NOTICIAS
10/09/2019 16:56 CEST | Actualizado 11/09/2019 11:07 CEST

Una imparable España se mete en semifinales del Mundial de baloncesto tras vencer a Polonia (90-78)

El equipo de Scariolo dominó el marcador en todo momento pero no llegó a romper el partido hasta los últimos minutos.

EFE

La selección española se ha clasificado para semifinales del Mundial de Baloncesto que se celebra en China después de vencer 90-78 a Polonia en cuartos de final.

El equipo de Scariolo llevó el peso del partido en todo momento, pero no fue hasta bien entrado el último cuarto cuando rompió el encuentro gracias a las actuaciones de un excelso Ricky Rubio (19 puntos y 9 asistencias), especialmente en la segunda mitad, así como de Willy Hernangómez (18 puntos), su hermano Juancho y Rudy Fernández, ambos con 16.

Polonia se presentaba como una incógnita en su debut mundialista y paso a paso ha ido superando rondas gracias a su juego coral y buen planteamiento táctico de su seleccionador, Mike Taylor, que hoy se ha hecho viral por su llamativo timbre de voz.

Anécdotas al margen, el técnico polaco (de nacionalidad estadounidense) supo sujetar a Polonia en el marcador, sin permitir que España se marchara más de 10-13 puntos hasta el último cuarto, donde incluso hubo un conato de remontada (76-72 a falta de seis minutos).

Así, la selección española se movió a rachas en los tres primeros cuartos, inspirada en la línea de tres (Rudy, cinco triples sin fallo; Ricky y Juancho, tres), pero sin llegar a imponer su superior calidad técnica y hombre por hombre. Por ejemplo, Marc Gasol, un tanto irregular. Mientras, el combinado del este de Europa se apoyaba, aún sin demasiado peso específico en un solo hombre, en Waczynski, Slaughter, Ponitka (todos ellos con pasado o presente ACB) o Hrycaniuk.

A la vuelta de los vestuarios (46-41 a favor), España se apretó en defensa, poniendo en problemas al combinado polaco, cuyo menor nivel se hacía más evidente cuanto más dura era la presión en la zona española.

Sin embargo, apoyados en su base A.J. Slaughter (19 puntos y seis asistencias) -jugará este año en el Real Betis de ACB- los debutantes no se vinieron abajo y siguieron confiando todo en la fuerza de su bloque, pero ya no pudieron darle la vuelta al choque que daba el pase a la lucha por las medallas.

Polonia se lleva un meritosísimo puesto de cuartofinalistas en su primer Mundial con victorias sobre la anfitriona o Rusia.

España se medirá este viernes al ganador del Australia-República Checa por un puesto en la gran final.

ESPACIO ECO