POLÍTICA
08/09/2020 22:37 CEST

Escrivá: "Si hubiéramos corrido con el Ingreso Mínimo Vital hoy le pediríamos el reintegro a 60.000 familias"

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha adelantado que van a simplificar los trámites para pedir la ayuda. "Probablemente se crearon expectativas de cobro muy rápidas".

EFE
Pablo Iglesias y José Luis Escrivá

Otro cruce de declaraciones en el Gobierno. José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, ha justificado los retrasos en el cobro del Ingreso Mínimo Vital, una tardanza que muchas familias han criticado y que el miembro del Ejecutivo entiende “por la angustia de la gente”. En una entrevista en Hora 25 de la Cadena SER, ha pedido “paciencia” y adelanta que van a simplificar la gestión para solicitar la ayuda, otro punto muy criticado por quienes han tratado de pedirla.

“Desde el principio planteamos un horizonte de tres meses para evaluar todas las solicitudes. Lo vamos a extender a final de año. Cualquier solicitud que se presente hasta final de año recibirá retroactivamente toda la prestación desde el 1 de julio”, ha apuntado el responsable de Seguridad Social.

Escrivá ha detallado haber evaluado “333.000 y unos 85.000 ya tienen prestación concedida. Probablemente se crearon unas expectativas de cobro muy rápido. Éramos conscientes de esto. Entiendo la angustia de la gente y me solidarizo. Hay un 40% a los que hemos reclamado más información. Hay muchas solicitudes con información incompleta y ha habido un 20% que no tienen derecho a la prestación o se han prestado por duplicado”. 

Cualquier solicitud que se presente hasta final de año recibirá retroactivamente toda la prestación desde el 1 de julioJosé Luis Escribá

“Si las hubiéramos dado de oficio estaríamos pidiendo reintegros. Imagina que hubiéramos corrido. Hoy le estaríamos pidiendo un reintegro a 60.000 familias. Eso es correr. Si hubiéramos ido por la vía rápida estaríamos en el reintegro y en un atasco mayor. No queremos que llegue a quien no tiene derecho a ella”, ha proseguido, en respuesta a, entre otros, Pablo Iglesias, que había reprochado la tardanza en los pagos a quien no tiene ni para comprarle los zapatos al niño.

Las dificultades para rellenar todos los datos correctamente han generado buena parte de esos errores. Por ello, “vamos a simplificarlo. Hay un proceso de aprendizaje. En lugar de como estamos haciendo ahora de solicitar la confirmación de que están apuntada al paro, lo que vamos a hacer es simplemente que esto se convierta en una obligación a posteriori.

“Estamos aprendiendo y estamos mejorando. 85.000 hogares están recibiendo ya la prestación y estas mejoras en los procesos harán que estemos ya en 150.000 casi a final de mes. Vamos a tener un acelerón muy fuerte porque hay mejoras que podemos introducir”, ha admitido el ministro. 

NUEVOS TIEMPOS