BLOGS
22/11/2020 11:13 CET | Actualizado 22/11/2020 11:13 CET

Errores

Estimado compañero Pedro Sánchez, tiene al enemigo en casa, al Sr. Iglesias. Céselo.

Europa Press News via Getty Images
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en el Congreso. 

Una parte importante del PSOE ha estallado contra la suma de Bildu a los Prepuestos Generales, escaños que no eran necesarios en la tramitación de los mismos. Un absurdo, acertó como de costumbre Alfonso Guerra el lunes pasado en TVE.  Bildu tiene el derecho democrático de estar en el Congreso, por mucho que quiera romper España. Esa es la grandeza de la democracia, todos caben. Cuando Vox dice lo contrario, que defiende la Constitución y rechaza la permanencia de Bildu en el Congreso, realiza un ejercicio de hipocresía. A mi entender, cuatro son los pilares de la Constitución: la libertad e igualdad entre españoles, el modelo de la jefatura del Estado, la celebración de elecciones y la vertebración a partir de las comunidades autónomas (CCAA). Al negar Vox las CCAA, ataca a la Constitución. Mejor que se callen al respecto.

Volviendo a lo anterior, ETA y la extinta HB –se demostró en su día que eran lo mismo cuando por decisión judicial se encarceló a los dirigentes de HB– asesinaron a los compañeros socialistas Enrique Casas, mi tío Fernando Múgica, Fernando Buesa, Ernest Lluch, Froilán Elespe, Juan Priede, Joseba Pagaza e Isaías Carrasco. El problema y el pozo de Bildu, heredero de HB, es el de siempre, que se niega a condenar los atentados, y que por tanto los reivindica. Mi secretario general ha demostrado falta de sensibilidad hacia las víctimas de ETA, hacia todas y hacia las de mi partido. Es el enésimo barrizal al que le ha empujado el Sr. Iglesias. Mi secretario general, al aceptar los votos de Bildu, lanza un mensaje a la sociedad que puede ser interpretado: en el Gobierno manda UP. Va siendo hora de que Sánchez pegue un puñetazo en la mesa y reduzca las aspiraciones antidemocráticas de UP. De lo contrario el parecer de quien gobierna de verdad se extenderá como pólvora y no solo nos hará perder las elecciones, sino que también nos convertirá en el medio plazo en una organización residual. No me cansaré de repetirlo, extraviamos nuestro ADN, nos unimos a los socialistas de la UE que se han desvigorizado.

Estimado compañero Pedro Sánchez, tiene al enemigo en casa, al Sr. Iglesias. Céselo.

El Sr. Iglesias Turrión es el valedor de la izquierda abertzale y de ERC. El Sr. Iglesias no ha caído en algo, que siendo la mayoría de los votos de Bildu en las elecciones vascas un trasvase de los que antes iban a UP, Bildu se convierte en adversario de UP. Pese a ello los defiende. Le ocurrirá lo similar en Valencia, si hay que votar a la marca blanca, Podemos, la ciudadanía votará a la marca primigenia, Compromís. Allí se darán otro tortazo de muy señor mío. Al Sr. Turrión, con tal de manejar el poder, le es indiferente que su partido descienda por el sumidero de la historia.

El Sr. Turrión, en su camino al descalabro, comete otro error de cajón, el intentar que el catalán sea la única lengua vehicular en Cataluña, error forzado, por cierto. El artículo 3 de la Carta Magna dice: “El castellano es la lengua española oficial del Estado”. Ninguna referencia al verbo vehicular. No obstante, la STC 31/2010 afirma: “… las dos lenguas cooficiales sean reconocidas por los poderes públicos competentes como vehiculares”. Entonces la propuesta de lengua única es anticonstitucional. Sospecho que semejante personaje lo plantea a conciencia. Con el catalán como lengua vehicular, ahora que son mayoría los catalanes que están en contra de la independencia, lo que se logra en realidad es que en una sola generación la mayoría de los catalanes se posicionen a favor del independentismo. El gambito, sacrificar a Cataluña separándola de España, lo que busca el Sr. Iglesias, acaba irremediablemente en la brusca aparición de una república que eliminará de facto nuestra Carta Magna. Esa es la estrategia totalitarista del Sr. Iglesias, quebrar España a fin de ser él un poder absoluto como presunto presidente de la supuesta república. El Sr. Turrión falla por lo anterior, en el abrupto camino que planea su partido se transforma en cenizas. Pero conociendo sus argucias leninistas –la última expulsar a la dirigente andaluza de su partido–, seguro que se inventa unas siglas nuevas a su mayor gloria.

Memento mori, Sr. Iglesias.

En los Presupuestos la suma de los asesores del presidente pasan 7,8 a 16,53 millones de euros, más que el doble, la de mayor cuantía al gabinete del falaz Sr. Redondo. Nosotros hemos defendido siempre la austeridad en el gasto de los asesores, y así se lo hemos afeado al PP. Los populares lo utilizarán para atacarnos, cargados de argumentos que responderán a la certeza. Aquí se ve, una vez más, la muñeca bolchevique del Sr. Turrión. El Sr. Redondo está al mando de la denominada comisión de la verdad. De cara a las próximas generales, el PP puede lanzar una serie de consignas legítimas. El Sr. Redondo, con el mando en plaza de la comisión, de la mano del Sr. Iglesias, laminará las consignas del PP acusándolas de desinformación o fakes. Es una práctica característica de las dictablandas.

Estimado compañero Pedro Sánchez, tiene al enemigo en casa, al Sr. Iglesias. Céselo. En UP hay gente prudente y con valía para ocupar la Vicepresidencia, la ministra de Trabajo, que hace muy bien en defender el convenio colectivo frente a los sectoriales.   

#YONOMEOLVIDO