POLÍTICA
19/06/2021 10:39 CEST

Uralde: "El trabajo real de ecologismo político lo estamos haciendo desde UP"

Entrevista con el fundador de Alianza Verde y diputado de Unidas Podemos: "Tenemos que combatir con argumentos y votos este negacionismo climático".

SERGI GONZÁLEZ
López de Uralde, en el Congreso

El verde es el color de moda de la política española. Un factor que crece cada día y que tendrá mucha importancia en las próximas generaciones a la hora de depositar un voto. Acaba de nacer Alianza Verde, un partido de corte ecologista bajo el paraguas de Unidas Podemos, con la idea de ir en la misma papeleta en las citas electorales.

Este nuevo espacio se ha lanzado de la mano del diputado de Unidas Podemos Juan López de Uralde, histórico dirigente ecologista. Y con una competencia muy directa con Más País, de Íñigo Errejón, el partido que se quiere sumar a la ola de los verdes alemanes. En cambio, los de UP se fijan más en Dinamarca, Francia y Finlandia. 

El diputado ‘morado’ recalca que el verdadero ecologismo político está en Unidas Podemos y difiere en que haya una ola. Lo deja en “marea”. Lo que recalca es que UP es un partido “rojiverde” y espera que en esta nueva etapa con un liderazgo coral se visibilicen más sus propuestas. Es consciente de los argumentos fáciles y del “negacionismo de postureo” de Vox, le preocupa mucho esta cuestión. Por eso cree que hay que ganarles con “argumentos y con votos”. Pero que se imprima el color verde en su acción política no significa que no haya ideología en otros temas: es republicano y está a favor de los indultos.

¿Por qué crear un nuevo partido verde?

En realidad es una reconstrucción de un espacio verde dentro de Unidas Podemos. No es una nueva marca electoral. Estamos trabajando en estos temas desde hace mucho tiempo y queremos que se visibilicen. Los ecologistas de UP queremos tener nuestro propio órgano independiente de decisión y trabajo.

¿Es lo verde la nueva ola de la política española?

No estoy muy de acuerdo con ese concepto que se maneja ahora de que hay una ola verde, no estoy muy de acuerdo. Más que una ola, diría que hay una marea, que poco a poco va habiendo una mayor conciencia. Lo verde influye en el voto, pero no es determinante para mucha gente votar exclusivamente verde. Es importante para cada vez más gente que el partido al que votas se tome en serio la crisis ecológica. Es lo que estamos haciendo. Algunos hablan de que hay una ola verde, pero creo que no. Desgraciadamente los datos demoscópicos no lo demuestran. Lo que estamos haciendo es construir ese espacio y que se vea que UP trabaja y es parte de su ADN el verde.

Algunos hablan de que hay una ola verde, pero creo que no

La creación de este partido dentro de UP llega en un momento en el que Más Madrid ‘sorpassa’ al PSOE y Podemos. ¿Es esto una reacción al fenómeno de Errejón?

No, en absoluto. Esto es algo que ya habíamos decidido hacer en septiembre de 2019, cuando Equo deja UP. Ya habíamos decidido construir este partido, pero empezó la pandemia. De hecho, la primera reunión constitutiva fue la semana del 8 de marzo. Lo tuvimos que congelar. Posteriormente, es verdad que se produce una situación interesante, que no tiene que ver con Más País, sino con que con la salida de Pablo Iglesias se reconstruye UP. Es un momento perfecto para nosotros para salir de manera pública.

En el discurso de UP han tenido más importancia temas como la igualdad, la memoria, la transparencia o la lucha contra la corrupción que lo verde. ¿Va a ser UP a partir de ahora más verde?

UP ha tenido mucho liderazgo en los temas verdes en la política española. La declaración de emergencia climática la presentó UP en el Congreso, la primera proposición no de ley en España a favor del lobo que sale aprobada la presenta UP… De alguna manera da la impresión de que el espacio verde está en otro lado cuando el trabajo real de ecologismo político lo estamos haciendo desde UP. Queremos que se visibilice y queremos influir en las líneas políticas de Unidas Podemos, pero ya lo llevábamos haciendo desde 2015. Lo importante es que se vea ese trabajo y ser acompañados más en el discurso por los líderes.

