POLÍTICA
27/05/2019 14:47 CEST

Ernest Maragall pide gobernar en solitario con pactos puntuales de JxCat y Colau

El candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona no quiere formar coalición.

Agencia EFE

El candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona, Ernest Maragall, ha apostado este lunes por gobernar en solitario y contar con al apoyo puntual de JxCat y de los comunes para lograr ‘la libertad de los prisioneros políticos, el retorno de los exiliados’ y un referéndum de autodeterminación para Cataluña.

Maragall, que consiguió anoche la victoria en el consistorio barcelonés, ha aseverado en rueda de prensa que el escenario ideal sería un ‘acuerdo de amplia mayoría’ entre ERC, JxCat y la hasta ahora alcaldesa Ada Colau (Barcelona en Comú), pero ello ‘no es posible’ debido a la ‘mutua exclusión explicitada’ entre las otras fuerzas.

Por ese motivo, ha asegurado, ‘es de responsabilidad de un alcalde sin mayoría absoluta en el primer turno y sin mayores consideraciones’ ser elegido ‘si hace falta en la segunda vuelta’ tras haber sido la lista ganadora, con el 21,35 % de los votos y diez concejales.

Preguntado sobre un futuro gobierno republicano en minoría, Maragall ha asegurado que no ve ‘mucha diferencia’ entre gestionar el consistorio con diez o con once ediles, como ha hecho en la pasada legislatura BComú.

A su juicio, lo relevante es ‘llegar a acuerdos’ con los comunes y JxCat sobre la ‘libertad’ de los políticos encarcelados, el ‘retorno’ de los que están en ‘el exilio’ y sobre un futuro referéndum de independencia aunque -ha precisado- eso ‘no necesariamente signifique estar de acuerdo en otros temas de la ciudad’.

Ha insistido, además, en que está ‘orgullosamente decidido a gobernar la ciudad’ y que ‘entrará en conversaciones’ lo antes posible con BComú y JxCat para que ‘la capacidad de entendimiento quede plasmada en iniciativas y no sólo en declaraciones y retórica’.

No obstante, también ha alertado de la necesidad de ‘dejar asentar los resultados’ antes de cerrar alianzas porque ‘todavía pueden variar mucho’ debido al interrogante sobre los dos ediles del PPC, que podría acabar perdiendo si no llega al umbral del 5 % de los votos.

Por otro lado, Maragall, quien anoche tendió la mano a ‘todas las fuerzas’ políticas, ha señalado hoy que es ‘cada vez más evidente el abismo, la distancia, la incompatibilidad y la contradicción frontal’ de los republicanos ‘con una posición del PSC subordinada al socialismo español anclado en la represión y la negación de derechos’.

‘Si esto cambia (...) habrá que analizarlo en ese momento, pero ahora (un pacto con el PSC) es inconcebible’, ha indicado tras afirmar que, de todos modos, ERC mantendrá ‘el diálogo con el socialismo español’.

Asimismo, Maragall ha descartado una futura alianza entre Colau, PSC y Ciudadanos porque -ha afirmado- ‘es de una heterogeneidad tan absolutamente contradictoria que es del todo inverosímil’.

Finalmente, ha destacado que ERC, que se ha erigido como el primer partido político en Cataluña, se haya convertido en ‘la gran fuerza del catalanismo independentista en el país’ tras haber logrado el 23,48 % de los votos en Cataluña y 3.107 concejales.