POLÍTICA
29/10/2020 21:26 CET | Actualizado 30/10/2020 12:34 CET

España, aterrada por el miedo del virus

La víspera del puente de Todos los Santos deja al país entre confinamientos, un nuevo récord de casos y un estado de alarma que se alargará hasta mayo.

Javier Zayas Photography via Getty Images
Un 'Halloween' muy diferente

El estado de alarma se alarga hasta mayo, mientras el estado de nervios crece por momentos. En la víspera del puente de Todos los Santos, el coronavirus es el verdadero miedo al que se enfrenta toda España, que vive inmersa en un reguero de informaciones y alertas constantes sobre confinamientos, nuevos casos y caos a cuenta del virus.

El objetivo está claro: evitar escapadas “innecesarias” durante estos días. Será un ‘Halloween’ diferente a cualquier otro que se recuerde; con menos disfraces y menos golosinas en las casas. Este año no estamos para fiestas, insisten las autoridades. 

El jueves ha dado para mucho en un día sin respiro al móvil. No es el primero así y no será el último. A primera hora de la tarde, el Gobierno ha logrado evitar una de sus pesadillas inmediatas: ya tiene el ‘sí’ del Congreso a prorrogar el estado de alarma seis meses, aunque a Pedro Sánchez le tocará rendir cuentas parlamentarias cada dos. 

Mientras sus señorías debatían, Cataluña y Cantabria se sumaban a la nómina de territorios confinados. En el primer caso, el cierre perimetral de 15 días irá acompañado de otro en los municipios, pero solo en fines de semana. Después llegó la Comunidad Valenciana, que se blinda durante una semana... y entre medias, el asterisco de Madrid.

Que Isabel Díaz Ayuso va a su aire, también de su vicepresidente, en la gestión de la pandemia no es nuevo. Esta semana lo ha vuelto a demostrar. Mientras las dos Castillas, con las que se reunió el miércoles para buscar medidas conjuntas, acordaban un confinamiento perimetral hasta el 9 de noviembre, ella dijo de golpe que no. O cerraba Madrid “días sueltos” o nada. Así se lo pidió al Gobierno y este jueves se ha salido con la suya: la región cerrará únicamente para los dos puentes (de los Santos esta semana y por La Almudena la próxima)

El mapa español marca en color “confinamiento” la práctica totalidad de los territorios. La última autonomía en sumarse ha sido este viernes Galicia, que ha ordenado el cierre perimetral de siete grandes ciudades para este puentes. Apenas Extremadura, Canarias y Baleares permanecen al margen de los cierres de fronteras... de momento.

La curva, sin control

Medidas urgentes para tratar de controlar una segunda ola que sigue sin freno. Hoy se ha vuelto a vivir un día ‘negro’. Sanidad ha reconocido el dato más alto de nuevos contagios desde que comenzó la pandemia, con 23.580. No es la única cifra aterradora: también se ha superado el pico de positivos con origen en las últimas 24 horas alcanzado ayer, con 9.395. Los números no dan respiro y aún tardarán en hacerlo, ha advertido Fernando Simón.

Decisiones “muy duras”, defiende el propio Simón, que por ahora huye de una expresión que ha querido hasta evitar verbalizar en su comparecencia —“confinamiento domiciliario”—, una opción que ha recobrado fuerza tras los anuncios de Francia y Alemania. 

Ayer, Emmanuel Macron anunció que los franceses volverán a quedarse en casa, mientras Angela Merkel decretaba el cierre de bares, restaurantes, locales culturales y gimnasios. Por ahora, defienden las autoridades españolas, no hay que llegar a tanto. Pero el ejemplo europeo está muy cerca y el miedo a verse de nuevo en casa se hace más presente.