SERGI GONZÁLEZ
Uralde durante la entrevista

Unidas Podemos está en el grupo de la Izquierda en el Parlamento Europeo, menos Ernest Urtasun, que está en el Verde. Si hay algún diputado de Alianza Verde en la lista de UP de las europeas y sale elegido, ¿formará parte del grupo de los Verdes en Bruselas?

Eso ya lo habíamos acordado en las últimas europeas, pero desgraciadamente por la ruptura de Equo no fue posible que hubiera una persona de ese partido en la lista. Entendemos, y así lo hablamos con Iglesias y ahora con Belarra, que el proyecto de Unidas Podemos es un espacio rojiverde. En ese sentido, es lógico que los diputados que representen más esa sensibilidad estén en el grupo Verde europeo.

Errejón pone como referencia a los verdes alemanes. ¿Son la suya también?

No. En la familia verde hay partidos con los que nos sentimos más cercanos, como el danés, el finlandés o el francés porque tienen posicionamientos que van más a la raíz de los problemas. En Equo ya tuve discrepancias con los verdes alemanes con cuestiones relativas al rescate de España. Nos sentimos más vinculados a la parte de la familia verde que está más situada a la izquierda.

Estamos muy ocupados con el covid, pero la crisis ambiental es mucho más grave

¿Quién es más verde? ¿Unidas Podemos o Más País?

La verdad es que a nosotros eso no nos importa mucho, sino poner en valor lo que estamos haciendo para avanzar en las políticas verdes. Cuantos más concejales, diputados o parlamentarios autonómicos con conciencia ambiental, se llamen verdes o no, haya, mejor para todos. Se trata de avanzar. La crisis ecológica es gravísima. Estamos muy ocupados con el covid, pero la crisis ambiental es mucho más grave, y lo que nos va a venir después. De hecho, existe una vinculación entre la crisis del covid y la ecológica.

UP forma parte del Gobierno de coalición, ¿Qué le parece Teresa Ribera a los mandos de la Vicepresidencia Cuarta de Transición Ecológica? ¿Está contento con su trabajo?

Nosotros, evidentemente en un Gobierno de coalición, hemos tenido la posibilidad de tener algunos ministerios y otros no. Hay cuestiones que se han introducido en el programa y otras no. Más allá de las personas, lo que nos importa es que se cumplan esos puntos acordados y que realmente se avance, como se está haciendo, a un modelo renovable y descarbonizado. Evidentemente, si fuéramos nosotros los que estuviéramos en el Ministerio, pues quizá hubiéramos hecho las cosas de otra manera, hubiésemos sido más rápidos en otras cosas, pero lo importante es que se está avanzando.

Desde el punto de vista medioambiental, Madrid es un desastre

¿Está siendo el PSOE más lento de lo que creían en este tipo de temas?

Es que hay cosas que se han quedado fuera del acuerdo. Por ejemplo, en todo este tema del precio de la energía, que para nosotros es clave, la necesidad de una empresa pública de energía. Eso tendría una incidencia importante en el precio de la luz. Eso se quedó fuera. Nuestro programa va más allá de lo que se está haciendo. Pero nosotros respetamos los acuerdos.

Sobre la empresa pública de energía, ¿descartan que se pueda realizar? 

No, no lo descartamos, pero no está en el acuerdo de gobierno. Vamos a trabajar por ello, pero no es un punto recogido en el acuerdo. Evidentemente tenemos la autoridad y la legitimidad para que se cumpla lo que está ahí. 

¿Qué siente al ver que se marcan precios récord por la electricidad?

La electricidad sube porque hay un incremento muy importante del precio del gas fundamentalmente. Eso se debe a que con la salida progresiva de la pandemia se está volviendo a reactivar en todo el mundo. De hecho, es una subida europea. Evidentemente, trabajamos y vamos a seguir trabajando para que en lo posible se pueda reducir esa subida y el consumidor no tenga que hacer frente a esa situación. Pero hay que dejar muy claro que es una situación estacional, debido a cuestiones externas a las decisiones políticas, y hay quienes tienen intereses en que se mezclen cuestiones. Vamos a trabajar en la adopción de medidas para rebajar en lo posible el precio de la luz, sobre todo para que los consumidores más vulnerables puedan aguantar esta situación.

