TENDENCIAS
30/12/2019 16:12 CET | Actualizado 31/12/2019 09:19 CET

Estas son las 9 tendencias en bodas para 2020

Si sois del grupo de los mortales que tiene que organizar una boda el año que viene, conocer las tendencias os puede servir para haceros una idea de las posibilidades y conseguir algo de inspiración.

Bodas 2020

Cuando nos piden matrimonio o le pedimos la mano a nuestra pareja todo a nuestro alrededor se convierte en algo borroso parecido a un sueño. Una mezcla de ansia, ilusión, nervios, satisfacción y sobresalto nos invade pensando en el esperado día y en todos sus detalles. La industria de las bodas es una de las que más se ha sabido adaptar a una demanda creciente que ve en el enlace matrimonial la posibilidad de llevar a cabo fantasías de cuento acompañados de nuestros seres más queridos.

Es por eso que hacerse con las mejores ideas para desarrollar una experiencia ideal es la gallina de los huevos de oro para cualquier futuro marido o mujer. Si sois del grupo de los mortales que el año próximo debe organizar una boda, conocer las tendencias que vienen os puede servir para haceros una idea de las posibilidades y hasta para conseguir algo de inspiración, teniendo en cuenta que siempre deberéis hacer una ceremonia adaptada totalmente a vuestros propios gustos.

 

Invitaciones informales y personalizadas

¿A quién invitamos a la boda? Empecemos por el principio. Esta decisión es una de las primeras cosas que nos vienen a la menta cuando decidimos casarnos. No obstante, aunque en la planificación de toda la ceremonia las invitaciones de boda que se mandan a los invitados no son lo primero en gestionarse, podríamos decir que son algo así como la primera impresión que estos tienen acerca de qué estilo tendrá la boda. 

Es por eso que su diseño debe ser un reflejo de la personalidad y la forma de ser de los prometidos. Últimamente lo que más se lleva como tendencia son las invitaciones personalizadas, haciendo hincapié específicamente en características tanto del futuro marido como de la futura mujer, ya sea de su carácter, de sus aficiones o de su trabajo. Incluso para bodas pequeñas se pueden llegar a personalizar targetas para los diferentes invitados, apelando de este modo a la emotividad de cada uno de una manera mucho más directa.

 

Rincones exteriores y espacios llenos de luz

Uno de los principales factores que tenemos en cuenta cuando debemos planear la boda es el espacio en el que haremos tanto la ceremonia como el banquete. Decorar el lugar de un modo que nos identifique y nos sintamos cómodos es lo más adecuado para disfrutar del día y hacer que los demás se sientan integrados en nuestro mundo. Este año que viene lo que más se llevará en líneas generales son los estampados y las texturas en diferentes elementos, además de una proliferación de espacios repletos de luces cuya intención es crear un ambiente romántico perfecto para las fotos más bonitas.

Algo que también va a continuar estando de moda son los diseños de exterior adaptados en formas de descanso y charla, para que los invitados dispongan de una zona donde interactuar. 

 

Mesas con centros de flores

Cuando hemos solventado la preocupación de a quién invitamos, otro dolor de cabeza aparece de repente: ¿qué hacemos con las mesas? No sabemos cómo pero afortunadamente los prometidos consiguen tener un máster en jugar al tetris en lo que a esta cuestión se refiere, lo que nos lleva a lo siguiente: la decoración de las mesas del banquete. Este 2020 lo que más se va a llevar son los centros de flores enormes en mesas color neutro y las velas como complemento, con una decoración cuidada y elegante adaptada al propio estilo de la boda. 

 

Otras cosas que debes tener en cuenta para tu día del “sí, quiero” si te vas a casar el año que viene

La evolución de la sociedad ha ido paralela a la concepción de las bodas, haciendo que algunas opciones que antes nos parecían imposibles ahora se tengan en cuenta en dichas celebraciones. Por ejemplo, la preocupación por el medio ambiente es algo que también ha llegado a la industria nupcial. Esto ha hecho que muchos novios apuesten por gestos eco-friendly para mejorar la sostenibilidad, como por ejemplo apoyando los productos locales para su menú o donar lo que sobre a comedores sociales. 

Otro de los ejemplos que podemos ver este año próximo es la diversidad absoluta en el estilo del vestido de boda. Aunque el típico vestido blanco y largo continúa siendo la apuesta casi mayoritaria por todas, son muchas las que se deciden por opciones menos tradicionales que se adapten más tanto a sus gustos como a su propia comodidad, entendiendo que el outfit de nuestra boda debe representarnos al 100%. Incluso algunas cambian el color blanco por otros, por ejemplo, tonalidades pastel. Así que si te casas este 2020... ¡estáte alerta de todas las novedades y sorprende a tus invitados con las tendencias más actuales y modernas del momento!

NUEVOS TIEMPOS