Esto es lo que puedes hacer para aliviar tus piernas cansadas por el calor

Las molestias son inevitables pero se pueden controlar cambiando algunos hábitos y adquiriendo otros.

Las altas temperaturas propias de esta época del año pueden provocar sensación de pesadez, hinchazón y hormigueo en las piernas. Es lo que se conoce como síndrome de piernas cansadas, que afecta a más de un 20% de la población y tiene cinco veces más incidencia en mujeres que en hombres.

La retención de líquidos y la mala circulación son las principales causas de estas molestias que “aparecen por distintos motivos como problemas circulatorios linfáticos o venosos, sobrepeso, estar de pie muchas horas, sedentarismo, alteraciones hormonales y, por supuesto, el calor”, explica Virginia Sánchez, directora médica de Clínicas Dorsia.

Durante el verano, los síntomas se agravan debido a que el aumento de temperatura dilata los vasos sanguíneos y linfáticos alterando la circulación y aumentando la retención de líquidos. Y aunque es inevitable, la buenas noticia, asegura el doctor Cerrud, experto en nutrición, “es que se pueden controlar cambiando algunos hábitos y adquiriendo otros”.

Aquí algunas recomendaciones de los expertos en salud:

  • Poner las piernas en alto siempre que sea posible
  • Evitar pantalones y calzado apretados

“Además, conviene utilizar medias de descanso. En verano, se pueden poner al llegar a casa”, recomienda la doctora Sánchez.

  • Elevar 15-20 grados las piernas en la cama al dormir
  • Beber mucho líquido

Aunque parezca lo contrario, aclara el doctor Cerrud, la ingesta de más líquido no supone mayor retención porque “cuanta más agua se beba, más se obliga a los riñones a trabajar eliminando el agua retenida”.

  • Evitar alimentos procesados ricos en azúcar o sal
  • Evitar el agua con gas o bebidas carbonatadas
  • Aumentar la ingesta de fibra, frutas y verduras bajas en sodio y altas en potasio

“Existen muchos alimentos con propiedades diuréticas, drenantes y depurativas. Perejil, cebolla, apio, espárragos, té verde, piña, hinojo, alcachofas, coles, cebolla, apio, pepino, calabacín o aguacates son algunos de los alimentos que ayudan a eliminar el agua que sobra”, aconseja el experto.

  • Evitar el tabaco y el alcohol
  • Caminar, correr o nadar al menos 30 minutos al día

“La contracción muscular que se produce en las piernas al hacer ejercicio tiene un efecto de masaje drenante sobre los vasos linfáticos y venosos”, aclara la experta.

  • Perder peso si está indicado
  • No estar de pie muchas horas
  • Levantarse regularmente si se trabaja sentado
  • Darse duchas de agua fría en las piernas


Cremas, masajes y tratamientos

Además de adoptar estos hábitos para aliviar esas molestias de las piernas cansadas que interfieren en la calidad de vida, puede ser beneficioso recurrir a una ayuda extra.

Por ejemplo, es recomendable utilizar cremas drenantes y refrescantes. “Estas son efectivas si se aplican a la vez que se realiza un automasaje que ayuda al retorno del líquido al torrente circulatorio”, recalca la doctora Sánchez. “El masaje debe ser suave, nada doloroso y realizarse siempre hacia arriba durante unos 5 a 10 minutos por pierna. Se inicia en los tobillos con movimientos ascendentes hasta la zona posterior de la rodilla donde masajearemos también con movimientos circulares para ascender después hasta la mitad del muslo”, explica.

Coinciden además los dos especialistas en recomendar la presoterapia, un tratamiento que, en los casos más molestos, aplicado durante 30-45 minutos de 2 a 3 días a la semana, es de gran alivio, sobre todo en los meses del verano.

Por último, advierte la doctora Virginia Sánchez: “Cuando exista dolor o inflamación permanente de las piernas es necesario acudir a un especialista, un cirujano vascular”. Si se tienen varices, es recomendable eliminarlas -apunta-, “ya que ayudaremos a evitar la pesadez y mejoraremos la estética de esa parte del cuerpo”.

20 reglas de la salud, según Verónica Casado