ECONOMÍA
26/04/2019 14:27 CEST

Esta es la marca de cosméticos que arrasa en Asia

Quien dice L’Oréal dice éxito. Es la Coca-Cola de la cosmética y los perfumes. Sus marcas se reinventan constantemente, al mismo ritmo que sus productos estrella, y esto se traduce en mayores ventas.

El éxito de la gran empresa francesa se reproduce poco en otras firmas. Son años de trayectoria y, sobre todo, de acierto en aquellos mercados en los que el crecimiento puede responder a las expectativas. L’Oréal normalmente acierta con sus decisiones estratégicas; acertó incluso durante la crisis.

Hace unos días, el mercado estaba pendiente de sus resultados. Había dudas sobre los mercados asiáticos —su gran apuesta— tras la desaceleración, que ellos fueron los primeros en predecir en Europa. ¡Y pum! Éxito: un 7,7% de incremento en las ventas en el cuarto trimestre, en comparación con el mismo trimestre del año anterior. 

La estrategia de L’Oréal, que lleva el nombre del holding y de la marca más asequible, una vez más ha sido la acertada —por cierto, igual que Estée Lauder, que también apostaba desde hace cuatro años por el mercado asiático de lujo—.

GETTY IMAGES

 

China se mantiene como el principal mercado en el lejano oriente, y crece a un ritmo espectacular el consumo de productos cosméticos, maquillaje y perfumería de lujo y original. Todo ello pese a los impuestos y a las trabas a la importación, y pese a las dudas que suponían las tensiones entre el gobierno chino y el estadounidense. Los ingresos de L’Oréal alcanzaron los 7.100 millones de euros en el cuarto trimestre. El crecimiento de las ventas comparables superó el aumento del 6.4 % que tenía previsto el mercado del sector.

Para el año 2018 en su conjunto, las ganancias operativas de la compañía aumentaron un 5,3% hasta los 4.700 millones de euros. Y las ventas de los productos estrella son las que no dejan de sorprender. En China triunfa toda la colección Eclat, que lleva más de dos décadas reinventándose. Hace unas semanas se lanzó una colección cápsula con nuevo diseño, tanto para el corrector de ojeras como para los labiales. Estas colecciones cápsula se venden como churros, sobre todo en los aeropuertos.

En lo que a los labiales respecta, las ventas alcanzan cifras espectaculares, especialmente de la marca Láncome, que con su Absolu Rouge Drama sigue batiendo récords, en un año que se presenta con el coral como color icónico en las marcas de moda y en los maquillajes.

Su CEO, Frabrizio Ferda, ha asegurado que esta año apuestan por seguir creciendo y sorprendiendo al mercado. Lo veremos: tradicionalmente el año del cerdo es visto con mucho optimismo en las culturas asiáticas.

EL HUFFPOST PARA IKEA