INTERNACIONAL
26/03/2019 10:13 CET | Actualizado 26/03/2019 15:29 CET

Esto es lo que pasó en la conquista de México por la que López Obrador quiere que Felipe VI pida perdón

Así se recoge en los libros de historia.

Wikipedia

Entre declaración y declaración, un poco de historia: el presidente de México, López Obrador, ha desvelado que, vía carta enviada a principios de marzo, ha pedido al rey Felipe VI y al papa que se disculpen por los abusos cometidos por el Imperio español durante la conquista de México. Para hacer la revelación ha elegido un lugar singular: el suroriental estado de Tabasco. Está allí para conmemorar los 500 años de la Batalla de Centla, en la que los indígenas mayas chontales fueron derrotados por las tropas de Hernán Cortés. 

Esta batalla es el primer capítulo de la conquista de México, por la que López Obrador exige ahora disculpas. El Gobierno de España ha rechazado con firmeza entonar un mínimo de mea culpa, y los historiadores, consultados por El País, han sido rotundos: “Es una distorsión de los procesos”.

Para entender el porqué de la reivindicación de López Obrador, hay que contextualizarla: el próximo 2021 se celebran 500 años de la caída de Tenochtitlán y 200 años de la independencia de México. Pero antes de eso hay que pasar por otro capítulo: la llegada de Cortés con medio millar de hombres y que acabó con la victoria de los conquistadores españoles. El Gobierno de López Obrador sostiene que no se puede celebrar ninguna conmemoración sin ir antes a una reconciliación, por lo que quiere diseñar una hoja de ruta hasta ese año para convertir a 2021 como el año “de la gran reconciliación”, en palabras del presidente mexicano.

Ocurrida el 14 de marzo de 1519, la Batalla de Centla fue el primer choque armado entre los mayas chontales del actual Tabasco y los españoles de Hernán Cortés, que tras salir victoriosos continuaron su avance hasta la conquista de Tenochtitlan, en 1521.

Entre los factores relevantes derivados de la batalla, está el hecho de que los mayas obsequiaron a Cortés con 20 mujeres, entre las que se encontraba la Malinche, llamada Marina por los españoles y que se convirtió en su amante, consejera y principal traductora durante la conquista de México.

 Primer “encuentro de carácter militar”

Tal y como recoge en el Instituto Nacional de Antropología, esta batalla fue el primer encuentro de carácter militar, ordenado y formal entre los españoles y los mesoamericanos.

Los hechos comenzaron el 12 de marzo de 1519, cuando, ante el asombro de los habitantes de Centla, aparecieron los 11 barcos de Cortés y sus 750 hombres en la desembocadura de los dos grandes ríos del Sureste: el Grijalva o Mezcalapa y el Usumacinta. “Los [habitantes] locales quedaron impactados y cuestionaron el motivo del desembarco, ante lo cual el conquistador español expuso su demanda de agua y comida”. Mientras los mayas-chontales consultaban a la clase alta para saber si atender las exigencias de los extranjeros, “esa noche Hernán Cortés hizo desembarcar con sigilo a cerca de 150 soldados; en tanto, los mayas resolvieron llevar al día siguiente algo de comida: tortillas y pescado seco”.

En el encuentro, “Cortés mostró su inconformidad por no recibir agua. Los nativos le recomendaron que tomaran del río; los ibéricos insistieron y aprovecharon para exponer otras causas de su visita: la oferta de protección o de tutoría del rey español, entre otras”.

Tras la negativa y la precariedad de las traducciones con los mayas-chontales, el conquistador envió a Alonso de Ávila con un escuadrón a rodear el pueblo a la espera de la señal de ataque. Mientras, él y 80 soldados se dirigieron hacia Centla en pequeñas barcas artilladas. Según estas fuentes históricas, al ver que los españoles no se retiraban, los mayas-chontales dispararon sus flechas.

Según las crónicas de la época, la batalla culminó con los indígenas derrotados. Tras esto, Cortés desenvainó su espada y asestó espadazos a una ceiba, árbol sagrado de los mayas, como símbolo y protocolo del triunfo de los españoles en América.

Lo que quiere López Obrador

Al inicio del vídeo que ha distribuido López Obrador, detalla que se encuentra en una zona arqueológica de Tabasco y se dirige a Centla para conmemorar la batalla de Centla en la Playa Punta de los Palmares: “Estamos conmemorando el día de hoy la batalla que tuvo Cortés con los chontales. La primera batalla de la llamada conquista, o descubrimiento o encuentro de dos mundos o dos culturas”, señala el líder de Movimiento Regeneración Nacional (Morena). 

Para López Obrador, esta “conquista o descubrimiento” fue en realidad una “invasión”. “Y se cometieron muchas arbitrariedades. Se sometió a los pueblos, lo que ahora conocemos como nuestra América. Todo el continente nuevo, recién descubierto. Fue una invasión”, considera.

 

 

 

 

ESPACIO ECO