NOTICIAS
19/06/2021 23:05 CEST | Actualizado 19/06/2021 23:30 CEST

España, incapaz de ganar a Polonia (1-1), se complica el pase a octavos

La selección de Luis Enrique, de mal en peor, sólo suma dos puntos en dos partidos.

Marcelo Del Pozo - Pool via Getty Images
Morata se lamenta durante el partido contra Polonia. 

Un gol en 180 minutos. Dos puntos en dos partidos. Y una imagen muy triste. Este es el resumen de la trayectoria de España en la Eurocopa tras los encuentros ante Suecia (0-0) y el de esta noche contra Polonia (1-1), en el que los de Luis Enrique fallaron un penalti en la segunda parte. 

El encuentro se decantó pronto para La Roja cuando Morata aprovechó un balón al área de Gerard Moreno para meter el pie y marcar el 1-0

Pero España tampoco hizo mucho más en ataque ante un rival claramente inferior y con importantes carencias defensivas. 

Polonia sólo tiene a Lewandowski, que no es poco decir. El delantero del Bayern se lo guisa y se lo come él solo y lo volvió a demostrar esta noche. 

A punto estuvo de darle el susto a Unai Simón en la primera mitad, pero el guardameta español resolvió despejando la pelota a un disparo del delantero, que aprovechó un rechace tras un tiro al palo. 

Pero nada pudo hacer cuando, en el minuto 54, el delantero polaco se impuso a Laporte y, de cabeza, puso el empate

Tres minutos después parecía que la suerte sonreía a España cuando el árbitro, gracias al VAR, pitó un penalti tras un pisotón de Moder a Gerard Moreno. 

El delantero del Villarreal fue el encargado de lanzar la pena máxima, pero envió el chut al palo. En el rechace, Morata fue incapaz de embocar la pelota a la portería. 

Y a partir de ahí España se encogió. Incapaz de crear fútbol y ocasiones, el partido fue transitando hacia el final en una agonía insoportable que destapa las carencias de un equipo que no se encuentra. 

La Roja no ha sido capaz de desmontar a una selección muy floja como es Polonia y ahora se jugará la clasificación para los octavos de final ante Eslovenia, que promete encerrarse atrás incluso más de lo que lo hizo Suecia en el primer partido. 

Salvo sorpresa, España las va a pasar moradas.