TENDENCIAS
26/06/2019 17:42 CEST

¿Esconde el final de 'Juego de Tronos' un giro oscuro del que nadie se ha percatado?

Todo tiene que ver con Danerys y (el hambre de) Drogon.

ILLUSTRATION: DAMON DAHLEN/HUFFPOST; PHOTOS: HBO/GETTY

“¿Qué comen los dragones, por cierto?”, pregunta Sansa Stark (Sophie Turner) en el primer episodio de la octava temporada de Juego de Tronos.

“Lo que quieran”, responde Daenerys Targaryen (Emilia Clarke) con tanta frialdad que podría hacer temblar al Rey de la Noche.

Por desgracia para la Khaleesi, esa respuesta también podría incluirla a ella.

Sí, un mes después del final de esta épica serie, todavía quedan dudas sin resolver. Por ejemplo:

¿Se comió Drogon a Daenerys?

En el último episodio de Juego de Tronos, Daenerys yace inerte en el suelo mientras su asesino, amante y sobrino Jon Nieve (Kit Harington) la observa. De repente entra Drogon al salón del Trono de Hierro y ve a su madre inmóvil y sangrando.

La muerte de Daenerys es demasiado impactante para Drogon. Como Simba con Mufasa, le da unos empujoncitos a su madre para ver si despierta. Al ver que no está dormida, Drogon empieza a escupir fuego sobre el Trono de Hierro hasta derretirlo. Agarra a su madre entre las zarpas y se aleja volando.

Algunos seguidores de la serie especulan que tal vez Drogon se llevó a Daenerys a Valyria, el antiguo hogar de los Targaryen. También existe la teoría de que se la lleva a Volantis para que una sacerdotisa roja la resucite. Lo último que se sabe de Drogon en la serie es que lo han visto en el Este, de modo que ambas teorías pueden ser ciertas.

Sin embargo, también existe la posibilidad de que Drogon, que apenas se ha alimentado durante la octava temporada, se haya comido a su madre.

Pero, ¿tiene credibilidad esta teoría?

ILLUSTRATION: DAMON DAHLEN/HUFFPOST; PHOTOS: HBO/GETTY

“¿Si podría comérsela? Sí, sería posible”, confirma la doctora Carolyn Rando, antropóloga forense de la facultad de arqueología de la University College de Londres. “No creo que podamos descartar que se la llevara para comérsela”.

Sin embargo, como seguidora de la serie, Rando tiene una teoría más optimista y no cree que Drogon quisiera comerse a la Khaleesi.

“Parece que los dragones de esta serie comprenden en cierto modo el comportamiento humano, de modo que la ven como a una madre. Se la llevó por duelo”, especula.

El otro ejemplo de la serie sobre cómo las mascotas pueden comerse a su amo apoyaría la versión de que Drogon no se come a Daenerys.

Al terminar la Batalla de los Bastardos en la sexta temporada, Sansa ejecuta a Ramsay Bolton (Iwan Rheon) haciendo que se lo coman sus propios perros, pero se trataba de unos perros muertos de hambre, aislados y entrenados para matar en condiciones hostiles.

Los dragones de Daenerys, en cambio, fueron criados con amor y la consideraban su verdadera madre.

“Cuando nacen, lo primero que ven es a ella. Me parece que esa impronta es muy poderosa. Si miras los estudios de animales en zoos, donde los crían para que se adapten de nuevo al mundo salvaje, utilizan marionetas que se parecen al animal en cuestión para que no tengan como referencia a las personas. Por eso creo que hay una impronta muy intensa. ’Es mi madre y la tengo que proteger”.

 
ILLUSTRATION: DAMON DAHLEN/HUFFPOST; PHOTOS: HBO/GETTY

Pero, por mucho que te quiera tu mascota, sigue siendo posible que te coma.

Según Rando, no es algo “común”, pero “sucede más de lo que pensamos”.

“Cuando analizas los estudios prácticos, solo se da bajo condiciones muy específicas”, señala Rando. Por ejemplo: “Cuando una persona vive sola, no recibe muchas visitas, ha muerto por causas naturales, la mascota no puede salir de la casa y no tiene otra comida. Esa clase de condiciones”.

La ansiedad también es un posible desencadenante. En una ocasión, un hombre se suicidó en la misma habitación en la que estaba su perro, y aunque solo tardaron 45 minutos en encontrarlo, su cara presentaba “considerables marcas de mordiscos postmortem”, según el estudio de caso.

No siempre se debe a conductas de alimentación; a veces pueden ser “conductas para llamar la atención”, como los lametones o los arañazos, que luego llevan a los mordiscos.

Son condiciones similares a las que se dan cuando Drogon encuentra a Daenerys.

En el primer episodio de la octava temporada, se revela que los dragones no están comiendo bien porque no les gusta el Norte. Aunque se puede argumentar que el metabolismo de los reptiles se ralentiza cuando hace frío y comen menos en estas condiciones, en la serie se encargan de dejar claro que Daenerys está preocupada por la falta de apetito de sus hijos y por lo poco preparado que está el Norte para alimentarlos.

Además, Drogon viene de incendiar una ciudad entera por orden de su madre, así que no es de extrañar que tenga hambre.

Como se ha dicho antes, Drogon empuja suavemente el cadáver de Daenerys, lo que se puede considerar una “conducta para llamar la atención” como la que lleva a un perro a comerse la cara de su amo. En cuanto al aislamiento, está claro que a Daenerys no le quedan muchos amigos a estas alturas.

Tyrion (Peter Dinklage) asegura en la sexta temporada que los dragones son inteligentes: “Más inteligentes que las personas, según algunos maestres”.

Tras la muerte de Daenerys, Drogon derrite el Trono de Hierro, quizás consciente hasta cierto punto de que ese es el culpable del sufrimiento de su madre (aparte de la daga que le ha clavado Jon en el corazón, claro).

No queda descartada la posibilidad de que Daenerys haya acabado convertida en tartar para Drogon, pero si de verdad tenía hambre, Rando tiene un buen motivo para no ser malpensada.

“Si se fuera a comer a alguien, se comería a Jon, que está ahí enfrente”.

 

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Estados Unidos y ha sido traducido y adaptado del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Photo gallery Qué ver en Osuna, lugar donde se grabó el capítulo 04x09 de 'Juego de Tronos' See Gallery
Photo gallery Errores en 'Juego de Tronos' See Gallery

ESPECIAL PUBLICIDAD