NOTICIAS
20/06/2019 16:27 CEST | Actualizado 20/06/2019 16:27 CEST

España se sigue manteniendo como la cuna del talento deportivo

Nuestros deportistas demuestran su maestría en numerosas disciplinas a nivel internacional.

Hace unos días, medio mundo tenía la mirada puesta en la gran final de la Roland Garros y el fenomenal duelo entre Dominic Thiem y el español Rafa Nadal. El manacorí disputaba el partido que le separaba de su duodécima copa de Mosqueteros y, tras más de tres horas dándolo todo sobre la tierra batida, logró alzarse con la victoria.

El HuffPost

Un talento que lleva golpeando la raqueta al más alto nivel desde que tenía 16 años, y que suma ya 18 grand slams ganado a su trayectoria deportiva. Intratable, con una resistencia casi inhumana y una precisión a la altura de otra de las grandes leyendas del deporte, Roger Federer, este tenista balear siempre ha demostrado ser todo un talento en el tenis.

Su caso es uno de los más recientes que tenemos, pero lo cierto es que no es el único que podemos encontrar cuando repasamos el papel de nuestros profesionales del deporte en todo el mundo. Muchos deportistas españoles han sido exitosos a lo largo de toda nuestra historia; pero, desde que arrancó el siglo XXI, hemos subido el listón hasta unos niveles antes impensables.

Jugadores de baloncesto que han acabado compitiendo en la liga referente a nivel mundial, la NBA, tenistas que revientan récords cada vez que golpean la pelota, ciclistas con una pedalada imparable y, por supuesto, una liga a la que mira todo el planeta cuando suena el pitido del árbitro y comienza a rodar el balón.

El fútbol es el deporte rey, y en su trono se sienta LaLiga, la primera división española, reuniendo a varios de los mayores talentos de todo el planeta con el esférico. Leo Messi y Cristiano Ronaldo son dos nombres con los que estamos familiarizados, pero lo importante no son solo sus goles, son todos esos nombres que les acompañan.

Sergio Ramos, el célebre Íker Casillas, el amado Raúl González Blanco y otros tantísimos que todos los que conocemos el fútbol recordamos más que de sobra. Los futbolistas españoles han dejado muy claro que tenemos y hemos tenido una de las mejores plantillas del planeta, y a la vista está con el resultado del Mundial de 2010 y aquel tiro de Iniesta en la prórroga.

Talento internacional en la península Ibérica

Antes lo hemos mencionado de refilón, pero lo cierto es que merece una mención especial. Si miramos a todos nuestros deportistas, el caso de Pau Gasol es uno de los más sonados de toda nuestra historia. El segundo jugador español que entra en la NBA, pero el más joven en conseguirlo y el primero en formar parte de los equipos que disputan un All-Star Game en esta liga, allá por el año 2006.

Su trayectoria ha servido de inspiración para otros muchos deportistas, y fue precisamente la cabeza de una nueva oleada de talentos entre los que hay nombres como Serge Ibaka, Marc Gasol, Ricky Rubio o Juancho Hernangómez. Todos estos, que han demostrado ampliamente su talento en la ACB española, han pasado los últimos años en la NBA, compitiendo codo con codo con lo mejor que ha dejado este deporte en todo el mundo.

Todo esto no hace más que reforzar lo que los nombres de nuestra tierra están consiguiendo en el mundo deportivo durante las últimas décadas. Hasta Asturias se ha vuelto famosa en países como México gracias a las pasiones que ha desatado el piloto Fernando Alonso dentro del deporte mexicano.

Nuestras canteras están repletas de talento en muchas disciplinas deportivas diferentes, y demuestran que podemos mirar a España con mucho orgullo cuando pensamos en todo lo que ha sido capaz de lograr en las competiciones más importantes del mundo entero. Talento, desde luego, no nos falta.

Finales de Champions League, Roland Garros, competiciones de Fórmula 1, Mundiales de Fútbol, Eurocopas, All-Stars de la NBA… Todas estas celebraciones tan importantes han tenido en alguna que otra ocasión el nombre de uno o de varios españoles como ganadores, todas estas han demostrado el enorme potencial que tenemos dentro del mundo deportivo.

Y lo mejor es que todo esto sirve de inspiración para los nuevos jóvenes que se acercan al mundo del deporte con la intención de darlo todo. Son referentes en una gran cantidad de disciplinas deportivas diferentes, alimentando la pasión y la ambición de la sangre joven que llegan con más fuerza que nunca. Hemos logrado coronar los montes más altos del deporte, pero podemos apuntar todavía más arriba en los próximos años.
¿Qué más podremos ver en este mundillo? Tenemos mucho tiempo para descubrirlo, pero no hay que dejar de tener en el punto de mira a los nuevos talentos que surgen, porque sobre sus hombros recae la oportunidad de volver a hacer historia.