¿Qué tipos de medidas barajan?

En estos momentos, todas. Hay cuestiones que ya están en marcha como la creación de un fondo nacional de sostenibilidad, que quitaría una parte de la factura de la luz (un catorce por ciento). Se está trabajando en el anteproyecto de ley para la eliminación de los beneficios caídos del cielo de las eléctricas, que podría incidir en una reducción del cinco por ciento. Incluso, la propia vicepresidenta cuarta ha dicho que se puede temporalmente eliminar alguno de los impuestos de la luz para amortiguar.

SERGI GONZÁLEZ
Uralde responde a una pregunta

En el Congreso la tercera fuerza es Vox, por encima de Unidas Podemos. ¿Le preocupa una corriente de negacionismo en los temas medioambientales? 

Sí, me preocupa mucho. Puede tener un impacto determinante en el freno de determinadas políticas. Es un discurso muy fácil, porque si niegas el problema, no tienes por qué tomar ninguna medida y no tienes ningún coste por ello. Negar el cambio climático es una absoluta irresponsabilidad, pero ellos lo hacen. Para mí son negacionistas de postureo, no está basado en ninguna opinión científica, pero claro que me preocupa. Lo hemos visto ahora en Suiza en el referéndum en el que se ha rechazado la ley del clima. Hay argumentos demagógicos pero que a la gente le pueden llegar. Por eso, somos especialmente beligerantes para que las medidas contra la crisis medioambiental sean socialmente justas.

El discurso de Vox es muy parecido al de Donald Trump. En cierta manera se ha conseguido asociar lo verde a una izquierda urbana. ¿Puede calar este mensaje en el resto de España?

Claro, claro, preocupa. Si empiezas negando el problema, no tienes que poner en marcha las soluciones. El problema es que realmente sabemos que el Mediterráneo es el mar que se está calentando más en todo el mundo, que la concentración de gases de efecto invernadero de CO2 alcanzó su récord la semana pasada, que se baten cada año los récords de temperatura media… Ese es el problema. Por lo tanto, este negacionismo que frena las políticas climáticas, como hemos visto con Donald Trump, es tremendamente irresponsable. A diferencia del virus, contra el cambio climático no hay vacuna. Tenemos que combatir con argumentos y votos este negacionismo. 

Estoy a favor de los indultos porque el tiempo de los jueces ha terminado y ha llegado el de la política

Hablando de votos, las encuestas estos días dan como ganador al PP en unas elecciones, con mayoría absoluta con Vox. ¿Está el país abocado a un Gobierno de la derecha y de la ultraderecha en dos años?

No, en absoluto. No nos resignamos y estamos trabajando para dar la vuelta a las encuestas y conseguir el apoyo para mantener un Gobierno de izquierdas. Además, trabajamos por ser la fuerza mayoritaria en ese espacio.

¿Está a favor de los indultos? ¿Cómo los defiende?

Estoy a favor porque el tiempo de los jueces ha terminado y ha llegado el de la política para gestionar el problema catalán. Hay que dar pasos políticos, ya hemos visto que da de sí la vía judicial. Tenemos que normalizar la relación entre Cataluña y el resto de España. Para eso no sirve la persecución, se tiene que hacer a través del diálogo.

El pasado fin de semana se celebró la Asamblea de Podemos, con Pablo Iglesias ya fuera y con la elección de Ione Belarra. ¿Echa de menos a Iglesias?

A Pablo Iglesias lo vamos a echar de menos siempre, porque ha sido y es una persona con muchísimo liderazgo, ocupa mucho espacio con sus declaraciones. Siempre lo echaremos de menos, pero creo que no se va a ir muy lejos. Creo que va a continuar de una manera u otra vinculado a este proyecto. Es imposible no echar de menos a Iglesias. Creo que cuando él decide salir, con un argumento muy fuerte de que “ya no sumo”, si lo piensa es porque tiene datos. Al mismo tiempo se abre una oportunidad para este espacio, para desarrollar nuevos liderazgos, nuevas propuestas, para trabajar de manera diferente. Eso es lo que están tratando de hacer Ione y Yolanda, cubrir un espacio tan grande con un liderazgo más coral y diverso.

