ECONOMÍA
05/05/2020 18:47 CEST | Actualizado 05/05/2020 19:14 CEST

Escrivá retrasa la previsión de Iglesias y sitúa los primeros pagos del ingreso mínimo en junio

Iglesias había apuntado su intención de que se cobrase ya en mayo.

EFE
José Luis Escrivá y Pablo Iglesias

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha avanzado en el Senado que el ingreso mínimo vial (IVM) se aprobará en uno de los Consejos de Ministros de mayo y que se podrá solicitar en cuanto la medida se ponga en marcha. Por ello, espera que se puedan empezar a hacer pagos “en el mes de junio”.

Este plazo retrasa la previsión del vicepresidente de Derechos Sociales y para la Agenda 2030, Pablo Iglesias, que prometió el pasado 16 de abril que se iban a “dejar la piel” para que la renta mínima se cobrase a partir de mayo.

En todo caso, Escrivá ha asegurado que esta prestación eliminará “casi completamente” la situación de pobreza extrema que sufren el 20% de los hogares españoles.

“Yo llevaré la propuesta en mayo y los pagos estarán disponibles ya en junio. Estamos diseñando un sistema multicanal para poder llegar a los más vulnerables, no solo desde la Seguridad Social, sino desde otras administraciones”, ha explicado el ministro en una rueda de prensa este martes.

Dirigido a entre un 20 y un 40% de las familias 

Así lo ha indicado durante el Pleno del Senado, en donde ha señalado que, según las estimaciones del Ejecutivo, se erradicará la situación “muy muy vulnerable” de estos hogares con pobreza extrema, además de “un porcentaje muy importante” de aquellos que sufren lo que se conoce como “pobreza mediana” y que están entre el 20% y el 40% de las familias.

Para llegar a estos datos, ha indicado el ministro, en el diseño de las ayudas se ha “diferenciado la tipología de los hogares para que sea más eficaz”. De este modo, el Gobierno se centrará “en una parte importante en las familias con niños, diferenciando por número de hijos” y también “focalizar” en los hogares “monoparentales”.

El responsable de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha hecho estas declaraciones en la Cámara Alta en respuesta a una pregunta de la senadora de ERC Mireia Cortés, quien ha advertido al ministro de la necesidad de que este ingreso mínimo vital sea “subsidiario o complementario” de ayudas similares ya existentes en las comunidades autónomas. En este sentido, ha puesto el ejemplo de la Renta Garantizada de Ciudadanía que la Generalitat puso en marcha en 2017.

Una renta subsidiaria a las autonómicas

Escrivá ha indicado que “evidentemente” la renta que prepara será “subsidiaria” a las que existan en las autonomías y ha apuntado que su departamento ya ha hablado con el Ejecutivo catalán para conocer de primera mano sus ayudas y poder interiorizarlas y que la Generalitat, en este caso, pueda “focalizar” su renta y reunir esfuerzos para erradicar la pobreza. Si el Ejecutivo catalán puede llegar a 60.000 o 80.0000 hogares, indica el ministro, el ingreso mínimo vital el Estado “va a ir más lejos”.

Para la senadora de ERC es importante que las ayudas del Gobierno sean complementarias a las autonómicas y, aunque ha celebrado la llegara del ingreso mínimo vital, ha advertido al ministro de la necesidad de que no invada competencias. A su juicio, “urge” poner en marcha una medida de esta calado “de manera ágil y sencilla y evitando la burocratización”.

Finalmente, Cortés ha preguntado al titular de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, si estas ayudas permitirán a muchos hogares españoles salir de la crisis generada por el Covid19. “Con las dimensiones de esta crisis, me parece que no puedo ir tan lejos. Pero que va a ser un instrumento importante para erradicar la pobreza extrema es incuestionable que va a ser así”, ha concluido Escrivá.