo lidere. En consecuencia, si no fuéramos la formación más votada, evidentemente cogeríamos el papel que nos toque, como estoy seguro que hará la señora Sandra Gómez, aunque no lo manifieste todos los días en sus intervenciones concretamente.

El PP está sumido en una gran crisis

 

Estas elecciones son muy cruciales porque por primera vez entrará en muchas instituciones municipales el partido de ultra derecha Vox, ¿le da miedo a que llegue al Ayuntamiento de Valencia?

Pues mire, no. Lo he repetido muchas veces, no nos da miedo porque manifestaciones de extrema derecha algunas hemos tenido ya. En segundo lugar, a Compromís le gusta entusiasmar a la gente, no meter miedo. Apostamos por un proyecto para la mayoría de la ciudad que ilusione.

Hemos escuchado a la candidata del PP en Valencia, María José Catalá, decir que su principal objetivo es “echar a Ribó”. ¿Cómo ve ese argumento y al Partido Popular tras el batacazo del 28-A?

Cuando ese es su principal argumento, es que tiene pocos. Uno en negativo como este indica que tiene pocos planteamientos en positivo. Sinceramente, creo que el PP está sumido en una gran crisis. Ninguno de sus diez concejales puede estar en la nueva lista por estar imputados. Es una mochila muy grande a soportar, ese tema pesa sobre ellos como una losa. Valencia quiere planteamientos en positivo y la candidata del PP lo único que hace es mirar por el retrovisor hacia el pasado. Es como en la Biblia las estatuas de sal.

También le está dando cera el candidato de Cs, Fernando Giner. ¿Qué ha pasado con la polémica este fin de semana de no acudir al traslado de la patrona de Valencia?

La Constitución dice que el Estado español es acofensional. Los ayuntamientos son parte del Estado. En Valencia hay muchas personas creyentes, hay personas de otras creencias y otras que no creen en nada. El alcalde es de todos y por respeto a todos los valencianos no voy a un acto religioso de ningún tipo de religión. Destacar que puede haber actos de cultura popular que tengan vinculación con la Iglesias, como el Corpus. No tengo ninguna alergia por lo religioso, que quede claro, pero tengo un profundo respeto a todas las personas que no son católicas.

Es lamentable que Cs llegue a acuerdos con Vox en Andalucía

¿Qué le parece que Cs si esté dispuesto a hablar con Vox y ponga cordones sanitarios a los partidos de izquierdas?

Lo define muy bien: Cs nació queriendo ser un partido de centro, pero por desgracia cada vez es más visible que su planteamiento se ubica en la derecha y compitiendo en ese espacio, llegando a acuerdos, caso de Andalucía, con la derecha más extrema. Es lamentable. Siempre he pensado que en este país iría bien un partido de centro como en Europa, pero Ciudadanos no está jugando ese papel. Se ubican en posiciones de derecha clásica y clara.

 

EL HUFFPOST

¿Valencia es una ciudad de derechas o de izquierdas?

Ha tenido periodos de izquierdas claros, a lo largo de su historia ha sido la capital más republicana de todo el Estado español a principios del siglo XX. En estos momentos, la última encuesta que estaba viendo del CIS, Valencia demuestra que tiene una clara tendencia hacia la izquierda. Eso cambia, también en función de lo que significa derecha o izquierda. Valencia tiene como mínimo unas posiciones progresistas muy mayoritarias, con elementos con la tolerancia o la solidaridad.

¿Cuál va a ser la primera medida que tomará si vuelve a ganar?

Continuar lo que estamos haciendo, pero hay una gran medida a tomar: reorganizar el modelo de gestión. Vamos a pasar a uno más avanzado. Y la segunda: creación de vivienda de alquiler. Es terriblemente urgente potenciar este tema.

 

Photo gallery Joan Ribó See Gallery

ESPACIO ECO