Coral, diverso… pero en España, a excepción del PNV, las bicefalias no suelen funcionar. ¿Cree que lo lograrán?

Es un reto que funcione. Tenemos una excelente candidata a la Presidencia del Gobierno si finalmente se decide a aceptarlo. Además, Ione ha demostrado por su forma de trabajar su capacidad de organización. Tiene que funcionar.

Dice “si acepta”. Este es uno de los grandes misterios que hay en la política. Se da por hecho que Yolanda Díaz será la candidata, pero no ha dicho sí ella. ¿No la consiguen convencer? ¿Está esperando? ¿Han hablado?

He hablado con ella. Es lógico que se centre ahora en su tarea de Gobierno y que diga que ya hablaremos. En el momento que dices que sí ya todas las condiciones no las puedes poner. Seguramente, cuando llegue el momento, estoy seguro de que aceptará.

SERGI GONZÁLEZ
Entrevista a Uralde

El Congreso está en pleno centro de la ciudad. Hace nada el Tribunal Supremo tumbó Madrid Central. ¿Cómo está ahora la capital medioambientalmente? ¿Era tan malo Madrid Central como lo pintaba el PP?

Madrid Central era muy bueno, así lo demostraron todos los indicadores. A los pocos meses de entrar en funcionamiento, los índices de contaminación en el centro se desplomaron y tuvo un impacto en el conjunto de la ciudad. Lo que estamos viendo en Madrid no nos sorprende porque es lo que hemos visto de la derecha española de toda la vida, que es ignorar los problemas ambientales y de la contaminación. Ayuso no ha tomado ni una sola medida medioambiental, no hay ley de cambio climático en la Comunidad, no hay ley contra la contaminación. Desde el punto de vista medioambiental, Madrid es un desastre. 

Ayuso consiguió casi mayoría absoluta, ¿cómo lo explica?

Y eso que le gustan los atascos por la noche. Es inexplicable, no lo puedo entender, más allá de que ella ha utilizado las técnicas de poner en valor determinados sentimientos que llegan mucho al corazón de la gente (una falsa sensación de libertad), y esa estrategia de comunicación le ha funcionado bien y la gente le ha aplaudido su gestión. No me lo puedo explicar porque me parece que la gestión de Ayuso ha sido desastrosa. Pero le ha salido bien la táctica de enfrentarse al Gobierno. 

Se vislumbra una remodelación del Gobierno, ¿le han dicho que se vaya preparando para algo?

Ni me lo han dicho ni lo espero. Lo que no va a haber en todo caso es un cambio en las responsabilidades, eso sería entrar en una discusión que ya tuvimos al comienzo de la legislatura. 

A Pablo Iglesias lo vamos a echar de menos siempre

En las próximas andaluzas y en las municipales y autonómicas de 2023, ¿su partido va a estar integrado en el paraguas de UP?

Claro, queremos estar, vamos a apoyar las listas de UP en todo el país. Es algo que nos diferencia mucho de Más País. Apostamos por una estructura federal que sea similar en todas las comunidades. No creo que funcione eso de en Valencia me presento con unos y en Andalucía con otros. Ya lo intentamos en Equo en su momento y fracasó porque al final los intereses de esas fuerzas están muy vinculados a sus regiones y comunidades. Los intereses de una fuerza verde trascienden a veces de eso.

Hablando de formaciones verdes y de ideología, ¿su partido es republicano?

Evidentemente tenemos ideología y por eso estamos donde estamos, eso a lo mejor nos diferencia de otras fuerzas. Entendemos que las políticas ecologistas cuando avanzan es con la izquierda. La totalidad de las leyes ambientales se han aprobado cuando ha gobernado la izquierda. Evidentemente, y en nuestros estatutos se dice, somos republicanos.

¿España se convertirá en un gran desierto si no se hace nada?

No me gusta ser alarmista, pero es el camino que vamos siguiendo. Lo dice la Aemet, en los últimos años las zonas semidesérticas han aumentado un 30% en la Península Ibérica. Son hechos. Está pasando delante de nuestras narices.

 

Photo gallery 9 paraísos amenazados por el cambio climático See Gallery

NUEVOS TIEMPOS