POLÍTICA
10/11/2019 23:36 CET | Actualizado 11/11/2019 15:35 CET

ERC baja, pero mantiene el liderazgo en Cataluña y vuelve a ser clave para un gobierno de izquierdas

Rufián ha prometido plantar cara a Vox: "Nos tendréis enfrente".

GETTY

Las elecciones generales del 10-N le han dado a Esquerra Republicana de Cataluña, la formación liderada por Oriol Junqueras, 13 escaños, uno menos que en los comicios del 28-A, pero suficientes para mantener el liderazgo en Cataluña y para volver a ser clave en un posible gobierno de izquierdas. Con el 22,57% de los votos y 13 escaños, ERC vuelve a ser la fuerza más votada en Cataluña y mantiene también el liderazgo del independentismo.

El cabeza de lista de la formación, Gabriel Rufián, ha celebrado los resultados y ha asegurado en su comparecencia que “hoy el republicanismo catalán ha sentenciado de la única manera que sabe el 10 de noviembre”.

Le sigue PSC, que ha recortado distancias, con los mismos 12 diputados que en los anteriores comicios, y el 20,66% de votos, mientras que JxCat mejora su resultado pasando de 6 a 7 escaños y el 13,73% de votos.

Los comuns mantienen los siete diputados de abril con el 14,11% de votos -obtiene más sufragios que JxCat pero menos representantes-.

Y tanto PP como Vox pasan de uno a dos escaños, aunque los populares obtienen un mayor porcentaje de votos, 7,33%, que Vox, 6,34.

La CUP entra en el Congreso con 2 diputados y el 6,32%, por delante de Cs, que pasa de 5 a 2, con un 5,61%.

En las elecciones de abril, ERC logró 15 diputados (24,61% de votos), el PSC 12 (23,21%), EnComúPodem 7 (14,85%), JxCat 7 (12,08%), Cs 5 (11,56%), PP 1 (4,84%) y Vox 1 (3,59%).

Photo gallery Las imágenes de la noche del 10-N See Gallery

ESPECIAL PUBLICIDAD